Mejoras en el hábitat de la perdiz y especies esteparias

Insecticidas, fitosanitarios, pautas respetuosas a la hora de recoger la paja, la nueva PAC o la importancia del ganado en el hábitat de las especies cinegéticas fueron los temas que se trataron en una reunión entre Medio Ambiente y los representantes de los cazadores navarros de ADECANA. El objetivo es mejorar el hábitat de las especies cinegéticas de los terrenos autonómicos y, en especial, de la perdiz roja.


 Agricultura en Navarra
Agricultura en Navarra

La consejera de Desarrollo Rural, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente y su equipo mantuvieron con Adecana una primera reunión en el mes de mayo, en la que se acordó mantener otra con el director general de Agricultura y Ganadería, Ignacio Gil, y el jefe del Servicio de Agricultura, Rubén Palacios, para avanzar en la mejora del medio ambiente de la estepa cerealista.

Esta se celebró el pasado mes de agosto y en ella los responsables de la Administración explicaron a los representantes de los cazadores navarros las medidas ideadas para mejorar el hábitat de las especies cinegéticas de los campos navarros, y que redundará en el beneficio para el resto de la fauna.

Nueva PAC 2021-2022

Tras ser preguntados por las novedades que va a traer la nueva PAC, se les contestó que desde Bruselas está en fase de elaboración la nueva Política Agrícola Común, que se aplicará desde el año 2021 al 2027.

Se está trabajando en actuaciones para potenciar las zonas donde exista la presencia de aves esteparias como el sisón y la avutarda, reforzando y transformando zonas de regadío o sembrabdo alfalfa para su aprovechamiento a diente. Todo ello para conseguir modelos cada vez más sostenibles, tanto en agricultura como en ganadería, siendo el que mejor encaja en estos planteamientos el extensivo.

La relevancia que aporta el ganado

Desde Adecana se les comentó la importancia que tiene el ganado en el monte para limpiar el mismo de maleza, debiendo darse facilidades para ello, y la posibilidad de efectuar iniciativas como la que se está haciendo en Aragón, en donde en zonas en las que conviene que rebaños desbrocen terrenos de monte que interese desde el punto de vista medioambiental, se llegan a acuerdos con sus propietarios, estableciendo líneas de subvención en los ayuntamientos para promocionar este tipo de actividades tan beneficiosas para la fauna. La Administración expuso que planteamientos de este tipo se están estudiando en Sabaiza con rebaños de jacas para evitar que el monte se cierre, y en otras zonas como Bardenas se está trabajando en la regulación de los distritos para regular la entrada de pastores en los distritos asignados.

En relación a este tema, José Mari Agramonte, presidente de Bardenas indica que «el manejo ganadero se debe de ajustar en cada época a las agroambientales y a la climatología para deshacer la estacionalidad. A pesar de los esfuerzos que se están haciendo, uno de los principales problemas para llevarlo a cabo es la mecanización del campo y, por lo tanto, lo que hay que hacer es un estudio para ver lo que se está haciendo correctamente y lo que no, puesto que a pesar del interés que se está poniendo en ello, los indicadores de las especies protegidas y cinegéticas nos indican que existe un declive de las misma, y por lo tanto habrá que replantear lo que se está haciendo para que ello mejore.»

Insecticidas y fitosanitarios

Adecana trasmitió su preocupación por la afección que los fitosanitarios e insecticidas puede causar en la fauna, destacando Rubén Palacios que cada vez hay más restricción de las materias activas que se usaban hace años. En octubre se va a prohibir el uso del Imidacropid, insecticida neonicotinoide que actúa en el sistema central de los insectos y que está siendo restringido en países debido a una posible desconexión del colapso de colonias avícolas.

Recogida de la paja

Los representantes de Adecana reiteraron la falta de control que se está llevando en las formas de obtención de la recolección y de la recogida de la paja cuyo destino es la Planta de Biomasa de Sangüesa.

Los cazadores instaron a respetar un periodo no inferior a diez días entre la cosecha y la recogida de la paja, así como instalar en las cosechadoras dispositivos espanta fauna o recoger la paja del centro al exterior de la parcela, pero, sobre todo, no recogerla de noche, así como la conveniencia de que los agricultores que la vendieran a los pajeros que a su vez la llevan a la citada planta elaboraran una declaración responsable de haber respetado las pautas previstas.

Comparte este artículo
Autor: 
  
3757 0

Publicidad