Sergio García Torres vuelve a manipular una foto para acusar a los galgueros de matar a sus perros
Animalistas

Sergio García Torres vuelve a manipular una foto para acusar a los galgueros de matar a sus perros

«Voy a coger una foto de dos cachorros muertos y voy a culpar a los cazadores». Esta parece la torpe estrategia de un cargo público al mando de la dirección de Derechos de los Animales. Pero las redes sociales vuelven a desenmascarar sus claras intenciones.


Dos cachorros muertos dentro de una bolsa de basura. Se trata de dos galgos de pocos días de vida. El tópico más recurrido por los animalistas anticaza para intentar implicar a todo un colectivo, el cinegético, sin aportar prueba alguna, solo frases manidas y repetidas hasta la saciedad. La intención también se ve venir de lejos. Entramos en unas fechas claves para la tramitación de su “ley animalista”, y en Internet y en varios medios de comunicación afines a la ideología vegana y animalista se difunde este tipo de contenido manipulado recurrentemente.

Objetivo: hacer creer que los perros están desprotegidos

La publicación de García Torres intenta hacer creer que los perros fueron matados por cazadores en cuanto nacieron. Lo llama “descartes de la cría de galgos para la caza”. Y no solo esto, sino que asegura que los cazadores hacen esto en miles de ocasiones. ¿Pruebas? No las esperes, ni datos como cuándo ocurrió, dónde, la denuncia a quien lo hizo… Porque si asegura que se trata de cazadores, debería tener pruebas de ellos, como poco, el nombre del responsable de tal deplorable acto y su licencia de caza. Pero no es así.

Se trata de otra acusación vacía y populista para volver a mentir sobre la situación de los perros de caza, que sí están protegidos por una severa ley, como el resto de mascotas.

Los perros de caza ya están protegidos por la ley

Porque la estrategia de Torres y del animalismo es clara: enarbolarse como salvadores de los perros con una ley que definen como innovadora, sin hablar de que la reforma del Código Penal de 30 de marzo de 2015 convirtió a la legislación española en una de las que mayor grado de protección ofrece sobre materia de protección animal.

“Nunca llegaron a tener un nombre, fueron descartes de la cría de galgos para caza. Como estos, miles. ¿Alguien puede de verdad querer desproteger a estos perros? ¿Quién puede estar en contra de querer perseguir este maltrato?

¿Descartes de cría? Tan fácil de desmentir que resulta ridículo

Si inspeccionas con detenimiento la foto, algo que no parece haber hecho Torres, verás que uno de los cachorros tiene una venda pegada a una de sus patas delanteras, prueba de que ese perro ha recibido asistencia veterinaria. Esto se convierte en un indicio definitivo de que ese perro no ha sido matado por alguien nada más nacer, como asegura el animalista del Gobierno en su publicación, al catalogarlo como “descartes de la cría de galgos para caza”. Así se lo hace ver un usuario en su propia publicación:

Pero no ha sido el único comentario que ha ridiculizado al cargo público pagado con todos nuestros impuestos.

Comparte este artículo
Autor: 
  
1380 0

Publicidad