Nacional

Policías obligados a abatir con disparos a los jabalíes: está pasando en Lleida y Navarra

Dos vídeos muestran imágenes dantescas de los agentes persiguiendo a los suidos. La sobrepoblación es más evidente cada día y en zonas de todo el país.


 Jabalí
Jabalí

Impactantes imágenes las grabadas en Lleida. Los policías se ven obligados a abatir con disparos a los jabalíes que se pasean por una urbanización de la ciudad. Las imágenes muestran cómo los agentes intentan rodear al animal, pero no muestran el desenlace en directo. Lo que ocurrió es que los agentes abatieron al suido que, tal y como se aprecia en la imagen, tiene un tamaño más que considerable. El animal fue llevado al depósito por agentes rurales.

En Cataluña, alcaldes de distintos ayuntamientos piden medidas urgentes para controlar la población de jabalíes ya que avisan de que cuando acabe el confinamiento se podría producir una avalancha de accidentes de tráfico provocados por los suidos.

Otro suceso similar en Peralta

Algo parecido ocurrió en Peralta, Navarra. Los jabalíes campaban a sus anchas por un parque de la ciudad y los policías también se vieron obligados a intervenir e incluso lo persiguieron con el coche patrulla. Aunque el suido es ágil, los agentes consiguen alcanzarlo y abren fuego. El vídeo, grabado desde una ventana por unas vecinas de la zona, no permite saber si han acertado o no. Sin embargo, se escucha las voces de las mujeres que sostienen el móvil atónitas ante lo que están presenciando.

La caza prohibida y los jabalíes en las ciudades

El confinamiento trae consigo la prohibición de la caza y provoca que la población de jabalíes crezca a diario. Además, las ciudades están en silencio y, ante la falta de gente, los suidos se atreven a acercarse a los centros urbanos. Parques, carreteras e incluso aceras. Los animales dejan imágenes dantescas en todo el país que permiten hacer una radiografía completa de hasta donde llega esta superpoblación. Los policías se ven obligados a convertirse en cazadores durante un rato para intentar solventar la situación, pero no es suficiente. Los aficionados saben que es necesaria la práctica y la buena mano con los animales que tienen ellos para poder atajar el problema de la sobrepoblación por la base. Por el momento, solo queda esperar medidas urgentes de las administraciones y desear que llegue pronto el desconfinamiento para poder salir a cazar.

Comparte este artículo
Autor: 
  
8620 0

Publicidad