Enseñar (a odiar la caza) al que no sabe

De cómo, en algunos libros de texto, el germen anticaza va inoculando a nuestros hijos la aversión hacia una actividad ancestral.


Vacio
Comparte este artículo
7694 0

Publicidad