Armas y Complementos

Norma TipStrike

Letal a cualquier distancia

Cuando el objetivo es producir componentes de la máxima calidad y cartuchos de alta precisión, el punto de partida tiene que ser que todas las materias primas empleadas en cada uno de los pasos del proceso sean también de la máxima calidad. Este es el pilar fundamental en el que se asienta la filosofía de la marca de munición metálica Norma, y gracias a ello está considerada una de las mejores municiones del mundo.

Antonio Adán Plaza

Fotos: Norma Precision y autor

12/04/2019  |  1545 lecturas

Star Star Star Star Star (16)

Para alcanzar este objetivo, es imprescindible inspeccionar cuidadosamente las materias primas, maquinaria y todos los pasos del proceso de producción, hasta que el cartucho esté terminado. Sólo así es posible destacar en un mercado tan exigente y sobresalir entre la categoría Premium de la cartuchería comercial.


TipStrike y EcoStrike son las nuevas líneas de munición pertenecientes a la familia Strike que incrementan el amplio portfolio de la marca sueca.

A todo esto hay que sumar la constante innovación y desarrollo de nuevos productos con los que cuenta la marca sueca, con el único fin de responder con éxito a las demandas de cazadores y tiradores de todo el mundo, quienes llevan depositando su confianza en Norma desde hace más de 115 años.

Todas estas razones, junto a las necesidades actuales que han surgido de la práctica de una actividad cinegética más técnica, refinada y sofisticada, desembocaron en el desarrollo y producción de la nueva familia de puntas Strike, que vieron la luz hace un par de años.


Los procesos de calidad en Norma están constantemente monitorizados y los productos rechazados retirados inmediatamente de la cadena de producción. Estas son las bases de la mejora continua de la marca sueca.

Dos son las nuevas líneas de munición pertenecientes a esta familia que incrementan el amplio portfolio de la cartuchera. La TipStrike está cargada con un proyectil de punta de polímero y la EcoStrike es una munición de las denominadas lead-free, o libres de plomo, ambas de elaboración 100% Norma. Dos puntas todoterreno, con parámetros balísticos sorprendentes y de las más altas prestaciones. En esta ocasión la que nos ocupa es la primera de ellas, la cual analizaré tras haberla sometido a distintas pruebas reales de caza durante estas dos últimas temporadas, algunas de ellas realmente extremas.

La TipStrike es un proyectil de punta de polímero diseñado para obtener un alto poder de parada gracias a su importante penetración y retención de peso, que se combina con una excelente expansión. Una munición que ha desembarcado de lleno en monterías y batidas en distintos países europeos, dadas sus excelentes cualidades. Pero no sólo quedan aquí sus bondades. Dado el elevado Coeficiente Balístico (CB), estabilidad y precisión, se convierte en una punta ideal para recechos, incluso de alta montaña, como veremos a continuación.


Esta munición ha desembarcado de lleno en monterías y batidas dadas sus excelentes cualidades.

Para conocer a fondo la Norma TipStrike, y entender el porqué de estas sensacionales propiedades, pasaré a detallar los tres fundamentos básicos de su poder letal, y que se centran en su meticulosa construcción.

1. Una punta de plástico sin cámara de aire que actúa como espoleta para retardar la expansión, favoreciendo que esta se produzca íntegramente dentro de la pieza. Este retardo evitará las sobre expansiones superficiales en piel y huesos, con el objetivo de llegar con toda su energía y fragmentación a los órganos vitales de la pieza.

2. Camisa muy fina en la parte delantera del proyectil, que se vuelve mucha más gruesa en el cuerpo cilíndrico y al que hay que añadir la aparición de una anillo mecanizado al final del proyectil para retener la expansión. Esta estructura permitirá tener una deformación mucha más controlada.

3. Perfil externo muy aguzado que consigue un alto Coeficiente Balístico (hasta de 0,510 en los calibres de 7 mm. o 0,454 en calibres .30) generando trayectorias muy tensas. Esto se traduce un vuelo mucho más plano, por lo que el proyectil llegará al objetivo con más velocidad y por tanto energía.

Estas tres premisas dan lugar a una bala todoterreno, configurando un producto óptimo para la forma de caza en España, puesto que reúne las características más esenciales para triunfar en las modalidades tan comunes como batidas o monterías. Además la TipStrike es muy adecuada para recechos de media-larga distancia, ya que es un cartucho que tiene fantásticas características balísticas.


La caza en alta montaña, con disparos a distancias inverosímiles, no suponen problema alguno para demostrar su eficiencia.

Pero dado que en balística el punto crucial es el momento del impacto, es aquí donde Norma ha querido enfatizar el desarrollo de estas puntas, como demuestran las pruebas efectuadas tanto en gelatina balística, como las comprobaciones realizadas en el buen número de piezas que he abatido con nuestra protagonista. Los canales balísticos de la Norma TipStrike presentan unas cavidades de expansión muy amplias, pero ya dentro del animal, evitando así la sobre expansión. Además la penetración es muy alta, consiguiendo alcanzar las zonas más vitales de la pieza a pesar de efectuar un disparo sucio. A ello ayuda también su retención de peso, llegando deformada pero sin perder mucha materia. Un comportamiento ideal para cualquier disparo y que cumple los requisitos máximos de efectividad, pero que son muy complicados de cumplir a la vez si no es en un proyectil concienzudamente estudiado y eficazmente diseñado.

¿Qué más se puede pedir a una munición? Poco o nada le falta a la gama de la TipStrike, excepto que no está disponible en todos los calibres. Por el momento Norma TipStrike cuenta con los siguientes: .243 Win., 7x57 R., 7mm - 08 Rem., 7x65 R., 7mm Weath. Mag., .308 Win., .30-06 Spf., 7x64, .300 Win. Mag., y 7 mm Rem. Mag., pero pronto estarán a disposición de todos los cazadores nuevos calibres que están terminando de testar y ajustar en las modernas instalaciones del fabricante sueco.


Ni las piezas grandes se resisten. Este venado de Cameros fue abatido a más de 200 metros con la TipStrike de 170 gr. de calibre .308 Win.

La Prueba

Son cuatro temporadas enteras las que he podido cazar con la munición Norma TipStrike de 170 gr., en dos calibres, el .308 Win., y el .300 Win. Mag.

El banco de pruebas elegido y satisfactoriamente resuelto, ha pasado por monterías y batidas en diversos puntos de España, como Andalucía, Castilla-La Mancha, Aragón, Cantabria, etc., en donde los puestos y tiraderos eran muy dispares entre unos y otros, pero el objetivo a abatir si eran los mismos, estando los jabalíes y venados entre ellos la mayoría de las veces.


Sorprendente ha sido el resultado con los jabalíes, un animal que acostumbra a encajar bien los tiros, y a los que por los resultados obtenidos, no debe sentarles bien la TipStrike. ¡Los fulmina, sin importar sus tamaños!

Sorprendente ha sido el resultado con los jabalíes, un animal que acostumbra a encajar mejor los tiros, y a los que por los resultados obtenidos, no debe sentarles bien la TipStrike. Muchas han sido las ocasiones en que no he tenido que secundar el disparo, dejando varios de ellos pataleando en el mismo cortadero. La expansión controlada y poder de parada provoca en los suidos un shock letal, por sucio que sea el disparo, que te ayuda a encontrar el animal sin problemas a escasos metros del disparo, si es que no cae en su propia huella.

Centrándonos en los recechos, el resultado no ha podido ser más exitoso. Entre el haber de esta punta, en los cuatro últimos años, cuenta con animales tan dispares que van desde pequeños zorros y corzos, hasta los grandes venados del Norte, enormes íbex o el pesado y esquivo tur del Cáucaso, pasando por dos de nuestras piezas más emblemáticas de la montaña, como son el macho montés y rebeco. Este amplio abanico comprende piezas de caza mayor que oscilan entre los 30 kg., y los casi 180 Kg., que llegó a pesar uno de los ciervos abatidos en las sierras de La Rioja, usando el pequeño y preciso .308 Win. En todas ella había un común denominador, un preciso disparo (a pesar de las distancias, varias por encima de los 350 metros y una sobrepasando los 460 m.), con una expansión controlada y una penetración excelente, dando con cada una de las distintas piezas abatidas en el suelo. En algunos de estos casos, a la hora de sacar la carne del animal, he recuperado el proyectil disparado, observando el perfecto efecto champiñón resultante, con una retención de peso importante, algo fundamental para asegurar la penetración y evitar la sobre expansión.


El pequeño tamaño y peso de un corzo o un rebeco, no supone un problema para estas balas. Su eficacia es letal a cualquier distancia y sobre cualquier pieza.

En definitiva Norma ha tenido muy presente, a la hora de diseñar este proyectil, la importancia de cómo la bala llega e impacta sobre la pieza, cuidando al máximo la trayectoria de vuelo, pero sobretodo, poniendo gran énfasis en la balística terminal para conseguir el objetivo. No es necesario ser un experto cazador para reconocer que estas son las claves del éxito en la caza, y que TipStrike reúne todas ellas.