Actualidad

Animalismo

«¿Es tuyo este perro?» La dueña de un refugio se lo ha llevado de Burgos a Cáceres

¡No se esconden! Una animalista se lleva un perro que encuentra en las inmediaciones del hotel – restaurante Mirador de Arlanzón, en Los Balbases, Burgos, mientras lo graba en vídeo para compartirlo en redes sociales, junto a una monumental bronca al encargado del negocio, haciéndole mala prensa.

22/04/2019 18:00:04 | CdC | Archivado en:  Animalismo.

Animalismo

En el momento de la sustracción, la mujer desconoce la procedencia del animal y si está correctamente identificado con microchip o no, pero, igualmente, sin esperar a que la patrulla de la Guardia Civil que supuestamente solicitaron a través del 112 se persone en el lugar, coge al perro, camelándolo con comida, y lo monta en su coche llevándoselo hasta Cáceres.

Lo ponen en adopción en el momento

Mediante redes sociales el perro es puesto en adopción o a disposición de alguna asociación o protectora. Una forma de actuar muy común en protectoras y animalistas, tal y como explicábamos hace poco en Club de Caza, en el reportaje en profundidad Protectoras: 10 casos reales que demuestran que no son lo que parecen.

Bronca monumental al encargado del hotel

El vídeo, mostrado en su red social, manifiesta la prepotencia y las malas formas con la que la mujer se dirige hacia el responsable del negocio, echándole una monumental bronca e imponiendo con intransigencia sus propios criterios e ideales sobre la tenencia de animales mientras lo graba con alevosía, sin consentimiento del implicado, pues la cámara enfoca todo el tiempo al suelo, disimulando que se está realizando la grabación.

Cinco perros y diez gatos en casa

Tanto los vídeos como el texto que acompaña al post publicado en Facebook por esta señora demuestran cómo el perro, sin ser identificado por un agente de la autoridad o un veterinario que pueda corroborar su procedencia, es supuestamente robado y puesto a disposición de adoptantes que vivan cerca de Cáceres, mientras un grupo de seguidores vitorea la hazaña tratando a la usurpadora como «un ángel caído del cielo».

«¡Necesito ayuda! Mis vacaciones y las de mi hermana comienzan de puta madre. Hemos parado a tomar café e ir al lavabo y que Shikay estirarse las patitas. A lo lejos vemos lo del vídeo, galgo atado y perrito delgado, sin collar, lleno de garrapatas y gruñendo, tirando arena. He llamado al 112 de Burgos, nos enviarían una patrulla, dijeron. Mientras he ido a hablar con el propietario del hotel para que me explicase la situación del galgo […] me dice que el galgo está bien y bla bla bla y que del otro le da igual y que no tiene por qué avisar a nadie.

»Después de media hora, y con la correa de Shikay, hemos conseguido cogerlo y vamos camino de Cáceres con él. Si alguien puede acogerlo me hago cargo de todos los gastos, Patri y yo. En mi casa ya hay 5 y 10 gatos».

Pasan cuatro días hasta que supuestamente lo llevan al veterinario

El perro, que parece estar educado para andar perfectamente con correa y para viajar en coche, no presenta la apariencia de delgado que describen en los textos.

Supuestamente, no lo lleva ante un veterinario hasta cuatro días después de su recogida, pero asegura que no tiene microchip días antes de asistir a la clínica, de la que no se especifica nombre ni datos. En cambio, sí señala la inserción de un nuevo microchip y que el animal será esterilizado en un mes, por lo que si aparece el verdadero dueño del animal, tendrá que correr con todos los gastos.

El animal finalmente no ha sido adoptado por nadie externo al refugio que regenta esta animalista, sino que ha terminado viviendo en su casa, sumando el número dieciséis a los animales que conviven en el piso o casa de la protagonista de esta historia.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.