Armas y Complementos

Conquest V6 5-30x50

Imbatible a media y larga distancia

Una mira de ‘gama media Zeiss’ fabricada e ideada en Alemania por Carl Zeiss para rendir al 100 por cien a grandes distancias, incluso con luz crepuscular y en condiciones extremas de uso. A continuación, analizamos sus características.

Juan Francisco París

Fotos: Autor

14/04/2022  |  1269 lecturas

Star Star Star Star Star (45)


El visor se suministra con tapas, toallita de limpieza y con una guía rápida de uso, además de con una llave Torx para desmontar el ASV H que no aparece en la foto.

He escrito a propósito que el potente visor protagonista del artículo es una mira de “gama media Zeiss” porque solo se puede considerar que es de gama media si se compara con los demás visores para caza a larga distancia de esta marca, ya que tiene prestaciones intermedias entre las que ofrece el Zeiss Victory V8 4,8-35x60, que es el de mayor precio y calidad, y el Conquest V4 6-24x50 (al que recientemente le hemos dedicado un artículo), que es el más económico.

Sin embargo, cuando sus características se comparan con las que tienen prácticamente los demás visores de otras marcas de gama media, se llega fácilmente a la conclusión de que el V6 5-30x50 es, en realidad, un visor de gama alta. Y lo mismo sucede con los demás visores Zeiss V6 porque comparten sus mismas características básicas. En total a la gama Conquest V6, que como la Victory se fabrica en Alemania, pertenecen otros cuatro visores de caza, todos con relación de aumentos 6x, cuyas medidas, características particulares, utilidad cinegética y P.V.P se proporcionan resumidas en el apartado “Un Zeiss V6 para cada modalidad”.


Los mandos de ajuste son muy precisos; corrigen a razón de 1/4 pulgada por clic (0,7 cm a 100 metros) y tienen un amplio recorrido de ajuste: 62 MOA en altura y 34 en deriva. El de deriva carece de capuchón y el de altura es un mando de ajuste rápido o ASV H con retorno a cero “Ballistic stop”. En posición central posee mando para anular el error de paralaje entre 50 yardas e infinito.

Todos se comercializaron en 2017 con tubos de 30 mm, pero primero se presentaron en IWA de ese año tres modelos diseñados para el mercado europeo (V6 1,1-6x24; V6 2-12x50 y V6 2,5-15x56) y unos meses después otros dos con características más adecuadas para el norteamericano (V6 3-18x50 y V6 5-30x50) que, a diferencia de los tres iniciales, son más potentes, sus mandos o torretas balísticas corrigen a razón de 1/4 de pulgada, en vez de 1 cm a 100 metros, poseen selector para corregir el error de paralaje y carecen de unidad de iluminación, si bien se pueden adquirir con retículas balísticas no luminosas especiales para disparar a grandes distancias. Es decir, con aumentos y características apropiadas para practicar la caza mayor e incluso la de predadores (“varmint”) y el tiro informal a grandes distancias, modalidades que siempre han despertado un gran interés en los usuarios norteamericanos.


En la parte trasera del tubo, entre la anilla y los mandos de ajuste, se aprecia el escalón u “hombro” que se describe en el artículo. Impide que la anilla se pueda montar cerca de los mandos y le permite un amplio rango de ajuste.

Altas prestaciones Zeiss

En España, la caza varmint o de predadores a larga distancia y el tiro informal se practica muy poco en comparación con otros países, yo creo que no por falta de interés, sino debido en el primer caso a que la única especie autorizada (cinegética) es el zorro y en ambos casos a que nuestra legislación es muy restrictiva, por no decir absurda.

Sin embargo, sí hay cada vez más personas interesadas en practicar la caza mayor a grandes distancias o por lo menos en adquirir visores muy potentes que en un momento dado puedan servirnos para hacer un disparo lejano o para evaluar el trofeo de animales pequeños, como el corzo, por citar un ejemplo de una de las especies más apreciadas cuya temporada de caza acaba de comenzar cuando escribo estas notas.

De hecho, desde hace años cada temporada se venden en nuestro país un mayor número de visores potentes (además de rifles y municiones diseñados para disparar a larga distancia), lo que demuestra que cada vez son más las personas interesadas en este tipo de miras.


El ocular de ajuste rápido posee una generosa inserción de goma para proteger al tirador del retroceso. El anillo de los aumentos un mando preciso y, como los de ajuste, está estriado para que se pueda usar con las manos húmedas o con guantes.

Pues bien, yo creo que una de las mejores opciones es el V6 5-30x50. No es barato: 2.050 euros con retícula 6 y ASV H, es su precio normal recomendado de venta al público (aunque hasta el día 30 de junio todos los V6 cuestan 125 euros menos porque están en promoción, según se indica en una nota de prensa de Excopesa que acabo de recibir mientras escribía el artículo), pero por este precio Zeiss ofrece un visor de caza con prestaciones que, en conjunto, son difíciles de observar en otras miras:

Cuerpo con “diseño en hombro” muy resistente. Solo está disponible con tubo para montar con anillas de 30 mm; está fabricado con aluminio de calidad aeronáutica, anodizado en negro y tratado para que resista la corrosión provocada por las condiciones meteorológicas o de uso en caza. Justo detrás de los mandos, el tubo tiene una zona, que mide unos 15 mm de larga, en la que tiene un diámetro ligeramente mayor (aproximadamente mide unos 31,5 mm, en vez de 30 mm), por lo que forma un escalón que impide que la anilla trasera se pueda montar cerca de los mandos (y por tanto ejercer presión) y, además, permite que la mira tenga un amplio rango de ajuste vertical (62 MOA). Este diseño del tubo lo denomina Zeiss “en hombro”.

Ligero, compacto, elegante y ergonómico. Pese a que se trata de una mira tan potente, solo pesa 740 gramos y mide 38 cm de largo, por lo que no añade mucho peso al rifle. Sus mandos de ajuste del punto de impacto, de paralaje y anillo de los aumentos, que tiene apoyo para el dedo, están estriados para que se puedan utilizar con las manos húmedas o con guantes. Es una mira esbelta, bien proporcionada.

Ocular. De enfoque rápido (+2/-3 dioptrías). Lleva en la parte posterior una gruesa protección de goma para la ceja, lo que permite disparar con más seguridad y tranquilidad con grandes calibres. La distancia de seguridad al ojo es de 90 mm.

– Lentes de alta calidad Zeiss. Tipo “FL” de cristal Zeiss Scochtt con fluoruro y con recubrimientos T* multicapa y las exteriores (ocular y objetivo) protegidas además con LotuTec, que repele el agua y la suciedad —grasa, arena, sangre, polvo…— para que se puedan utilizar lloviendo o nevando y en condiciones adversas, propias de la caza. La transmisión de la luz es del 92 por ciento, por lo que reproduce imágenes claras, contrastadas y nítidas incluso durante el crepúsculo.

– Retículas no luminosas. se puede adquirir con retícula 6 (como una 60 no luminosa), 43 (tipo Mildot) o con las retículas 92 (ZBR-2) y 93 (ZMOA-1), todas en segundo plano. Las dos últimas tienen, al igual que la 43, subextensiones horizontales y verticales pero en el caso de la 92 se abren en forma de árbol por la parte inferior del campo de visión, lo que permite al tirador que pueda compensar de forma muy rápida y al mismo tiempo la caída del proyectil y la desviación por viento. Más información sobre retículas de caza Zeiss en www.zeiss.es.

Mandos de ajuste/ASV. Un click equivale a 0,7 cm a 100 metros. De serie viene con mando de ajuste en deriva sin capuchón y con ASV H (torreta balística o mecanismo de ajuste rápido del punto de impacto en altura con retorno a cero patentado “Ballistic Stop”).

Paralaje. Posee mando lateral tipo rueda para anular el error de paralaje entre 50 yardas (45,7 metros) a infinito.

Apto para usos extremos. Es estanco al agua (probado a 400 mbar), resistente al retroceso de los calibres más potentes, a las vibraciones durante el transporte, a las temperaturas extremas (-25º C/+50 º C ), a la corrosión salina y, por supuesto no se empaña. Como además sus lentes exteriores están protegidas con LotuTec y tiene una transmisión total del 92 por ciento, se comprende fácilmente que el visor se puede utilizar lloviendo, nevando, en un desierto y, en definitiva, en las condiciones más adversas que se puedan plantear durante la caza.


Gracias a sus 30 aumentos, precisos mandos, lentes FL de primera calidad con transmisión de la luz del 92 por ciento, diseño resistente y a que su objetivo es de 50 mm, el visor permite apreciar con detalle y disparar a grandes distancias sobre blancos pequeños o grandes con malas o buenas condiciones de luz o meteorológicas.

Pruebas en ‘seco’

He probado todos los visores V6 en el campo de tiro menos precisamente el V6 5-30x50 que tengo ya montado en un Bergara calibre .308 Winchester y espero que llegue con mucho anhelo el momento de probarlo con varias municiones y, cuando lo haga, espero poder ofrecerles el resultado a través de esta página.

Digo con mucho anhelo y no exagero porque guardo muy buen recuerdo de todos los V6, pero sobre todo de su nitidez y de la precisión que conseguí en varias ocasiones con un 3-18x50 que tenía la misma retícula 6 que lleva el 5-30x50 que me queda por probar, por lo que espero que la nueva experiencia me guste aún más (o puede que no, nunca se sabe) porque desde un punto de vista mecánico y óptico son idénticos, pero dispondré de más aumentos y creo que podré ver el blanco tan bien que espero conseguir mejores agrupaciones porque, además, el rifle que voy a utilizar lo permite.

Por ahora, solo he usado el visor sin montar en el rifle para realizar observaciones en exteriores a diferentes horas del día, casi siempre nublado o incluso lloviendo porque desde que lo tengo el tiempo no ha sido bueno, y he comparado sus especificaciones técnicas y la calidad de la imagen con otros visores potentes de varias marcas y con uno de mi propiedad que uso para practicar el tiro y que tiene los mismos aumentos. Y, como era de esperar, el Zeiss siempre se impone en alguna faceta o en varias: calidad de la imagen, peso, tamaño, precisión de los mandos, construcción a prueba de usos extremos, etc.