Lleida

Coloca raticida para matar conejos en un campo de manzanos y acaba envenenando a un perro, un zorro y una urraca

Le vendieron el veneno ilegalmente en un almacén cercano, que también ha sido denunciado.



El propietario de un campo de manzanos ha sido denunciado por Agentes Rurales por la colocación de sustancias prohibidas que acabaron matando a un perro, además de un zorro, un conejo y una urraca. Son los animales que han sido encontrados por los Agentes Rurales tras registrar los alrededores del campo de esta persona.


El rodenticida fue encontrado en la plantación de manzanos.

Demasiados conejos

La investigación comenzó el 10 de marzo cuando un vecino denunció la muerte de su perro en un paraje por el que paseaban. Se trata de Pont Rei, en Lérida. Hasta allí se desplazaron los Agentes y comenzaron los hallazgos. Los cuerpos de los animales se llevaron al Centro de Recuperación de Fauna de Vallcalent, donde se les realizará la necropsia, pero la causa más que probable de la muerte de estos animales es la ingestión de un veneno rodenticida anticoagulante que el propietario de los manzanos adquirió en unos almacenes de Pla d’Urgell.

El objetivo del agricultor era acabar con los daños que los conejos ocasionan en los árboles frutales.

El responsable del comercio también ha sido denunciado por vender este tipo de sustancia, que solo puede ser adquirida por profesionales autorizados por un carné de biocida.

Comparte este artículo
Autor: 
  
1336 0

Publicidad