Editorial

Esto no es caza, es una conducta injustificable

Desde Club de Caza queremos reprobar esta conducta. No solo se cometen unos hechos totalmente irrespetuosos con la caza, sino que los graban y acaban inundando las redes sociales.

En un momento en el que debemos esforzarnos porque la imagen de la caza refleje su verdadera esencia a una sociedad cada vez más crítica e incluso contraria a nuestra pasión, aparecen estos vídeos que, el que escribe, tras décadas cazando y conociendo y habiendo compartido jornadas con cazadores de todo el país, jamás ha presenciado.



Al verlo me han venido a la mente sospechas de que se trate de un montaje de los que tanto quieren vernos caer. No me entra en la cabeza que un cazador pueda actuar de tal manera.


El primer mandamiento de todo cazador debe ser el respeto por la pieza. Por ese animal al que le arrebatamos la vida. Es algo obligado para todos y cada uno de nosotros evitarle cualquier tipo de sufrimiento innecesario. Y me consta que esto es lo usual en nuestro colectivo.


El montero lleva siempre consigo un cuchillo de remate. Su función es esa. Rematar al animal herido. A principios de semana vimos cómo un valiente rehalero resultaba herido por proceder como la caza merece. Por eso no puedo entender lo que he visto y lo que quiero olvidar cuanto antes.


Esas pedradas son injustificables. Esa actitud cobarde es impropia de alguien que se llama a sí mismo cazador.


Eso no es caza. Y el cazador de verdad lo sabe y se sumará a esta reprobación.

 

Club de Caza (3758 lecturas) 

 

« Otros editoriales

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.