La verdad de la caza

Tras finalizar la temporada, los cazadores más pequeños dan ejemplo y limpian los montes

María, de siete años y Álvaro, de nueve, tienen valores de los que muchos mayores deberían de aprender. Hijos de cazador y residentes en Cuevas del Becerro, en Málaga, acompañan a sus padres en sus días de caza y aprovechan para limpiar los montes.


 Niños limpiando el monte
Niños limpiando el monte

Álvaro es hijo del reconocido podenquero malagueño Diego Gil. Con el fin de la temporada, dedican varios días a recorrer varias zonas de caza y entrenamiento de perros para recoger hasta la última vaina que encuentran a su paso.

Esas vainas nunca deberían haberse dejado en el campo, pero con grandes cazadores como estos pequeños, la ética acabará imponiéndose y conseguirán que el campo no note la presencia del cazador.

 Niños limpiando el monte

Comparte este artículo
Autor: 
  
4141 0

Publicidad