Actualidad

Vídeo

La hora del desayuno para esta pequeña liebre y lo hace con un tazón de leche

Un pequeño lebrato disfruta de un gran tazón de leche. A continuación te contamos cómo puedes cuidar de una cría de esta especie si la encuentras desamparada o huérfana en el monte.

11/09/2021 9:30:05 | Javier Fernández | Archivado en:  Liebre.

liebre bebiendo leche

Comparte esta noticia!

Te explicamos cómo actuar en el caso de encontrar una liebre de corta edad abandonada o accidentada. Desde Club de Caza recordamos que no se debe molestar ni tocar a las especies en época de cría. Únicamente intervendremos en casos de necesidad extrema.

La liebre necesita nuestra ayuda más que nunca

Lo primero a comprobar en el caso de tratarse de un gazapo o lebrato es su grado de hidratación. Para ello apretaremos la piel en la parte posterior de su cuello. Si esta no se retrae cuando la sueltas, el animal sufre deshidratación y debemos acudir  inmediatamente a un veterinario.

Otra manera de comprobar su estado es presionando suavemente su vientre para ayudarla a orinar. Si el líquido es de color oscuro, es un signo evidente de la falta de líquidos en el lebrato.

Calostro de leche de gata para alimentar al lebrato

En el caso de gozar de buen estado de salud, la alimentarnos, según explican expertos lebreros, con calostro de leche de gata. Se trata de la primera leche que produce una hembra después de dar a luz y forma parte de la composición de la leche de gata en este primer periodo. Se puede adquirir fácilmente en centros especializados o en páginas de alimentación animal en Internet.

Durante aproximadamente tres semanas, lo alimentaremos únicamente con la leche varias veces al día utilizando un gotero o jeringa para introducir la comida en el interior de la boca y así evitar que se ahogue.

Siguiente estadio de alimentación

El número de tomas y la cantidad de alimento irá en función de la edad del animal. Después de alimentarla, es importante frotar suavemente el vientre bajo para provocar que orine. Pasado este periodo, incluiremos en su dieta heno o brotes tiernos. Mantendremos hasta la séptima semana de vida las tomas de leche.

Es importante mantener la temperatura del habitáculo de las liebres entre 18 y 21 grados. Si es necesario, usaremos una manta térmica para ello. Minimizar el contacto con los humanos para, una vez criadas, devolverlas a su medio natural en una zona donde pueda encontrar fácilmente agua y alimento.

No te lo pierdas

Un cazador que se desvive por salvar liebres

Jose Antonio Mairena lleva cazando 25 años y toda su vida ha estado rodeado de animales y disfrutando de lo que más le gusta: la caza.

Pulsa en la imagen para saber más:

Un galguero salva la vida de tres lebratos huérfanos

Eran animales no natos que fueron salvados para criarlos con mucho esfuerzo y que serán destinados a repoblar zonas castigadas por la mixomatosis.

Pulsa en la imagen para seguir leyendo:

 

Comparte esta noticia!

Noticias relacionadas

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.