Actualidad

Denuncia

Rescata a un conejo de las fauces de un gato: «hacen mucho daño, no van a dejar uno vivo»

Jorge Montejo es un cazador de Illescas, en Toledo, que nos ha contado un caso que se repite alarmantemente en nuestros campos: los gatos domésticos y su predación sobre la fauna silvestre de su entorno. En este caso, este cazador rescató a un conejo que había sido capturado por uno de estos felinos.

31/05/2019 13:42:41 | CdC | Archivado en:  Polémica.

Esta noticia la han leido 21.525 personas

Gatos depredadores

Anoche Jorge estaba descansando en su domicilio cuando escuchó cómo un animal chillaba. Salió inmediatamente para ver qué sucedía. Este cazador, amante de la naturaleza como el que más, vio con asombro cómo un gato había atrapado a un conejo y lo estaba matando.

«Lo curaré y lo soltaré lejos»

Decidió intervenir. Este cazador conoce a la perfección la naturaleza, y sabe que lo que estaba sucediendo a pocos metros de la puerta de su casa era totalmente antinatural. Se aproximó corriendo y el gato soltó a su presa. Jorge cogió al conejo y lo llevó a casa. Desde entonces, le practica curas regularmente y lo alimenta lo mejor que puede: «Mi intención es soltarle lejos del pueblo en cuanto se recupere», nos cuenta.

Estudios científicos que demuestran el daño que ocasionan los gatos domésticos

El gato ha sido señalado como la principal amenaza para la vida silvestre en diversos países. Por ejemplo, en Estados Unidos se desarrolló una investigación que cifró que los felinos domésticos eran los responsables de las muertes de entre 1.400 y 3.700 millones de aves, lo que representa, según las estimaciones de Pete Marra, uno de los autores del estudio, el 15% del total del pájaros de EEUU. Hablando de Mamíferos, las cifras apuntan a entre 6.900 y 20.700 millones de animales depredados por los gatos cada año en suelo estadounidense.

El estudio habla de gatos domésticos, pero se detiene en la gran incidencia de los callejeros, que no están contabilizados, pero que basan su alimentación en los animales contabilizados.

Los resultados de este estudio advierten que «La mortalidad por la depredación de los gatos es probable que sea sustancial en todas las partes del mundo donde se encuentran gatos en libertad. Esta mortalidad es especialmente preocupante en el contexto del aumento constante de las poblaciones de gatos domésticos o la tendencia de aumento de las poblaciones de gatos callejeros.

Ante este tipo de investigaciones científicas, ¿qué hacen los ayuntamientos y administraciones.

Método C.E.S. Los capturan, esterilizan y los sueltan de nuevo

Las ordenanzas municipales se están viendo contagiadas por los postulados animalistas, que solo consideran animales a los mascotables. Por ello, estamos asistiendo a cómo se establecen normativas que protejan a los gatos sin considerar los tremendos daños que efectúan sobre otros animales de su entorno.

Un claro ejemplo lo tenemos en las inversiones que se están realizando para el «control» de las colonias de gatos con métodos como el C.E.S: Captura, esterilización y suelta en su entorno o el TVHR, consistente en realizar una vasectomía a los ejemplares macho.

Los ayuntamientos que han aplicado el primero de estos protocolos han disfrazado los resultados en términos que miden la salubridad dentro de las propias colonias de gatos. Nada dicen de los costos económicos de miles de euros que conllevan las esterilizaciones, ni mucho menos del impacto de los gatos en la fauna silvestre que se encuentra o, mejor dicho, probablemente se encontraba alrededor de esas colonias.

La reducción de las poblaciones de gatos se ralentiza en años, quizás varias décadas, y teniendo en cuenta las colonias intervenidas en una ocasión. Con nuevos miembros de estos grupos caninos, se hace necesario intervenir de nuevo y repetidamente en el tiempo. Por ello, este tipo de protocolo prácticamente perpetúa las concentraciones de gatos en estos municipios y ciudades y, con ello, las devastadoras consecuencias que acarrean sobre la población de aves, pequeños mamíferos y reptiles.

Esto choca con algunas normativas de prevención de daños

La consideración de los daños de las «especies domésticas asilvestradas pueden ocasionar daños en el medio natural», se han puesto en marcha decretos que aprueban reglamentos en materia de ordenación de la caza en los que se permite «adoptar medidas de control sobre los animales domésticos asilvestrados en terrenos acotados para la caza. También existe normativa en torno a la consideración de especie exótica invasora, en los que encontramos que «Se considerarán especies exóticas invasoras.

A) Los ejemplares híbridos que se encuentren en libertad en el medio natural.

B) Los ejemplares de los animales de compañía, animales exóticos de compañía, domésticos y de producción asilvestrados».

Por especie exótica invasora se entiende «aquella que se introduce o establece en un ecosistema o hábitat natural o seminatural, y que es un agente de cambio y amenaza para la diversidad biológica nativa, ya sea por su comportamiento invasor o por el riesgo de contaminación genética».

Por ello, la Administración puede autorizar de manera expresa el control de animales asilvestrados con armas de fuego ante una solicitud del titular del coto de caza si quedan acreditados los daños producidos por esos animales asilvestrados.

Especie invasora y que está siendo prohibida

No olvidemos que Los gatos domésticos  están incluidos en la lista de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo.

Hay lugares en el mundo donde el gato doméstico ha sido prohibido por las autoridades. Es el caso de Omaui, un pequeño pueblo de la costa sur de Nueva Zelanda, que ha regulado un plan radical para proteger la frágil fauna nativa y, por tanto, prohibirá los felinos domésticos.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.