Actualidad

Galicia

Los ecologistas ahora quieren prohibir la caza de la becada, pero no saben ni cómo es esta ave

Tras la tórtola, la codorniz y la perdiz roja, los ecologistas ahora fijan sus esfuerzos en que se prohíba la caza de la becada, ante lo que definen como «el maltrato que recibe por el sector de la caza». Para ilustrar su denuncia, usan la foto de una becacina.

19/01/2022 13:12:13 | Antonio López Espada | Archivado en:  BecadaEcologismo.

Ecologistas en acción quiere prohibir caza becada y confunde con agachadiza

Comparte esta noticia!

El grupo Ecologistas en Acción ha pedido a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, a las Jefaturas territoriales y a la Dirección General de Patrimonio Natural, “la paralización de cualquier competición, batida y/o caza autorizada acorde con las órdenes de caza y planes de gestión cinegético en todo el territorio de la Comunidad Autónoma de Galicia” en relación a la becada en Galicia.

Mentiras insultantes

Quieren culpar a la caza de una hipotética situación que sufre la arcea. Para ello, aluden una serie de acciones ilegales que quedan fuera de la normativa de caza de la autonomía y se las achacan a todos los cazadores gallegos.

  • Los cazadores entran de noche en los cotos para intentar darles caza a las que aún se están alimentando en las brañas.
  • Se saltan los cupos.
  • Cazan en «días de fortuna».
  • Cazan arceas recién llegadas, exhaustas y con falta de alimento.
  • Confunden una torcaz o un zorzal con una arcea.
  • Si salen un día tras otro a cazar arceas, no le conceden ni un solo descanso y la presión que ejercen sobre ella resulta desmesurada.
  • Se cazan becadas sin precintos y control de capturas.
  • Al cazar en grupo pueden bajar 6 o 9 arceas.

España: el país con más restricciones en la caza de la becada

Todos estos supuestos están manipulados y se presentan solo para criminalizar a los cazadores. Todo esto queda muy lejos de lo que en realidad representa la caza de la becada en Galicia y en el resto del territorio español.

No olvidemos que se trata de un ave migratoria que vuela miles de kilómetros para pasar los inviernos en el sur de Europa. Tampoco, que España no es el único país donde se la caza, pero sí el que más restricciones establece en la normativa cinegética que afecta a la especie, mucho más que países como Francia, por ejemplo.

En nuestras autonomías se aplican cupos reducidos, tanto de ejemplares que se pueden abatir por jornada como las propias jornadas que se puede acudir a la caza de la arcea.

España, país que invierte en investigación sobre la becada

Todos estos supuestos están manipulados y se presentan solo para criminalizar a los cazadores. Todo esto queda muy lejos de lo que en realidad representa la caza de la becada, en Galicia y en el resto del territorio español.

Si hay una especie que reúne las inquietudes de cazadores e investigadores ligados al sector cinegético, esa es la becada. En nuestro país se han desarrollado y se desarrollan diversos estudios encaminados a conocer los hábitos y la salud poblacional de la arcea, así como su relación con la presión cinegética. Todo encaminado a la conservación de la becada.

Baste señalar que los periodos de caza que atañen a la especie excluyen los periodos de reproducción y de migración prenupcial, como requieren las directrices de regulación europea.

No reconocen una arcea ni en fotografía

Lo más vergonzoso de este asunto es que los responsables de Ecologistas en Acción ilustran todo esto con la foto de un ave que no es una becada. Si ningún miembro del grupo es capaz de distinguir una becada de una agachadiza común, definitivamente pierden cualquier autoridad para acusar a los cazadores de nada. Eso sí, aseguran que los cazadores gallegos Confunden una torcaz o un zorzal con una arcea. Es difícil acudir a casos más vergonzosos, aunque los hay. Continúa leyendo. Abajo te los recordamos.


Esta es la fotografía elegida por Ecologistas en Acción para hablar de la becada. En realidad, se trata de una agachadiza común.

Consejos para diferenciar una becada de una agachadiza

Los cazadores no necesitarán estos consejos, pero como estos grupos ecologistas están un poco faltos de conocimientos de fauna y aves, a continuación, les dedicamos una serie de trucos y consejos para diferenciar dos aves muy fácil de distinguir.


A la izquierda, agachadiza común. A la derecha, becada. Foto, Ronald Slabke - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0.

Agachadiza común

La agachadiza común (Gallinago gallinago) es un ave zancuda abundante en los prados inundados del norte peninsular durante los meses invernales. El plumaje del dorso es pardo rojizo y negro con matices dorados en los bordes de las plumas. Al observar su colocación, parece como si la espalda estuviera rayada longitudinalmente. La cabeza tiene en el centro del pileo una raya longitudinal pardo amarillenta o blanquecina y la cara es de color pardo con rayas más claras encima y debajo de los ojos. Estos rasgos resultan irrefutables a la hora de diferenciarla de la becada al observar cualquiera de estas aves en una fotografía, puesto que son muy diferentes a los de esta.

Su tamaño se convierte en la característica morfológica más clara para diferenciarla de la becada. Es de una media de 26,5 centímetros y de entre 80 y 140 gramos de peso. La becada es 10 centímetros más grande, alcanzando los 35, y de unos 350 gramos de peso.

¿Quieres saber más de esta preciosa ave migratoria? Pulsa en la siguiente imagen:

agachadiza

La becada

Becada, chocha perdiz, arcea, oilagorra, cega, sorda, pitorra, picona… Muchos nombres para un ave que apasiona en muchos puntos de nuestra geografía. Como hemos señalado, se trata de un ave de una envergadura mucho mayor a la de la becacina.

Pero también cuenta con un plumaje colorado de manera muy distinta, en el que dominan los tonos pardo rojizos, ocres y el negro. Si nos fijamos en su cabeza, en lugar de la raya longitudinal, cuenta con unas manchas colocadas transversalmente de color más oscuro. Bajo su ojo, la mancha es de forma convexa, al contrario que la que muestra la agachadiza. Su pico es de menor longitud en proporción al tamaño de su cuerpo. Muchos rasgos distintivos que nadie en Ecologistas en Acción ha sabido diferenciar.

Foto becada: Ronald Slabke - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0,

No te lo pierdas

PACMA: animalistas que no distinguen a los animales

Los últimos escándalos protagonizados por la candidata de PACMA no han hecho más que evidenciar que el Partido Animalista trabaja por el beneficio de sus dirigentes y que sus estrategias electorales han continuado con la línea de manipulación de la realidad para llegar a los adeptos emocionales que conforman sus bases.

Pulsa en la imagen para saber más:

Animalistas: Así son los que quieren acabar con la caza

Hemos reunido algunos casos que demuestran el nivel de conocimientos de la Naturaleza y el del civismo de algunos de los que atacan con ferocidad a la caza y al cazador. Así son y actúan los animalistas que quieren acabar con la caza en España.

Pulsa en la imagen para seguir leyendo:

Animalistas que prefieren que los animales se quemen a que sean cazados

El radicalismo aninalista llega al extremo de que hay quien se alegra de que los animales mueran quemados porque así no podrán ser cazados.

Pulsa en la imagen para más información:

 

Comparte esta noticia!

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.