¿De quién es la culpa de que los medios de comunicación no hablen de la manifestación de cazadores?

Si hoy hubiera sido una manifestación de cazadores, los medios de comunicación estarían hablando de caza y cazadores. Hoy los cazadores han tomado Madrid. En una manifestación que ha unido al mundo rural, los cazadores han teñido de naranja las calles y plazas desde Atocha hasta el ministerio de Transición Ecológica.


Han llegado de toda España. De todos los rincones: «todas las federaciones autonómicas caza están aquí», gritaba el presidente de la RFEC. Y cada vez que gritaba VIVA LA CAZA, los cazadores repetían en una sola y atronadora voz.

Pero poco después, los noticiarios televisivos, los diarios nacionales y cualquier medio que no estuviera especializado en el sector han hablado de manifestación del ‘mundo rural’, de ‘la España rural’, de agricultores y ganaderos ahogados por la crisis…

¿Y la caza? ¿Y los cazadores?

Con una inversión millonaria para conseguir la participación masiva de ‘chalecos naranjas’ que ha dejado boquiabiertos a los madrileños.


Si hoy hubiera sido una manifestación de cazadores, las entrevistas de los periodistas habrían sido todas a cazadores; los extractos de discursos de los representantes de asociaciones, habrían sido de cazadores. Pero en Antena 3, Telecinco, RTVE, la Sexta, por supuesto, todos han hablado del precio del gasoil, de cómo se pagan los productos agrícolas, de fertilizantes disparados, del aceite de girasol…

¿Y los cazadores? ¿Y las leyes animalistas que van a condenar a la caza? Eso no ha trascendido a la sociedad. Después de una inversión millonaria por parte de las federaciones de cazadores, el mensaje no ha llegado más allá de quienes ya lo conocen bien.

¿Medios anticaza?

Y habrá quienes digan «qué malos son los medios, son anticaza» o volverá sobre lo fácil: esa «dictadura animalista». Cuando lo que hay que hacer, echando mano a la objetividad y a la autocrítica, quien goce de ambas cualidades, es lamentar la cobardía de no haber sido cabeza de cartel y enarbolar la caza en una cita que se antoja tristemente irrepetible.

Han silenciado y ocultado a los cazadores. Pero es que se lo hemos puesto muy fácil. Una torpeza que desaprovecha una oportunidad histórica.

Comparte este artículo
Autor: 
  
11809 0

Publicidad