Actualidad

Jaén

Una protectora se niega a devolver un perro a sus dueños

La dueña del bodeguero andaluz iniciará próximamente los trámites legales para recuperar al cachorro, de tres meses de edad, que perdió en Baeza y que acabó en una protectora que se negó a devolvérselo.

10/04/2019 16:39:29 | CdC | Archivado en:  Andalucía.

Bodeguero andaluz

Paloma es la dueña de Coco y su vida es una pesadilla desde hace más de dos semanas como consecuencia de mala gestión de una protectora de animales de Jaén.

El cachorro se perdió antes de ponerle el microchip

El 21 de marzo su cachorro de apenas tres meses y raza bodeguero se perdió en Montalvas (Baeza, Jaén) y, desde entonces, ha emprendido una larga lucha para llevarlo de vuelta a casa. El 1 de abril Paloma descubrió que Coco estaba en la protectora baezana Albayyasa al ver una publicación en el Facebook de esta asociación en la que aparecía el animal. «En cuanto fui a preguntar, la directora del centro me dijo que el perro ya había sido adoptado por otra familia», explica Paloma, que también denuncia la falta de empatía por parte de la entidad.

El día 2 de abril Paloma presentó una denuncia ante la Guardia Civil del municipio y, desde la protectora, le comunicaron que el perro había sido trasladado a Alemania, donde lo esperaba una nueva familia adoptiva. Tan solo un día después las redes sociales se hicieron eco de lo ocurrido y transmitieron su apoyo a Paloma para procurar que el animal se reuniese lo antes posible con su dueña.

Les pidieron prueba de ADN

«No nos dicen dónde está y creemos que aún lo tienen aquí», explica la dueña de Coco. La presión en redes y medios de comunicación consiguió que desde la dirección de la protectora prometieran la entrega inmediata de Coco a sus dueños. Pero la realidad fue distinta y Coco aún no ha regresado a su hogar. «Me pidieron una prueba de ADN y pensé que menuda suerte la de tener a su madre porque yo no tenía cómo demostrar que el perro era mío», cuenta Paloma, ya que su pequeño Coco no contaba con microchip ni vacunas al tener tan solo tres meses de edad.

Los dueños de Coco decidieron hacer una ampliación de la denuncia para intentar frenar el proceso de adopción, que aún sigue abierto. Paloma ha tenido que contratar a un abogado para afrontar el trámite legal que le permita recuperar a su cachorro de bodeguero.

La cara oculta de algunas protectoras

Como respuesta a la desaparición de Coco, las redes sociales se llenaron de muestras de apoyo para Paloma y su familia y, días después, alguien creó en Facebook la página de ‘Afectados por la Protectora de Animales de Baeza’, un canal que nace para poner en contacto a las de personas que se han visto afectadas por la mala gestión de esta entidad baezana.

La página dispone de un mail de contacto para recoger las experiencias de los distintos afectados. Asimismo, antiguos voluntarios exponen las prácticas ilegales que la protectora lleva a cabo desde hace años.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.