Actualidad

Badajoz

Todo lo que sucedió durante la concentración de cazadores frente a PACMA

Club de Caza ha hablado con la persona que grabó y fotografió la concentración pacífica de cazadores que tuvo lugar ayer jueves en Badajoz, frente a la presidenta de PACMA, Silvia Barquero, y también con el presidente de una de las sociedades de cazadores que estuvo presente en el acto.

15/03/2019 16:50:36 | CdC | Archivado en:  AnimalismoExtremadura.

Pacma Badajoz

Ayer tuvimos conocimiento de la concentración que se produjo en Badajoz por parte de varios grupos de cazadores federados que, sin otro ánimo, aprovechando la visita de Silvia Barquero para recoger firmas contra la caza en la capital pacense, quisieron manifestar su disconformidad, de manera silenciosa, frente a las acusaciones y mentiras que el partido animalista PACMA vierte sobre el sector.

En Club de Caza, a diferencia de la prensa generalista que ha dado voz a PACMA en un ejercicio de antiperiodismo, sin contrastar informaciones, hemos querido conocer más de cerca todo lo que ocurrió durante la concentración y hemos conseguido ponernos en contacto con la persona que grabó las imágenes, a quien hemos entrevistado en primer lugar, y con el presidente de la Sociedad de Cazadores La Pacense.

¿Qué sucedió realmente?

«Se hizo una convocatoria a varias asociaciones de cazadores federados para concentrarse en la calle Menacho, con motivo de la visita de Silvia Barquero, presidenta de PACMA, a la ciudad de Badajoz. Varios grupos de cazadores, pertenecientes a la sociedad local de cazadores ‘La Pacense’, la sociedad de ‘La Albuera’ y las sociedades galgueras ‘El Lebrel’ y ‘La Liebre’, nos personamos en el lugar para, de manera silenciosa y amigable, recordarle al partido animalista que no somos asesinos, ni maltratadores, y que somos parte del mundo rural que quieren destruir».

¿Fue realmente un acto respetuoso y pacífico?

«Completamente. Tan solo cuando llegamos —siempre manteniéndonos a una distancia prudencial de ellos— alguien, no sé bien si Silvia o uno de sus acompañantes, dijo ¡Corred, corred, que nos linchan! Y soltó un improperio, que puede escucharse en uno de los vídeos que la Federación Extremeña de Caza ha colgado en su página de Facebook.

»Otro señor que pasaba por la calle nos increpó diciendo que ejercemos violencia sobre los animales, que los maltratamos, a lo que sencillamente respondimos que nosotros no maltratábamos a los animales, que es otro tipo de persona la que lo hace, no un cazador.

»Pasado esto, en ningún momento Silvia nos increpa, ni nosotros a ellos. Tan solo hubo un instante en el que se dirigió a nosotros: cuando un viandante, ajeno a la concentración gritó ¡Viva la caza! Y ella respondió ¡Viva los galgos vivos!, a lo que los cazadores allí concentrados respondieron al unísono ¡Viva!».

¿Qué hizo Barquero cuando no se grababa?

«En todo momento me encargué de grabar y/o hacer como que estaba grabando para evitar que pudiese surgir cualquier conflicto».

¿Consiguieron hablar con ella o con su entorno?

«No, no hubo una conversación directa. Sí, en cambio, hubo conversaciones con personas que pasaban por allí y se interesaban por nuestra situación o por hacer fotos a los perros, por ejemplo, una señora que se paró a hacer fotografías a los galgos porque es pintora y le encanta pintar galgos, nos comentó que no tenía perros pero que nos mostraba su apoyo. Otra señora que pasaba por allí con su hija se paró también a preguntar a los galgueros por las situaciones de abandono, a lo que amablemente se respondió con la verdad, que esos casos de muerte o abandono se producen generalmente en perros que han sido robados a cazadores, que cuando dejan de utilizarlos, los abandonan. El galguero le explicó a la niña cómo él mismo tiene veinticinco galgos, algunos ya que superan los 16 años, y que hace muchos años que no los utiliza para cazar pero viven con él y morirán de manera natural, llegado su momento, en casa».

La Pacense

Desde la Sociedad de Cazadores La Pacense, mediante la representación de su presidente, también nos cuentan su versión de los hechos.

«Asistimos a esta concentración, como bien se ha dicho, de manera silenciosa y pacífica, con la idea de reivindicar nuestros derechos. En ningún momento se entró en el juego que en un principio buscaban los animalistas, increpándonos. De hecho, sirva de ejemplo que allí había dos patrullas de la Policía Nacional y en ningún momento tuvieron que intervenir. No quisimos dar pie a ello, ni hubo ningún acto de tentativa contra los animalistas. Solamente queríamos reivindicar nuestros derechos sobre la caza y el mundo rural, ese que tanto desconocen.

»Nos enteramos por varios compañeros, a quienes les pidieron la firma contra la caza en la calle, que se estaba llevando a cabo este acto en Badajoz y decidimos que, en vez de pasear a nuestros perros libres por el campo como hacemos habitualmente, porque es donde son felices, nos iríamos a pasear con ellos a la ciudad, con unos carteles que manifestasen nuestros derechos y nuestras quejas hasta llegar a ponernos frente al partido animalista, que está vendiendo una mentira al resto de la sociedad, porque nosotros ni somos asesinos, ni somos maltratadores, ni es justo meter a todo el mundo en el mismo saco.

»Estamos cansados de vivir continuamente entre acoso y amenazas, principalmente a través de redes sociales, que es lo que hoy día está más en uso. Lo de ayer fue una forma de pedir respeto, respetando. Queremos volver a ser cazadores sin sentir miedo hacia la sociedad».

Mi perro también estuvo en la concentración

»Mi perro también estuvo en la concentración, es el epagneul breton que puede verse en algunas fotos. Camarón tiene 14 años y lo rescaté con tres meses de un contenedor de basura, lo crié a biberón y desde entonces no se ha separado ni de mi, ni de mi familia ni en vacaciones, y creo que también pedí por sus derechos para ser libre, para poder salir al campo y disfrutarlo como a él más le gusta. Yo no le obligo a correr detrás de las perdices, ni de los conejos, lo hace por instinto, disfruta. Jamás le querría ningún mal. Junto a mi mujer y mis dos hijos completa mi familia, no se trata de una herramienta de trabajo como dice PACMA».

Nos cuenta también que Camarón ha sufrido varias operaciones a lo largo de su vida, fue operado de los lagrimales porque no le funcionaban, también estuvo hospitalizado porque se envenenó con un herbicida que utilizaron en el barrio y, además, tiene un tratamiento de por vida porque no le funciona bien el hígado y tiene que tomar también un pienso especial.

«Medicaciones, operaciones, analíticas, tratamientos… todo lo costeo yo de mi bolsillo, nadie me ayuda. Podría haber optado por el sacrificio y ahorrarme todo ese dinero, y no lo he hecho, porque es mi compañero, mi familia. Como yo hay miles de cazadores que sienten a sus perros como parte de sus familias. Pero esto PACMA no lo ve, ni lo entiende. Solo le interesan sus propias creencias, sin valorar nada más, y ganar votos a toda costa, hasta con mentiras, lo que manifiesta que los derechos de los animales no les importan tanto como el sueldo vitalicio de llegar a ser políticos».

Ser objetivos

Para romper la credibilidad del contraataque que ha hecho PACMA, utilizando una vez más a los medios generalistas, recomendamos observar, desde un punto de vista objetivo, los vídeos compartidos, tanto los grabados por los cazadores como los que aparecen en las redes sociales de PACMA, de la mano de Silvia Barquero, donde comprobamos que miente al sostener que estos cazadores «han comenzado a gritar proclamas a favor del maltrato animal», añadiendo además, fruto de su mentalidad radical, que alguien está levantando el brazo en señal de un gesto fascista.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.