Televisión

Frank Cuesta: «al animalismo habría que llamarlo subvencionismo»

Harto de la falsedad animalista y a punto de emitirse una nueva temporada de Wild Frank en Dmax, el presentador efectúa un sincero repaso de lo que opina de «los gallos que violan a las gallinas» y demás animalistas de sillón.


 Frank Cuesta
Frank Cuesta

Frank Cuesta ha concedido una entrevista al diario ABC con motivo de la promoción de su nueva temporada de Wild Frank por dentro en Dmax. Y no ha dejado pasar la oportunidad para hablar de la corriente animalista que tanto le critica, además de sus polémicos programas sobre caza y toros.

A la pregunta de Inma Zamora sobre si existe «hay una visión de la naturaleza demasiado edulcorada», su respuesta es la siguiente:

-«El problema es que se está adoctrinando a la juventud y humanizando a los animales de una manera injusta para ellos. A través del «mascotismo» se intenta comparar la naturaleza con la vida salvaje y, en realidad, son dos cosas que no tienen nada que ver. Para entender la naturaleza hay que estar dentro de ella, vivirla, sentirla…».

El subvencionismo o cómo los animalistas solo quieren sacar pasta

También habla, a petición de la entrevistadora, de las activistas que criticaban que los gallos violan a las gallinas:

-«Aquello se tomó a broma, pero es el reflejo de lo que se está moviendo dentro del llamado animalismo. En realidad, el animalismo se debería denominar mascotismo, subvencionismo, arte de sacar la pasta de donde sea. Por ejemplo, no me creo que el veganismo sea el futuro, pero entiendo que los veganos, a su manera, intentan ayudar al mundo. Cada uno puede contribuir a la causa como quiera, pero no comprendo los extremismos, o gente que me critica por comer carne. Creo que el problema es que hay una falta evidente de criterio y conocimiento del sistema».

A la pregunta sobre si «le salió caro haber dedicado programas al mundo de la caza y el toreo», Frank no tiene dudas:

-«Aquello se fue de madre. No me gustan los toros, pero no tengo el derecho a pedir su prohibición. Los toros no son solamente el torero, hay muchas empresas involucradas, mucha gente trabajando. Sería preciso buscar soluciones como, por ejemplo, que cada vez haya menos sufrimiento para el animal. Se van a seguir comiendo animales, ya sea matándolos en un matadero, en la plaza de toros… El mundo es así. Hemos pasado de ser nómadas, cazadores, a cultivar, a tener ganado… Hay cazadores malos, cazadores buenos… de todo, pero volvemos a lo mismo. Veo que mucha gente anónima está intentando salvar la naturaleza jugándose la vida por salvar rapaces, lobos… y que luego vengan cuatro tíos hablando muy bonito y convenzan a la gente de que las gallinas son violadas… me cabrea, porque mucha gente anónima trabaja por esta causa».

No te pierdas la entrevista completa. Haz click en este enlace.

Comparte este artículo
Autor: 
  
9962 0

Publicidad