Especial San Valentín

El amor lleva a su mujer a compartir afición por la caza con su marido enfermo

Un infarto y la colocación de una prótesis en una de sus manos dejó en un estado muy delicado de salud a Teclo, un cazador de los de toda la vida. Había decidido abandonar su pasión, la caza, pero su mujer no lo permitió y se convirtió en su mejor compañera.



Antonia y Teclo forman una pareja de amantes inseparables. Tienen 73 y 71 años. Llevan más de medio siglo compartiendo sus vidas y se prometieron que así sería, siempre inseparables en la salud, en la enfermedad… y en la caza también.

Una enfermedad que le iba a apartar de la caza

Debido al delicado estado de salud de Teclo, Antonia se ha convertido en su compañera de lances, compartiendo jornadas de caza en pareja. El año pasado, Teclo sufrió un infarto. Además, le tuvieron que colocar una prótesis en su mano debido a una enfermedad que arrastraba de su profesión. Era carnicero.

Su gran pasión siempre ha sido cazar con sus perros de muestra. El drahthaar es la raza por la que siente una especial predilección.

 San Valentín
San Valentín

Perros de muestra y reclamo

Para él es una gran la tranquilidad que ella lo acompañe ya que se ha convertido en una gran aficionada y amante de los perros. Toy y Bigote son sus fieles compañeros. Tanto él como Antonia disfrutan mucho de su trabajo en el campo tras perdices, patos y conejos.

Pero la caza de la perdiz con reclamo es algo que les apasiona. Esta pareja de cuquilleros comparte puesto y el espectáculo que les brindan sus perdigones en las pugnas con las perdices de campo.

Nos cuentan una curiosa anécdota que les ocurrió en una de estas jornadas de reclamos. Uno de sus pájaros, llamado Disparate, sufrió el ataque de un zorro en una mañana en la que estaba cantando con gran ímpetu. La alta vegetación les impidió ver al predador hasta que este subió encima de la jaula. Consiguieron espantarle y salvar al pájaro, pero este no volvió a cantar.

Pero Antonia y Teclo siguen disfrutando de esta pasión. Él se siente seguro junto a su esposa en el campo, y a ella le hace feliz ver al amor de su vida disfrutando de la caza.

Comparte este artículo
Autor: 
  
33896 0

Publicidad