Actualidad

Medicina

Sobrevive al ataque de una hiena y el doctor Cavadas le reconstruye el rostro

El famoso doctor Pedro Cavadas, conocido en el sector por ser un proclamado cazador, ha logrado otro éxito que sumar a los muchos logros médicos que puede contar en su dilatada carrera como cirujano. Un héroe keniano malvivía sin poder comer ni hablar debido al ataque de una hiena. El doctor valenciano ha reconstruido el maxilar, la nariz y el pulgar y le ha proporcionado una nueva vida.

30/10/2018 16:44:38 | CdC | Archivado en:  Valencia.

Doctor Cavadas

Lonunuko no dudó en intentar salvar la vida de una mujer cuando esta estaba siendo atacada por una hiena. No pudo evitar que la fiera matase a la mujer, y él mismo pudo seguir con vida gracias a que cayó en un agujero en el que no cabía la hiena. Esto sucedió después de que el animal salvaje le arrancara la cara y los dedos de la mano.

Hace cuatro años de aquello, y Lonunuko arrastró unas secuelas terribles. Entre lo peor que le quedó de aquel acto heroico fue que apenas podía comer ni tragar, como ha explicado hoy mismo el doctor Pedro Cavadas.

Tres complicadas operaciones

Esta mañana era presentado en el Hospital de Manises el resultado de las tres complicadas operaciones de reconstrucción del rostro y mano izquierda de Lonunuko. La primera operación se centró en la reconstrucción del maxilar, ya que el ganadero keniata perdió el tercio medio de cara, lo que ha obligado al cirujano valenciano a reconstruir el interior del paladar y el interior de la boca. La dentadura será colocada cuando Lonunuko vuelva a Kenia, algo que está deseando este hombre de 52 años con siete hijos a los que alimentar.

La segunda de estas intervenciones se dedicó a la nariz, mientras que la última operación reconstruyó el pulgar de la mano izquierda, que ha sido microquirúrgica, y tampoco se podía hacer en Kenia.

Una nueva vida para este ganadero

Cavadas, que ha manifestado que estas intervenciones «le regalarán una segunda oportunidad, una nueva vida» al héroe keniata, las realizó hace apenas un mes en este centro gracias al acuerdo con la Fundación Pedro Cavadas en Kenia.

El doctor cazador también se ha mostrado sorprendido ante la rápida recuperación ded su paciente: «Es gente durísima. Realmente estamos aquí porque este es un tío tan duro que sobrevive a que una hiena textualmente le arranque la cara y las manos. A que casi se lo coma. Cualquier mortal se habría muerto con eso. Esta gente es así de dura y sobrevive a eso, con lo cual los postoperatorios para ellos es un paseo en barca».

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.