Franchi Affinity Pro
Una ultraligera muy original

Franchi Affinity Pro

Utilizando maderas ligeras embellecidas y un cañón de 61 cm sin banda para “un tiro más instintivo”, Franchi ha creado esta versión ultraligera de su semiautomática Affinity, cuya principal utilidad es la caza al salto.


La razón fundamental por la que pedí a BBI esta escopeta semiautomática es porque, según Franchi, ha sido “estudiada y diseñada sin banda para un tiro más instintivo” y, además, dado que es una ultraligera, la recomienda para practicar “caza errante con perro”, que me he tomado la licencia de traducir por caza al salto­. Y, aunque no dudaba de Franchi y menos aún de sus Affinity, pues he probado varias versiones y todas son ergonómicas y funcionan bien, si quería averiguar cómo estaba diseñada y probarla tirando unos platos porque, cazando al salto (o en mano) con perro o sin este, los lances no siempre se resuelven con un tiro instintivo, muchas veces es necesario apuntar y juzgar el adelanto antes de disparar y no es fácil hacer esto último con un cañón sin banda.

Más ligera y diferente

Una vez que la tuve en mis manos descubrí que las fotos de los catálogos no le hacen justicia, porque es muy bonita: su terminación recuerda a la de las escopetas clásicas pavonadas y terminadas en madera, aunque como veremos de clásica no tiene nada.


La solista que recorre el armazón posee estrías antirreflejos y es cóncava para que el tirador la pueda utilizar a modo de alza para comprobar si el punto de fibra óptica queda a la altura correcta y bien alineado con su ojo.

Y tras montarla, no tardé en descubrir la razón o mejor dicho las razones por las que la Affinity Pro se puede utilizar para realizar tiros instintivos e incluso para seguir una pieza y calcular el adelanto.

Está hecha de tal manera que su cañón, calibre 12-76 mm de 61 cm, no necesita banda para que la escopeta se pueda encarar correctamente porque, por diseño, es como si la escopeta tuviera una banda “virtual”. Esto se debe a que en la parte superior del armazón posee una solista con estrías antirreflejos que es ligeramente cóncava, es decir, que está ligeramente hundida en la carcasa para que, a modo de alza, se pueda alinear con el punto. De modo que el cazador, si tiene tiempo (en tiros apuntados), no necesita banda porque puede comprobar antes de disparar si la escopeta está inclinada.


La culata es elegante y, sobre todo, muy ergonómica. Está hecha con maderas ligeras tratadas con Optowood y terminadas al aceite. Está rematada por una cantonera antiretroceso TSA de 14 mm, pero opcionalmente se puede equipar con cantoneras más gruesas.

Y si no tiene tiempo y necesita hacer un tiro instintivo, también puede encarar y disparar muy rápido con grandes probabilidades de acertar el blanco debido al diseño de la culata: como todas las Affinity, la versión Pro posee una culata muy ergonómica (tecnología Franchi Envolved Ergonom-X), cuya caída, desviación y longitud se pueden ajustar, si es necesario, lo que permite adaptarla a las necesidades de cualquier usuario para que pueda encarar bien y muy rápido, tanto como con cualquier otra escopeta bien hecha con cañón con banda que sea igual de ergonómica.

He hecho la prueba de echármela al hombro varias veces con los ojos cerrados y cuando los abro, si pego bien la cara al lomo, el punto queda siempre a la misma altura y en el centro de la solista.


La empuñadura posee picados antideslizantes. Es cómoda y agradable al tacto.

La culata tiene una pinta estupenda, pero no es de nogal, sino que está hecha con maderas ligeras, primero tratadas con Optowood y luego terminadas al aceite (el Optowood proporciona resistencia, protege de los agentes atmosféricos y embellece la madera, proporcionándole un aspecto similar a las de nogal de buena calidad).

Debido al uso de este material y al de un cañón tan corto sin banda, la versión Pro solo pesa 2,69 kg. Es más ligera que las demás Affinity y que la mayoría de las semiautomáticas calibre 12-76 magnum y, por tanto, es ideal para portarla durante largas caminatas y, en especial, para cazar por terrenos difíciles.

Pero tan Affinity como siempre

En todo lo demás, la escopeta es una Affinity y, por tanto, una semiautomática fiable y apreciada por los cazadores, como demuestra el hecho de que es uno de los modelos que se fabrican en un mayor número de versiones.

En el catálogo de 2022 se reseñan nada menos que 16, que se diferencian por su acabado: madera, sintético, de camuflaje, acabados especiales para caza de acuáticas, etc., la mayoría del calibre 12-76 mm y 20-76 mm, pero también del 12-89 mm. Y todas funcionan mediante un sistema inercial muy fiable, asociado a un cerrojo de acero inoxidable de cabeza rotativa que está protegido por un porta-cierre de acero, que se llama Front Inertia: se trata de un mecanismo patentado por Franchi, quien asegura que garantiza una menor relevación y un menor retroceso. Y después de haber probado varias versiones, estoy de acuerdo, sobre todo en lo del retroceso, que es moderado porque, además, las culatas van equipadas con una cantonera TSA, que es intercambiable y lo reduce (según Franchi) en un 50 por ciento. Efectivamente, la cantonera se puede cambiar por otras dos más gruesas: la de serie mide 14 mm y le proporciona un L.O.P. de 350 mm, pero opcionalmente, se puede equipar con cantoneras que le proporcionan una longitud de 358 y 368 mm, respectivamente.


La delantera es más ancha por la base. Es ergonómica, está hecha con el mismo tipo de madera ligera que la culata y posee picados a juego con los de la empuñadura.

Por otro lado, y también como todas las Affinity, las “Pro” se sirven con un completo kit de inclinación de la culata (ver apartado “Especificaciones”), lo que, unido a la posibilidad de modificar el LOP, garantiza que cualquier usuario puede adaptar el encare a sus necesidades, como ya hemos apuntado.

Cabe añadir que también tiene en común con las demás versiones Affinity que su armazón es de Ergal y que está garantizada por 7 años.


Como todas las Franchi Affinity, la versión Pro funciona por la inercia del retroceso mediante un cerrojo de acero inoxidable de cabeza rotativa que está protegido por un porta-cierre de acero (sistema Franchi Front Inertia).

Se suministra en estuche de cartón equipada con chokes de 70 mm de 1 estrella, 3 estrelllas (instalado) y cilíndrico; llave de chokes; anillas portafusil; kit de cuñas para variar la caída y desviación de la culata, bote de aceite Franchi, instrucciones y garantía.


Los pequeños detalles estéticos es otro punto fuerte de las armas Franchi: nótese que las dos líneas que adornan el armazón se continúan en la culata y delantera. Además, la palabra PRO en color naranja, que es el color de la marca, va a juego con el de la F del guardamonte.

Pruebas

No comenzaron bien porque tuve varias interrupciones con unos cartuchos de 34 gramos que estaban mal recalibrados, pero por fortuna portaba también cartuchos con otras cargas y de varias marcas, con las que el mecanismo de la Franchi Affinity Pro funciono como un reloj, expulsando a varios metros las vainas, tanto que, en algunas ocasiones, impactaban en la persona que normalmente me hace las fotos de acción (M. Juárez), pese a, que por experiencia, sabe a qué distancia tiene que situarse de las semiautomáticas para hacer su trabajo.


El guardamonte es amplio para que se pueda usar con guantes. Debajo del número de serie se aprecia el “cut-off” y detrás del gatillo el mando del seguro.

Se realizaron en la cancha número 2 de Canto Blanco tirando sobre platos pedidos de Skeet con ángulos más o menos pronunciados utilizando cartuchos 12-70 de 30, 32, 35 y 36 gramos con los que la semiautomática, pese a ser tan ligera, tenía un retroceso similar al de una escopeta de peso normal, gracias a la cantonera TSA.

El picado de la empuñadura y de la delantera es cómodo y la escopeta está bien equilibrada, se siente bien en las manos, se puede encarar con soltura y no te cansas de pegar tiros.


La prueba demostró que la Affinity Pro no necesita banda. Se puede utilizar para encarar y disparar muy rápido o para hacer tiros más calculados, como con cualquier otra escopeta con un cañón con banda de la misma longitud.

Además, gracias al diseño del armazón-cañón-punto de mira, que se distingue perfectamente sobre cualquier fondo, es posible comprobar el encare, si tienes tiempo, mientras sigues el blanco. Y, si no lo tienes, gracias al diseño ergonómico de la culata, de la delantera y de la escopeta en general, puedes encarar, disparar y acertar tan rápido como con cualquier otra escopeta semiautomática con cañón de la misma longitud, pero con banda.

Su terminación recuerda a la de las escopetas clásicas pavonadas y terminadas en madera

La escopeta se presenta desmontada en un estuche de cartón y, como todas las armas Franchi, está garantizada por 7 años.
Su cañón, calibre 12-76 mm de 61 cm, no necesita banda para que la escopeta se pueda encarar correctamente
 

Especificaciones técnicas

Franchi Affinity Pro

Arma: Escopeta semiautomática inercial con tecnologías patentadas por Franchi Front Inercia, Evolved Ergonom-X, Recoil Pad TSA y Ajustable Fit.

Calibre: 12-76 mm.

Longitud del cañón: 61 cm.

Peso: 2,69 kilogramos.

Otras características: Cañón pavonado mate apto para disparar perdigones de acero sin banda ventilada. Punto de mira de fibra óptica de color verde. Cerrojo de acero inoxidable de cabeza rotativa protegido por porta-cierre de acero pavonado. Maneta y retenida del cerrojo de acero pavonado. Guardamonte sintético, de color negro, diseñado para poder disparar con guantes. Seguro tipo pasador de dos posiciones situado en la parte posterior del arco de guardamonte (que es de polímero y está adornado con una “F” naranja en la parte exterior). Mecanismo “cut-off” en la parte superior delantera del guardamonte. Cajón de mecanismos de Ergal anodizado en negro a juego con el acabado del cañón que lleva el nombre de la versión (AFFINITY PRO) grabado en el costado derecho y la inscripción “F–MADE IN ITALY” en el izquierdo. Culata y delantera muy ergonómicas (tecnología Envolved Ergonom-X). Culata de madera ligera con tratamiento Optowood terminada al aceite con picados antideslizantes en la empuñadura de pistola y cantonera anti-retroceso (tecnología Recoild Pad) de serie TSA de 14 mm con la que tiene un L.O.P. de 350 mm (opcionalmente, se puede equipar con dos cantoneras más gruesas que proporcionan una longitud de 358 y 368 mm, respectivamente). Delantera de madera ligera con tratamiento Optowood terminada al aceite con el mismo tipo de picados de la empuñadura en la base y con tapón sobredimensionado, estriado y terminado en negro. Se suministra en embalaje de cartón con chokes de 70 mm de 1 estrella, 3 estrellas (instalado) y cilíndrico (5 estrellas); llave de chokes; anillas portafusil; kit de cuñas –4 más una instalada de serie, la de 55– para variar la caída y desviación de la culata: 45/50/55/60/65 (tecnología Adjustable Fit); bote de aceite Franchi; instrucciones y garantía por 7 años.

PVP: 1.465 euros.

Distribuidor: www.bbi.es

La escopeta es una Affinity y, por tanto, una semiautomática fiable y apreciada por los cazadores

Se suministra bien equipada: con chokes de 70 mm de 1 estrella, 3 estrellas (instalado) y cilíndrico; llave de chokes; anillas portafusil; kit de cuñas para variar la caída y desviación de la culata; bote de aceite Franchi; instrucciones y garantía.
Comparte este artículo

Publicidad

Su terminación recuerda a la de las escopetas clásicas pavonadas y terminadas en madera

La escopeta se presenta desmontada en un estuche de cartón y, como todas las armas Franchi, está garantizada por 7 años.
Su cañón, calibre 12-76 mm de 61 cm, no necesita banda para que la escopeta se pueda encarar correctamente
Especificaciones técnicas
Franchi Affinity Pro

Arma: Escopeta semiautomática inercial con tecnologías patentadas por Franchi Front Inercia, Evolved Ergonom-X, Recoil Pad TSA y Ajustable Fit.

Calibre: 12-76 mm.

Longitud del cañón: 61 cm.

Peso: 2,69 kilogramos.

Otras características: Cañón pavonado mate apto para disparar perdigones de acero sin banda ventilada. Punto de mira de fibra óptica de color verde. Cerrojo de acero inoxidable de cabeza rotativa protegido por porta-cierre de acero pavonado. Maneta y retenida del cerrojo de acero pavonado. Guardamonte sintético, de color negro, diseñado para poder disparar con guantes. Seguro tipo pasador de dos posiciones situado en la parte posterior del arco de guardamonte (que es de polímero y está adornado con una “F” naranja en la parte exterior). Mecanismo “cut-off” en la parte superior delantera del guardamonte. Cajón de mecanismos de Ergal anodizado en negro a juego con el acabado del cañón que lleva el nombre de la versión (AFFINITY PRO) grabado en el costado derecho y la inscripción “F–MADE IN ITALY” en el izquierdo. Culata y delantera muy ergonómicas (tecnología Envolved Ergonom-X). Culata de madera ligera con tratamiento Optowood terminada al aceite con picados antideslizantes en la empuñadura de pistola y cantonera anti-retroceso (tecnología Recoild Pad) de serie TSA de 14 mm con la que tiene un L.O.P. de 350 mm (opcionalmente, se puede equipar con dos cantoneras más gruesas que proporcionan una longitud de 358 y 368 mm, respectivamente). Delantera de madera ligera con tratamiento Optowood terminada al aceite con el mismo tipo de picados de la empuñadura en la base y con tapón sobredimensionado, estriado y terminado en negro. Se suministra en embalaje de cartón con chokes de 70 mm de 1 estrella, 3 estrellas (instalado) y cilíndrico (5 estrellas); llave de chokes; anillas portafusil; kit de cuñas –4 más una instalada de serie, la de 55– para variar la caída y desviación de la culata: 45/50/55/60/65 (tecnología Adjustable Fit); bote de aceite Franchi; instrucciones y garantía por 7 años.

PVP: 1.465 euros.

Distribuidor: www.bbi.es

La escopeta es una Affinity y, por tanto, una semiautomática fiable y apreciada por los cazadores

Se suministra bien equipada: con chokes de 70 mm de 1 estrella, 3 estrellas (instalado) y cilíndrico; llave de chokes; anillas portafusil; kit de cuñas para variar la caída y desviación de la culata; bote de aceite Franchi; instrucciones y garantía.