Armas y Complementos

Mauser M18 Feldjadg

Nueva versión optimizada para caza a larga distancia

Mauser ha aprovechado la robusta construcción, completo diseño y precisión sub-MOA de la versión básica de su M18 para convertirlo en un excelente rifle para caza a larga distancia. Lo ha bautizado con el nombre de ‘Feldjagd’ y estas son sus características.

Juan Francisco París

Fotos: Autor

31/08/2021  |  1692 lecturas

Star Star Star Star Star (5)

En 2018 probé la primera versión del M18 y como salió al mercado con un precio que, entonces, no llegaba a los 800 euros —hoy se sigue fabricando, pero cuesta 925— pensé que Mauser había comercializado el M18 con el fin de poder competir con otras muchas empresas que estaban produciendo rifles a precios muy bajos.


El Mauser M18 Feldjagd para caza a larga distancia se probó con un visor Zeiss Conquest V4 4-24x50 con montaje Hexalock y munición Geco Express .308 Win.

Sin embargo, el M18 no era un rifle de bajo costo normal, era un Mauser y, como todas las creaciones que ha lanzado al mercado la famosa firma alemana a lo largo de su dilatada historia, poseía prestaciones difíciles de encontrar en conjunto, no ya en rifles de su precio, sino en armas más caras. Por lo que recuerdo que escribí algo así como «Mauser, una vez más, había vuelto a ponérselo difícil a los demás fabricantes», pensando en los que estaban produciendo rifles económicos.

Pues bien, me equivoqué. El primer M18 tenía un precio sorprendente teniendo en cuenta sus prestaciones, pero ahora creo que Mauser no lo diseñó solo con la idea de competir con los demás rifles de bajo costo, sino que lo que hizo fue crear un modelo básico de altas prestaciones con la idea de, si tenía éxito comercial, utilizarlo en el futuro como una plataforma que le permitiera con pocas modificaciones especializar su diseño con el fin de competir también con armas de precios superiores.


Como la de cualquier M18 de caza, la culata sintética es resistente a usos extremos, pero, además, posee carrillera elevable.

El M18 se especializa

Y el rifle protagonista de este artículo puede ser la prueba de que no me equivoco —o bien de todo lo contrario— porque el M18 tuvo el éxito que se merecía el mismo año de su presentación y, aunque en 2019 Mauser solo se limitó a fabricarlo en nuevos calibres, en 2020 continuó produciendo su modelo original, lanzó una versión idéntica a la primera pero con rosca en la boca de fuego y, además, presentó cuatro nuevas versiones más especializadas, cuyas características básicas y precios se proporcionan al final del artículo, a continuación de la ficha de especificaciones. Una para caza en bosque (M18 Waldjagd), otra para caza en condiciones extremas (M18 Stainless), una tercera para tiro de competición y el rifle protagonista de estas notas (M18 Feldjagd) que es una versión para caza en espacios abiertos a larga distancia.


Todos los rifles M18 de caza poseen en la culata un alojamiento para portar un kit de limpieza u otros accesorios.

Llegado a este punto, cabe preguntarse ¿cómo es posible que de una versión básica puedan derivarse otras tan especializadas y en algunos casos para usos tan radicalmente diferentes como es la caza y el tiro de competición —el M18 Long Range no es precisamente un rifle de tiro informal, sino de un arma diseñada para participar en competiciones—.

Pues bien, para entenderlo es necesario repasar las características del M18 original.

Mauser M18

Pues la respuesta es que Mauser creó un modelo básico para caza en general con todo lo necesario que tiene que tener un rifle para que con pequeñas mejoras —no tan pequeñas en el caso de la versión Long Range— pudiera utilizarse en un futuro en cualquier modalidad de caza o de tiro.


La base del puntal tiene el mismo acabado antideslizante de la empuñadura.

Y para ello, diseñó su M18 original con las siguientes características:

Construcción robusta. Cañón sin miras de acero pavonado brillante de primera calidad obtenido por martillado en frío y caja sintética diseñada para mantener flotado el cañón con lluvia frío o calor porque está hecha de un material ultrarresistente para que se pueda utilizar en condiciones extremas de uso. Posee empuñadura de pistola asimétrica con el logotipo de Mauser en su base e inserciones antideslizantes de goma en la empuñadura y en los laterales del puntal. Además, posee un alojamiento interno diseñado para portar un kit de limpieza (no incluido) u otros accesorios, al que se accede retirando la cantonera (de goma de 20 mm) pulsando al mismo tiempo dos teclas con el logotipo Mauser que lleva la culata en ambos costados. Un detalle muy original que ha mantenido en todas las versiones de caza y que, sin duda, contribuye a que los M18 sean rifles ligeros.  En concreto, el M18 básico solo pesa 2,9 kg con cañón de 56 cm y 3,0 kilogramos en calibres magnum.

Cabe añadir que su caja original era de color negro pero actualmente también está disponible en color verde y arena y, que como hemos apuntado, inicialmente se presentó con un cañón estándar sin rosca, pero hoy día también se pueda adquirir con rosca en la boca de fuego.


El cerrojo está bien acodado y guiado y permite recargar muy rápido. No le falta de nada: palanca con maneta sobredimensionada, indicador de mecanismo montado y tres tetones, un extractor y dos expulsores en la cabeza, que envuelve el culote del cartucho.

Disparador bien diseñado. Como no se puede esperar menos de un fabricante de la talla de Mauser, el gatillo del M18 —así como el de todas las demás versiones de caza que se presentaron en 2020— no tiene recorrido y es regulable en peso entre 0,95 y 1,5 kg para que el usuario pueda personalizar su sensibilidad y obtener los mejores resultados en precisión en cualquier modalidad.

— Precisión sub-MOA. Mauser tiene fama de fabricar armas muy precisas y el M18 no es una excepción. El fabricante alemán certifica que tanto la versión original como las demás de caza pueden agrupar en superficies inferiores a 1 MOA con cartuchería comercial, una precisión digna de los mejores rifles del mercado que, sin duda, consigue gracias a la calidad del cañón y al diseño del disparador y de la caja, que lo mantiene perfectamente flotado.

Apto para rececho y caza en movimiento. Está equipado con un cerrojo con cuerpo cilíndrico, cuya cabeza envuelve el culote del cartucho y tiene tres tetones —apertura reducida a 60 grados—, un generoso extractor de uña y dos expulsores activos. La palanca termina en forma de bola sobredimensionada y se puede empuñar cómodamente porque queda bien separada de la caja y, lo más importante, se puede armar y desplazar tan rápido y con tal suavidad por la acción que, con cualquier M18, se puede vaciar su cargador tan rápido como seamos capaces de accionar su cerrojo. O, dicho de otra manera, posee una acción adecuada para cazar piezas en movimiento, además de precisión de sobra para recechar, incluso a larga distancia. 

Cabe añadir que su armazón, de acero de primera calidad, es del tipo semi-cerrado pero la ventana de expulsión es lo suficientemente amplia como para, con unos dedos normales, poder llegar a la teja elevadora y alimentar el cargador con el cerrojo abierto.

— Seguro y cargador silenciosos. El mando del seguro también nos recuerda que el M18 es Mauser porque tiene tres posiciones, en vez de las dos usuales: fuego, indicada con un punto de color rojo, y seguro y seguro más bloqueo del cerrojo señaladas con puntos de color blanco. Está ubicado detrás de la palanca, al alcance del pulgar y hace poco ruido o nada si se acompaña con el dedo.

Igual sucede con la capacidad y disposición en que se albergan los cartuchos en el cargador, que es sintético y desmontable, tipo petaca. Nos recuerda a Mauser porque puede alojar 5 cartuchos estándar (o 4 magnum, en ambos casos más 1 en recámara) y también porque alberga la munición al tresbolillo, al más puro estilo Mauser. Además, si mientras lo introducimos o extraemos mantenemos pulsada su retenida, hace muy ruido, por lo que el rifle se puede usar también en una espera si manipulamos con suavidad su cerrojo o, mejor aún, accedemos al puesto con el rifle cargado y asegurado.


Como no podía ser de otra forma en un rifle Mauser, el mando del seguro tiene tres posiciones: fuego, seguro sin bloqueo del cerrojo y seguro con bloqueo del cerrojo. En la posición intermedia de seguro sin bloqueo se puede cargar o descargar el con total seguridad. Es silencioso.

M18 Feldjagd

Para crear su modelo para caza a larga distancia o rifle para cazar en espacios abiertos, que es como se debe interpretar el significado de Feldjagd —porque si se traduce literalmente no tiene sentido: sería caza en el campo—, Mauser solo ha tenido que hacer dos modificaciones a su M18 original. Una ha sido cambiarle el cañón redondo estándar de 17 mm sin rosca en la boca de fuego por otro con rosca, semipesado y acanalado de 19 mm, con el fin de optimizar su precisión en disparos a larga distancia sin incrementar mucho el peso del arma, puesto que se trata de un rifle de caza que se tiene que portar cómodamente durante horas.

Y, la segunda, añadirle a la caja original una carrillera ajustable en altura para que cualquier cazador, independientemente de su complexión física y del tipo de visor que utilice, pueda apuntar con la cara correctamente apoyada en la culata, que es de color arena.


El cargador es de polímero. Puede alojar en doble fila 5 cartuchos estándar o 4 magnum más 1 en recámara en ambos casos.

El resultado es un rifle elegante que es tan resistente, rápido de recargar y manejable como el M18 básico, pues mide lo mismo —106 cm con cañón de 56 cm— pero, sin embargo, tiene una caja y y un peso ligeramente superior —3,16 kg frente a 2,9 kg en calibres estándar— con los que se puede conseguir mejores resultados en tiros a larga distancia porque la carrillera elevable permite apuntar con mayor precisión y, al ser algo más pesado, el M18 Feldjagd se para mejor.

Pruebas

Se realizaron con apoyo a 100 metros un día de mucho calor en mi campo de tiro —Club Deportivo Centro Madrid—, por lo que ya os adelanto que el blanco que se publica, aunque bueno pues son 5 tiros agrupados en un MOA, no refleja fielmente la precisión que se puede conseguir con este rifle si en vez de probarlo en verano a bastante más de 30 grados lo hubiera hecho en invierno. La razón es que debido a la temperatura el cañón se calienta muy rápido y es necesario hacer pausas cada dos o tres tiros al principio y luego cada dos o incluso después de cada tiro, para que se enfríe y evitar que se dilate y, por tanto, cada vez que dejas de tirar y vuelve a comenzar la posición del rifle y la postura de tiro, aunque intentas que sea siempre la misma, cambia ligeramente y, como consecuencia, también cambia ligeramente el punto de impacto y resulta muy difícil hacer una agrupación sub-MOA de más de tres disparos o de dos si después de cada tiro tienes que dejar de disparar.


La prueba se realizó con apoyo a 100 metros.

Por supuesto, el problema de falta de agrupación por el calor calor sería aún más acusado si el cañón del rifle no estuviera flotado, porque, además de dilatarse el tubo, tocaría en la caja y ya directamente no agruparía. Por fortuna el del M18 lo está y por esta razón agrupó cinco tiros en un MOA pero en dos grupos de tres y dos disparos que están montados que se corresponden con las pausas que necesité hacer para dejar enfriar el cañón.


El testigo rojo, que mide exactamente 1 MOA, tapa la agrupación de 5 impactos entre centros y los dos grupos de impactos por separado son sub-MOA.

Cabe añadir que, las pruebas la realicé con un M18 Feldjagd nuevo, calibre .308 Win, con visor Zeiss Conquest V4 4-24x50 con monturas desmontables Hexalock y munición Geco Express de 165 grains. Y como me esperaba transcurrió sin ningún incidente de funcionamiento, pues ya había probado en su día el M18 básico con y sin rosca en la boca de fuego y he utilizado en alguna ocasión más este modelo para probar visores, por lo que no me sorprendió lo bien que expulsa, lo bien que se tira con su disparador directo pese a que viene regulado de fábrica a cerca de la presión máxima —a casi 1,4 kg—, ni tampoco que las vainas prácticamente ni se deforman, lo que indica que la recámara está perfectamente dimensionada, etc.

En definitiva, un producto totalmente recomendable para cazar con un visor potente, como el Zeiss utilizado, grandes distancias. No me importaría comprármelo, os lo aseguro.