La displasia de cadera

El Perdiguero de Burgos es una de nuestras razas caninas autóctonas más importantes, y entre todos debemos contribuir a su expansión y reconocimiento. Este reconocimiento no sólo debe basarse en sus excelentes aptitudes para la caza, como bien sabemos, sino también en una correcta morfología, y no menos importante, ausencia en lo posible de enfermedades genéticas y hereditarias, tal y como es la displasia de cadera.


Vacio
Comparte este artículo
18737 0

Publicidad