Actualidad

Polémica

«¡Los animalistas me están quitando los perros!»

—Hola Eduardo, te llamo para que nos hables sobre lo que está sucediendo en Toledo por culpa de los incendios y los problemas…
—Perdona, te llamo luego, ¡que los animalistas me están quitando los perros!

02/07/2019 12:08:28 | CdC | Archivado en:  Polémica.

Esta noticia la han leido 45.655 personas

Animalismo

Eduardo tiene una finca en Cadalso de los Vidrios. Cuando comenzó el fuego, lo primero que hizo fue llamar a su padre para que acudiera urgentemente a sacar a sus perros de allí. Su padre no tiene carné de conducir y la Guardia Civil no le dejaba pasar. Pero pasó, se jugó la vida para soltar a los perros. Al día siguiente, los animales volvieron a la finca. De otra manera, hoy podrían estar muertos. Y no lo están, los tiene todos de nuevo Eduardo, aunque aún teme que se los roben.

Se han jugado la vida por sus perros

Él estaba en Almería, pero lo dejó todo y acudió a Cadalso de los Vidrios para ayudar en lo que pudiera y atender a sus perros. Como él, muchos de los que allí tienen fincas. Nos cuentan cómo se veían rodeados de llamas y, aun así, no dudaron en jugarse sus vidas para ayudar a sus animales.

Y los más radicales están atacando a estas personas con frases tan inhumanas como esta, extraída del post de una tal Mónica Masqb en Facebook: «Tu padre dejó atrás a unos pocos (perros) por salvar su vida». Esta soberbia barbaridad responde a la explicación de una rehalera que cuenta precisamente algo idéntico a lo que acabamos de aludir: un rehalero que se jugó la vida para ir a sacar a sus perros de la finca y se vio rodeado por cinco focos de fuego. Aun así, siguieron arriesgándose hasta que las autoridades se lo impidieron.

La táctica de los que han robado animales

Una vez el peligro pasó, los legítimos propietarios volvieron a llevar a sus animales allí. Y Eduardo nos asegura que esto es lo que están aprovechando las personas que se llevan los animales: «A un amigo que tenía conejos caseros y ocas no le han dejado nada. Y este hombre se los había llevado antes de que llegara el fuego. Los había vuelto a bajar y estos ladrones han entrado en su finca y se los han llevado».

Durante los últimos días, varios cazadores de la zona nos han llamado para quejarse de que les están reventando las puertas de las casas y están entrando para llevarse a los perros. Hemos hablado con uno de ellos que estaba volviendo en ese momento de un Albergue de Arroyomolinos de recuperar a sus perros.

Otro vecino de Cadalso tuvo un altercado con estas personas al comprobar que se habían llevado sus perros, de raza bull terrier, incluso sus gallinas. Allí no había peligro de fuego.

El peligro del fuego ha acabado, pero no el de los que roban los perros

En la noche del lunes nos llama Eduardo. Lleva varios días que no puede ni dormir: «Esta mañana, llegando a la finca, veo a dos hombres asomándose por la puerta para mirar dentro. En cuanto me han visto han salido corriendo».

Eduardo es cazador de menor. Tiene podencos portugueses, con los que caza el conejo, y una galguita joven, de 3 meses, que ha estado perdida pero que, afortunadamente, ya está de nuevo con él.

Nos confirma que a varios de sus vecinos les están entrando en fincas y chalets para llevarse a los animales que hay allí: «El fuego está apagado, ha pasado el peligro, y estos animalistas vienen a llevarse a los perros porque les da la gana», se queja Eduardo.

Este cazador nos cuenta que los animales volvieron a sus fincas cuando se aseguraron de que el peligro había pasado: «Allí están mejor que en ningún lado, o eso creíamos». Porque Eduardo y muchos de los propietarios de animales de la zona no pueden descansar.

Les ha pillado intentando robarle los perros

En la tarde de ayer lunes le llamó un concejal de Cadalso avisándole que varias mujeres estaban entrando en su finca. Cogió el coche y acudió allí. Cuando llegó, encontró a varias mujeres encaramadas a su verja. Cuando le vieron llegar, reaccionaron de la misma manera que los que encontró por la mañana: salieron corriendo.

Pero esta vez Eduardo no iba a dejarlo pasar. Tras comprobar que no faltaba ninguno de sus perros, subió a su coche y bajó al cruce de caminos de aquella zona. Allí la Guardia Civil había montado un operativo de vigilancia y ya estaba pidiéndoles la documentación a estas mujeres.

«Míralas, aquí te mando la foto para que las veas». Se trata de la fotografía de las animalistas en las que agentes de la Guardia Civil les están pidiendo los documentos de identidad.

Eduardo va a denunciarlas. Y los agentes de la Guardia Civil le han dicho que debe hacerlo, que ellos van a presentar los datos de todas las personas que encuentren allí, vigilando especialmente a los que lleven perros de los que no puedan acreditar su propiedad.

Se organizan en ‘brigadas’ e intentarán salir en los medios para ‘lavar su imagen’

Con todo esto que estamos descubriendo, los animalistas han visto que se les acaba el chollo, que se está haciendo público que lo único que hacen es, presuntamente, delinquir escondiéndose tras la excusa de ayudar a los animales víctimas del fuego.

Pero esto no es así. El fuego se controló hace días y allí siguen, entrando ilegalmente en propiedades y robando animales que no corren ningún peligro.

Están perfectamente organizados para cubrir las zonas en las que creen que quedan animales. Ellos mismos se hacen llamar «brigadas», y organizan lo que denominan como «batidas»: mientras unos vigilan que no sean descubiertos, otros entran en las propiedades privadas y cogen todos los animales que pueden.

Han pedido material para entrar ilegalmente en propiedades privadas

Para ello, han hecho peticiones públicas de material que les permita delinquir: Herramientas para cortar alambre y candados, cizallas, palancas de desencofrador, cortafríos… Aunque hay quien responde a estas publicaciones diciendo que con piedras grandes también pueden romper candados y cerraduras.

Piden casas de acogida para llevar a los perros

Piden «casas de acogida» para llevar a los perros cuando las protectoras que realmente están trabajando en la zona han conseguido que se habiliten recintos públicos e incluso plazas de toros para llevar a los animales que se sacaron de las zonas afectadas por el fuego.

Pero estos animalistas radicales se llevan a los perros a casas de acogida. ¿Qué objetivo tiene esto? ¿Por qué no los llevan a los lugares habilitados para ello? Allí es donde sus propietarios irán a buscarlos.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

1 comentario
02 jul. 15:01
joselu3  
Solo con ver las caras y vestimentas de estas, seguro que los dueños de los perros los tienen mejor alimentados y cuidados que en su dia cuidaron los padres a estas perroflautas

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.