Coronavirus

Buscar espárragos y salir a jugar con sus perros: así salen del confinamiento los hijos de los cazadores

Respetando las distancias desde su domicilio, la distancia social y sin compartir juguetes ni juegos con otros niños. Los futuros cazadores prefieren ir a los campos cercanos a coger espárragos o a sacar a sus perros de caza.



José Antonio y Álvaro. Dos buenos ejemplos de que los cazadores cumplen con las normas de desescalada del confinamiento. Muy lejos y diametralmente opuestas a las imágenes que hemos visto en prensa, con niños jugando con balones o calles infestadas de padres con sus pequeños, estos tres futuros cazadores estaban deseando pisar monte.

Salir con sus podencos y coger espárragos

Álvaro Gil, con tan solo nueve años, no veía el momento de poder salir al monte con sus podencos. La suerte de este pequeño es que vive a apenas 500 metros de una zona de campo donde ha pasado un excelente rato buscando espárragos y cogiendo un buen manojo de ellos.

También ha aprovechado para llevar con él y con su padre a los podencos que vemos en las preciosas fotos, algo que echaba mucho de menos.

José Antonio solo quería ir a jugar con sus bretones

José Antonio Peña es un joven de ocho años que estaba deseando ir a jugar con sus perros de caza. Su padre ha querido grabar el encuentro del pequeño con los bretones a los que quiere tanto. Han sido muchas semanas sin que este chaval pudiera ir a la finca para disfrutar de estos perros. No ha querido ir al parque ni a ningún otro sitio, nos dice su padre.

Comparte este artículo
Autor: 
  
110417 0

Publicidad