Actualidad

Girona

La solidaridad de los cazadores: ayudan a los agricultores a salvar sus cosechas de maíz dañadas por los jabalíes

La caza es una afición, una pasión y, para muchos, una forma de ayudar a los demás a salvaguardar su forma de vida. Los agricultores de Báscara, en Alto Ampurdán (Girona) sufrieron enormes daños en sus cosechas de maíz, estropeadas en su mayoría por los ataques de los jabalíes.

07/05/2019 14:16:08 | CdC | Archivado en:  Cataluña.

Jabalíes en Girona

La cuadrilla Once de septiembre demostró su ejemplaridad y responsabilidad con los ganaderos y agricultores catalanes. El sábado vivieron una jornada de campo en la que llevaron a cabo una batida por daños y cazaron a un total de cinco jabalíes. Esto supondrá un alivio para los profesionales que, tras sembrar sus campos con todo el cariño para alimentar a sus animales, se vieron afectados por los ataques masivos de los jabalíes.

Xabi es uno de los cazadores de esta cuadrilla que mostró su aprecio por los animales y las personas que viven en las zonas rurales. «Teníamos pensado hacer la cacería la semana anterior, pero nos faltaron trámites ya que estos permisos son excepcionales», explica este profesional.

Una piara importante de jabalíes atacó unos campos de maíz recién sembrados, ocasionando grandes pérdidas para los agricultores que ensilan esta gramínea y alimentan a sus vacas. Ante esta situación, la cuadrilla Once de septiembre no dudó en ofrecer su ayuda para intentar solventar esta situación.

«Cumplimos con nuestro cometido, como está mandado», cuenta Xabi. Casi una treintena de cazadores con tres jaurías de perros acudieron a esta zona de Girona. «Fue un día espectacular, pese a las fuertes rachas de tramontana», narra este cazador, que también explica que hicieron tres sueltas desde las seis de la mañana y hasta las cuatro de la tarde.

En la primera, estos guardianes del medio rural cazaron cuatro jabalíes y, en la segunda, localizaron dos, pero uno, de unos 80 kilogramos de peso, logró escapar. En la última levantaron un ejemplar pequeño de jabalí en un sitio pequeño, y este fue abatido. Estos cazadores tenían intención de hacer una cuarta suelta, «pero los perros, con el parón de marzo y abril, estaban reventados», cuenta Xabi, que explica cómo su cuadrilla optó por priorizar el descanso de sus animales.

Si persisten los daños, estos cazadores no dudarán en volver y ofrecer su ayuda para garantizar la sostenibilidad de la vida rural, en la que ganaderos, agricultores y cazadores demuestran su solidaridad y complicidad a diario.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.