Actualidad

Vídeo

Una amenaza alada ataca a las poblaciones de corzos ibéricos

Se trata de la mosca carnicera que ataca a los corzos machos, los animales más afectados suelen ser aquellos que portan grandes trofeos, depositando sus larvas bajo las rosetas. Estas eclosionan y devoran viva toda la piel y el músculo del ungulado en esa zona del cráneo.

17/09/2021 13:51:56 | Javier Fernández | Archivado en:  Corzo.

mosca verde come carne en corzos de España

Comparte esta noticia!

El cazador y naturalista Pablo Ortega, presidente honorífico de la Asociación del Corzo Español, ha compartido en su perfil de Instagram un vídeo y las imágenes de animales afectados por la parasitación.

Pablo Ortega da la voz de alarma

El experimento corcero ya avisó hace tiempo de lo que está sucediendo en una de sus últimas publicaciones "Más cosas de corzos".

A día de hoy se están detectado casos, aún dispersos, en Castilla-La Mancha, Aragón, Asturias y Castilla-León. En el año 2018 en uno de los foros de la Asociación del Corzo Español uno de los usuarios participantes denunció la aparición de un corzo en el Principado con síntomas de la enfermedad.

Un corzo víctima de la enfermedad grabado en España

En septiembre del año 2018, Pablo Ortega publicó en su perfil de Instagram un vídeo con un ataque de mosca carnicera a un corzo en España. Las imágenes fueron grabadas en Asturias. Ante la aparición de nuevos casos, el 21 de agosto volvió a difundirlo.

En ellas podemos apreciar con claridad las lesiones causadas por las larvas de las moscas en la zona occipital. El animal presenta un deplorable estado. No para de dar vueltas sobre sí mismo en el asfalto de una carretera secundaria. En ningún momento intenta huir a pesar de la cercanía del cazador que graba las imágenes, que ha tenido que detener su vehículo para no atropellarlo.

Se desconoce, según Pablo, el origen de la enfermedad. La primera referencia de ella la encontramos en el libro "Weichselboden" escrita por el duque de Baviera.

El propio Ortega escribía hace tres años lo siguiente en su perfil de Instagram:

-“Sobre esta amenaza para los corzos, puede verse el libro "Weichselboden", del duque de Baviera, o mi propio y muy reciente "Más cosas de corzos". Ya van desgraciadamente dándose casos entre nosotros de esa tercera amenaza alada (que sumar a Cephenemya e Hypoderma) para los corzos ibéricos”.

Infestación y posible tratamiento

Según la opinión del presidente honorífico de la Asociación del Corzo Español, no es necesaria una herida previa para la infestación del animal, debido a que las larvas, una vez depositadas, son capaces de abrirse camino por sí mismas.

Veterinarios recomiendan, una vez detectados los parásitos, extraerlos directamente presionando la herida. Si no es posible retirarlos todos, tapar la lesión con vaselina o aplicar algún insecticida para matar los gusanos. Se desinfectará la zona y, si es necesario, se administrarán antibióticos. Este tratamiento es prácticamente imposible llevarlo a cabo con ejemplares de fauna salvaje.

Gusanos que comen carne de animales vivos

Existen 180 especies de dípteros con la capacidad de causar miasis. Consiste en la infestación por parte de larvas de múscidos, califoridos, gasterofilidos y estridos de animales vivos. Se alimentan de los tejidos vivos y muertos, de fluidos o de alimentos ingeridos.

Según detalla Pablo Ortega, el origen de esta parasitación es la mosca verde botella común (Phaenicia sericata o Lucilia sericata), que forma parte la familia Calliphoridae, presente en la mayoría de las áreas del mundo. Aves, mamíferos, reptiles, batracios, felinos, marsupiales y primates, incluido el hombre, pueden verse afectados por las larvas.

Ataque a poblaciones de ciervos

No hay apenas estudios realizados sobre la incidencia de la mosca carnicera en las poblaciones de corzos ibéricos. Pablo Ortega está realizando estudios al respecto. Episodios de estas características también han sido detectados en las poblaciones de venados.

En el estado de USA de Florida, en octubre del año 2016, las poblaciones de ciervos de una especie autóctona en peligro de extinción de los Cayos de Florida se vieron diezmadas por una plaga de gusanos comedores de carne (Cochliomya hominivorax). Se alimenta, al igual que la mosca carnicera, de los tejidos del cuello y las cabezas de los ciervos. Las hembras ponen los huevos en cualquier herida abierta, incluso las causadas por picaduras de garrapatas. En el plazo de un día, se convierten en larvas que se alimentan de los tejidos del animal.

La enfermedad, detectada y erradicada hace tres décadas, con su irrupción provocó el sacrificio de un centenar de ciervos por parte de los biólogos de la reserva. Las autoridades liberaron hembras estériles para evitar su reproducción y así intentar frenar el avance de la infestación.

Éramos pocos…

Otro de los parásitos que está afectando a la salud de las poblaciones de corzos ibéricos es Ia Cephenemyia stimulator. Esta enfermedad parasitaria afecta casi en exclusiva a los pequeños ungulados.

Club de Caza entrevistó en agosto del año 2020 a Florencio Markina, presidente de la Asociación Española del Corzo, y Luis Eusebio Fidalgo, doctor de la Universidad de Santiago de Compostela, expertos que llevan investigando la enfermedad durante décadas.

Pulsa en la siguiente imagen para acceder al artículo:

corzo

 

Comparte esta noticia!

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.