Armas y Complementos

Benelli M2 Cerakote Tungsten

Un fiable y resistente ‘escopetón’ de bajo retroceso

Si necesitas una semiautomática de camuflaje de bajo retroceso que funcione impecablemente incluso en condiciones extremas, te recomendamos que sigas leyendo este artículo sobre las características de la Benelli M2 Cerakote Tungsten.

Juan Francisco París

Fotos: Autor

06/01/2022  |  2237 lecturas

Star Star Star Star Star (96)


La M2 Cerakote Tungsten está protegida con Cerakote y terminada en camuflaje Optifade Timber. Se puede utilizar en condiciones extremas.

En 2008 tuve la oportunidad de usar por primera vez una Benelli de la serie M2 (una Confortech, que aún se fabrica, lo que prueba el éxito del modelo) y desde entonces cada vez que he tenido la oportunidad de disparar con una M2 siempre pienso lo mismo: que es un escopetón muy confortable, término que hoy día se usa poco pero que, lejos de ser peyorativo, en mi época era un piropo que reservábamos para referirnos a las mejores escopetas del momento.


Se suministra con un juego completo de chokes exteriores criogénicos, llave de chokes, cuñas para modificar el encare y bote de aceite Benoil, así como con instrucciones de uso y garantía que no aparecen en la foto.

Y la M2 Cerakote Tungsten que tratamos hoy, una versión introducida en 2021 terminada en camuflaje Oftifade Timber, es digna de piropearla así porque, como todas las M2, funciona a la perfección y es una escopeta bien equilibrada y de bajo retroceso, pero además Benelli le ha añadido algunas mejoras que la hacen aún más confortable, resistente y rápida de utilizar que las demás versiones de la serie.

Efectivamente, las M2 utilizan una maneta y retenidas del cerrojo de diseño convencional pero, como se aprecia en las fotos, tanto la maneta del cerrojo como la retenida de la nueva Cerakote Tungsten son piezas sobredimensionadas y estriadas que permiten recargarla más rápido y con más facilidad, lo que especialmente se agradece cuando se pegan muchos tiros (caza desde puesto fijo, tirando al plato…).


La maneta como la retenida del cerrojo están sobredimensionadas y estriadas para facilitar la carga, incluso con las manos húmedas o con guantes.

Además, las M2 usan chokes criogénicos internos mientras que el modelo M2 Cerakote Tungsten de camuflaje se proporciona con un juego completo de Criochokes Benelli externos que, si bien alargan un poco el cañón, se pueden sustituir con mayor facilidad.

Y, por último, tanto el cajón de mecanismos (que en este modelo es cerrado) como el cañón criogénico están tratados con Cerakote Tungsten que no solo le proporciona una alta resistencia en condiciones de uso extremas, sino que impide que brillen las partes metálicas.

Fiable y confortable

La M2, como todas las semiautomáticas Benelli, funciona por la inercia del retroceso (Benelli Inertia Driven System) que es, además de limpio, un sistema tan eficaz que puede disparar todo tipo de cargas de caza y las de tiro del calibre que tenga la escopeta, siempre y cuando se utilicen cartuchos bien recalibrados y conservados (en buenas condiciones) cuya vaina no supere la longitud de la recámara. Así, por ejemplo, como la escopeta protagonista de estas notas es una 12-76 mm (ver apartado especificaciones) puede disparar todas las cargas estándar, semimagnum y magnum de cartuchos 12-70 y 12-76 mm.

El único inconveniente del sistema de inercia es que, como funcionan por la acción del retroceso, en teoría, cuando se disparan cartuchos potentes las Benelli (y en general cualquier otra escopeta operada por inercia) tienen más retroceso que las accionadas por los gases de combustión. De hecho, tonto de mí, llegué a pensar en su día, cuando se comenzó a generalizar el uso del calibre 12 Magnum y se importaron las primeras escopetas 12 Super Magnum, que este inconveniente era el talón de Aquiles de las Benelli y que no podrían, por esta razón, competir con las de gases.

Pero no ha sido así porque Benelli solucionó brillantemente el problema desarrollando un sistema anti-retroceso excepcionalmente simple y eficaz: la culata ConforTech System, que usa desde hace muchos años (la M2 citada de 2008, ya la utilizaba además de otras Benelli de la época) en combinación con otra tecnología que se llama AirTouch.


Culata ConforTech combinada con tecnología AirTouch: las inserciones en la culata y el lomo de gel reducen notablemente el golpe sobre el hombro y la cara. Y los picados AirTouch de la empuñadura proporcionan confort y un agarre seguro.

Ambas tecnologías son tan antiguas que estoy seguro que prácticamente todos los lectores las conocen, pero por si acaso indicaré brevemente en qué consisten y qué beneficios reportan: la culata ConforTech está diseñada para disminuir el retroceso y para adaptar sus medidas de la culata a las necesidades de encare del usuario. Consiste básicamente en que la culata lleva en su interior 12 inserciones de piezas de gel, así como una cantonera anti-retroceso, denominada AirCell, y un lomo o cresta de gel, por lo que, según Benelli, es capaz de reducir la elevación del cañón en el momento del disparo en un 32 por ciento y el retroceso en un 47 por ciento sin aumentar el peso del arma. Como consecuencia, el tiro se siente menos en el hombro y en la cara, permitiendo que el cazador pueda repetir los disparos a gran velocidad y, de paso, le ha permitido a Benelli fabricar muchas escopetas del 12 magnum o incluso del 12 Super Magnum (12-89 mm., caso de las Super Black Eagle 3) que tienen un retroceso aceptable.


El guardamano, más ancho por la base, es muy ergonómico y confortable porque, como la empuñadura, también tiene picados antideslizantes AirTouch. Nótese que el cañón posee banda alta.

Y la tecnología AirTouch incrementa el confort que proporciona la culata y mejora el agarre.  Consiste en un picado especial que se aplica en la empuñadura y en el puntal que mejora el empuñe y permite que la escopeta se pueda encarar con más comodidad y seguridad, pues es muy agradable al tacto.

Cabe añadir que, además de en las escopetas, las culatas ConforTech y la tecnología AirTouch también las utiliza la conocida firma italiana en numerosas versiones de sus rifles actuales de la serie Argo E (accionados por los gases), lo que avala aun más su eficacia. 

Pruebas

Se realizaron en la cancha número 3 del Club de Tiro Cantoblanco (Madrid) sobre platos de Compak. Como munición utilicé cartuchos B&P 12-70 cargados con 32 y 34 gramos del número 7 y el choke de 3 estrellas (la escopeta viene de fábrica con el de 4 estrellas instalado) porque a algunos platos cruzados no les tiras muy cerca y usar un choke más abierto puede ser insuficiente. Incluso el de 3 estrellas puede ser demasiado abierto en algunos usos (como el segundo tiro a platos de foso) pero es mejor que usar el de 2 estrellas porque es ya es demasiado cerrado para la mayoría de los casos.


La M2 Cerakote Tungsten es una escopeta fiable y confortable de bajo retroceso que se puede cargar y disparar muy rápido gracias a su mecanismo de inercia, acabado Confortech-AirTouch y a que la retenida y maneta del cerrojo están sobredimensionadas.

Es el inconveniente que tiene utilizar un solo cañón, aunque eso sí, si fallas siempre puedes echarle la culpa al choke. Y se la eché más de las veces que me hubiera gustado, pero nunca a la escopeta, que funcionó como un reloj y prácticamente si retroceso. No disparé ningún cartucho magnum, porque ya lo he hecho con otras semiautomáticas Benelli con culata ConforTech y sé que, aunque lo notas fuerte, no es muy superior al de otras escopetas operadas por gases.


Un instante de la prueba, realizada con cartuchos B&P de 32 y 34 gramos. No te cansabas de pegar tiros.

La maneta sobredimensionada y estriada es un punto a favor de quien se le haya ocurrido la idea porque permite manejar el cerrojo con mayor comodidad y soltura. Igual sucede con la retenida del cerrojo. Esta última no es muy grande comparada con las retenidas sobredimensionadas que usan otras marcas, pero lo suficiente para que puedas accionarla con rapidez.

Aunque para cómodas, la culata y la delantera no tienen rival. La escopeta no te golpea en la cara y la sientes segura y confortable en las manos, porque, además, está muy bien equilibrada. No te cansas de pegar tiros con la munición 12-70. El que diseñó la tecnología ConforTech y AirTouch tiene todo mi respecto y admiración.