Internacional

Canadá

Dispara y abate al oso que momentos antes había matado a su mujer y a su bebé

Una madre y su bebé de diez meses murieron el pasado lunes tras el presunto ataque de oso grizzly en el territorio de Yukón, en el noroeste de Canadá. El animal se cruzó poco después con el marido y padre de las fallecidas, que le disparó y abatió sin conocer aún la terrible tragedia.

29/11/2018 18:07:27 | CdC

Gjermund Roesholt había salido a revisar las trampas para oso que había preparado el día anterior. Al regresar a casa, ubicada a orillas del lago Einarson, perteneciente a Yukón, se topó con un enorme oso grizzli a apenas cien metros de su propiedad.

Lo abatió y corrió a la casa temiéndose lo peor

Consiguió abatirlo con su rifle, pero, ante la cercanía del animal con respecto a la casa en la que estaba su familia, el cazador corrió hasta llegar a la dantesca escena que encontró allí.

Al parecer, ese mismo oso al que había abatido minutos antes, se había acercado a la casa y acabó con la vida de su esposa y del bebé de ambos, de tan solo 10 meses de edad que, al parecer, estaban paseando en el exterior de la vivienda.

Un terrible ataque

La Real Policía Montada de Canadá y el forense están investigando el incidente. La pareja se había instalado en la cabaña para aprovechar el permiso de maternidad de Theoret, quien era maestra en una escuela primaria de Whitehorse, durante la época de caza permitida por el gobierno canadiense y así conseguir unos ingresos extra.

El clima cada vez más inestable y la intromisión en el hábitat natural de algunas especies animales han causado varios ataques en los últimos dos años en Canadá, incluida la muerte en agosto de un cazador inuit por un oso polar en Nunavut, en el extremo norte del país.

 

« Ver más noticias

Noticia bajo licencia Creative Commons Licencia de Creative Commons