Pelechos y preparativos

Cuando los rigores del caluroso verano han quedado atrás, nuestros inseparables e irremplazables compañeros de esas, a veces inolvidables y a veces desesperantes, jornadas de caza, están a punto de terminar, o de hecho ya se ha producido, ese ineludible y puntual proceso del pelecho.


Vacio
Comparte este artículo
27058 0

Publicidad