Nacional

La ministra anticaza Ribera quiere que el lobo sea especie no cinegética en Castilla y León tras una solicitud de una asociación conservacionista

El ministerio presidido por Teresa Ribera recomienda a la Junta que el lobo se incluya en la lista de especies silvestres en régimen de protección especial tras recibir una solicitud de la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico.


  Lobo
Lobo

El Ministerio de Transición Ecológica recomienda a la Junta que el lobo se incluya en la lista de especies silvestres en régimen de protección especial (Lesrpe), por lo que se convertiría en un animal no cinegético en Castilla y León.

Todo esto ocurre después de que el ministerio presidido por Teresa Ribera emitiese un dictamen en el que se recomienda la inclusión del cánido en el Lesrpe. Por lo tanto, la caza del lobo estaría prohibida en Castilla y León, aunque las cifras digan que las poblaciones de lobos aumentan significativamente año tras año. Al norte del Duero, el lobo es una especie cinegética y al sur, protegida.

Todo parte de una petición de Ascel

La Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (Ascel) solicitó incluir al lobo en el Catálogo de Especies Amenazadas en categoría de vulnerables y, de no aceptarse la propuesta, incluirlo en el Listado de Especies Silvestres.

El argumento del dictamen de Transición Ecológica asegura que el lobo tiene una gran importancia ecológica al tratarse de un carnívoro y que, además, la inclusión en la lista se basa en la «indudable importancia científica y cultural del lobo».

La Junta asegura que se habla de datos antiguos y sin rigor

El informe ha sido trasladado a la Junta de Castilla y León y desde Medio Ambiente ya aseguraron que no comparten la propuesta iniciada por Ascel ya que los datos son antiguos y no tienen rigor científico.

912 ataques del lobo en Castilla y León el año pasado

Las últimas cifras publicadas por la consejería de Fomento y Medio Ambiente del Ejecutivo autonómico muestran como en el pasado año 2019, la Comunidad registró 912 ataques que causaron 1.205 muertes de cabezas de ganado. Además, recogen como Ávila es una de las provincias más afectadas por este cánido.

El censo nacional de 2012-2014 mostró la existencia de unas 300 manadas en España, según los datos publicados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. La población ibérica se estimó en unos 350 grupos y casi 2.500 ejemplares.

Comparte este artículo
Autor: 
  
15786 0

Publicidad