La Semana Ibérica de Caza y Pesca cierra con éxito su novena edición

La Semana Ibérica de Caza y Pesca, que cerró sus puertas el domingo 28 de septiembre, se caracterizó por una intensa actividad dentro y fuera del recinto, con numerosas propuestas para públicos de todas las edades en los pabellones de la Feria y las competiciones deportivas de alto nivel disputadas en escenarios de Zamora, Palencia y Valladolid.


Los datos correspondientes al número de visitantes arrojan un incremento en torno al 2 por ciento respecto al año anterior
La Feria de Valladolid, entidad organizadora de este evento, considera que el resultado de esta edición ha sido muy satisfactorio. A ello han contribuido factores como la inclusión de nuevos productos y servicios en la oferta por parte de las firmas expositoras, a la potenciación de competiciones como el Encuentro Internacional de salmónidos —con participación de campeones del mundo— y a la labor divulgativa, formativa y de ocio que se han celebrado desde el pasado viernes en la feria. Los datos correspondientes al número de visitantes arrojan un incremento en torno al 2 por ciento respecto al año anterior, de modo que durante estas jornadas han acudido al recinto ferial alrededor de 28.500 personas. A ello hay que sumar los espectadores de cada una de las pruebas de caza y pesca, una cifra que ronda las 16.000. En la última jornada de la Semana Ibérica visitaron la feria todos los cazadores y pescadores que compitieron en las diferentes pruebas deportivas. En total fueron más de 260 deportistas de seis nacionalidades los que se acercaron a los stands de la feria. Precisamente los deportistas de élite son un público objetivo para las empresas que presentan sus novedades, porque actúan como creadores de tendencia en el uso de equipos y materiales para la práctica de estos deportes. De cara a la próxima edición, la décima, la Feria de Valladolid incidirá en aquellos aspectos que favorecen la promoción de la caza y la pesca como deportes, sin olvidar la vertiente económica de ambas —sólo en Castilla y León genera un volumen de negocio de unos 150 millones de euros, según los datos de la Consejería de Medio Ambiente—. Al igual que ha ocurrido este año, con la presencia de nuevas firmas expositoras, el próximo año se trabajará en la incorporación de nuevas compañías, de modo que se amplíe la gama de productos.
Comparte este artículo
Autor: 
  
1718 0

Publicidad