Actualidad

Madrid

Espectacular lance de un podenco andaluz ante un conejo

El portentoso olfato de una podenca andaluza detecta la presencia de un conejo entre las piedras. Como si se tratase de un perro de muestra, queda petrificada señalando el lugar de ocultación de la pieza.

04/10/2021 17:28:22 | Javier Fernández | Archivado en:  Podenco.

caza podenco conejo entre piedras

Comparte esta noticia!

Esta podenca es un auténtico espectáculo cazando. Después de quedar inmóvil señalando hacia el conejo oculto, únicamente rompe la parada en el instante en el que el conejo salta de las rocas.

El propietario de esta excepcional perra de tan sólo 18 meses es un podenquero madrileño. Lola es, según el cazador, una podenca que atesora una serie de cualidades que la hacen diferente al resto de los canes que han pasado por su vida durante 5 décadas de trayectoria cinegética. La define como "especial".

Enamorado de la caza, los perros y la guarnicionería

Bernardo Sepúlveda, cazador madrileño de Arganda del Rey, es el afortunado podenquero que disfruta cada jornada en el campo de los proverbiales vientos y de las grandes cualidades para la caza de Lola. La pasión por la caza de la podenca andaluza le permite disfrutar de intensas jornadas de caza tras los conejos.

Ayer por la mañana el cazador disfrutó de una jornada de campeo en una zona habilitada para tal fin en la que logró levantar de su encame 16 conejos.

Bernardo, un apasionado de la guarnicionería, la caza, los perros y la tauromaquia, ha tenido perros de caza de todas las razas desde que tiene uso de razón. Acompañaba a su padre, también cazador, desde los 8 años de edad.

Una podenca le devolvió la ilusión

El podenquero, que cuenta actualmente con 62 años, estuvo prácticamente dos décadas alejado de la caza debido al declive de la perdiz roja autóctona y del conejo en sus zonas de caza. Pero hace 20 años llegó a sus manos un regalo de un buen amigo que le devolvió la ilusión por la caza.

Se trataban de dos cachorras de la razas podenco portugués e ibicenco. Bernardo que jamás había cazado con podencos creo un vínculo especial con la podenca portuguesa. Según el cazador le devolvió la pasión por la caza. A los pocos meses acuñó la frase después de ver durante muchas jornadas de caza que el resto de cazadores no eran capaces de levantar una pieza mientras que el junto a la podenca siempre detectaba conejos y liebres que "los podencos inventan a la caza".

Vídeo grabado durante una jornada de campeo el pasado miércoles, 29 de septiembre, por la tarde.

 

Comparte esta noticia!

Noticias relacionadas

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.