El presidente del Pacma intenta culpar a los cazadores por una supuesta perra herida con un arma que ni siquiera es de caza
Polémica

El presidente del Pacma intenta culpar a los cazadores por una supuesta perra herida con un arma que ni siquiera es de caza

La manipulación alcanza unas cotas tan absurdas y torpes que resulta muy sencillo desacreditar a los animalistas que intentan culpar a los cazadores.


Ante todo, desde la redacción de Club de Caza condenamos los actos que han llevado a una podenca a tener que ser intervenida por haber sido tiroteada por algún desalmado que esperamos sea identificado y caiga sobre él todo el peso de la Ley.

Pero lo que no se puede admitir es que manipuladores como Javier Luna, actual presidente del PACMA y responsable de Galgos del Sur, un partido político que se ha visto en estas polémicas en multitud de ocasiones, y abajo te dejamos enlaces a las más vergonzantes, intente utilizar un acto vandálico e inhumano para manchar a un colectivo que nada ha tenido que ver en él.

No image

El propio presidente del Pacma se descredita al asegurar que los balines han salido de escopetas de caza, evidenciando desconocimiento o manipulación extrema.

¿Confunde balines con perdigones?

Solo hay que atender a las fotografías que el propio Javier Luna, el mismo animalista que no sabe distinguir entre un ciervo y un corzo o que encuentra la calavera de un rumiante y la confunde con la de un perro que se aventura a asegurar que es de caza y matado por cazadores, ha incluido en una publicación en la que presenta su versión manipulada de los hechos. En ellas, vemos cómo los proyectiles que supuestamente han extraído del cuerpo de la perra herida se corresponden a munición disparada con carabinas de aire comprimido, es decir, balines, algo muy distinto a los plomos que cargan los cartuchos utilizados para la caza.

No image

Uno de los proyectiles supuestamente extraídos del cuerpo de la perra, con la forma de un balín de una carabina de aire comprimido.

Y el propio Javier Luna sabe, o debería saber, que estas armas no se pueden utilizar en modalidad alguna de caza. ¿Qué significa esto? Que el responsable de este acto condenable no es un cazador haciendo uso de “una escopeta de caza, como asegura el animalista en sus redes sociales, sino un desalmado con una carabina de aire comprimido.

¿Quieres reír un rato? Te recordamos más casos escandalosos del Pacma y su buda manipulación de la realidad

Atacar a la caza, haya motivo o no. Esa es la premisa del Pacma para intentar manipular a la sociedad y que esta acabe compartiendo su criminalización de la actividad cinegética. Pero desde Club de Caza seguiremos desenmascarando a estos manipuladores.

Comparte este artículo
Autor: 
  
118 0

Publicidad