Actualidad

Álava

Piden tres años de cárcel para el jefe de montes acusado de colaborar con furtivos

Se le acusa de hacer favores a furtivos que operaban en Álava y la Fiscalía solicita tales años de condena. Entre las acusaciones destaca la omisión de datos en casos de presunto furtivismo para favorecer a los infractores.

07/09/2021 14:15:22 | Alba Ruiz Flores | Archivado en:  DenunciasFurtivismoGuarda Forestal.

guarda acusado encubrir furtivos 3 años prisión

Comparte esta noticia!

La Fiscalía ha solicitado tres años de cárcel para el jefe de Montes de la Diputación de Álava implicado en el caso de los supuestos favores realizados a furtivos en el coto de Manzanos. De este, el presunto autor es acusado por el Ministerio Público de un delito por falsear documentos oficiales cometido por un funcionario público y haber omitido presuntamente otros datos de carácter esencial en un expediente de furtivismo con el fin de evitar la sanción para los implicados.

Pena y sentencia

Además de la petición de prisión mencionada, el Ministerio Público ha pedido también para el implicado un total de tres años de inhabilitación en su puesto de trabajo público en la Diputación, así como una multa que oscila entre los 15.000 euros.

Por otro lado, la acusación popular, habla de aumentar la petición de la solicitud de prisión a un total de cuatro años y medios, así como la inhabilitación del trabajo durante otros 4 años en cualquier tipo de trabajo de la Administración. En este caso, solicitan que la multa sea de un total de 30.000 euros.

¿De qué se le acusa?

En los escritos de acusación de la Fiscalía y los de la acusación popular se coincide con todo lo relato en base a lo que ocurrió el día 14 de mayo de 2017 en el coto de Manzanos.

Lo que sucedió fue que dos cazadores caminaban por el coto cuando comenzaron a escuchar disparos y tras esto vieron a otras dos personas, una de ellas con el arma y la otra arrastrando un corzo recién abatido.

Posteriormente se descubrió que se trataba de dos guardas rurales (guardas privados) pertenecientes a la empresa Artio, que en ese caso era la encargada del coto.

Además de esto, pudieron ver cómo los allí presentes cortaban la cabeza del animal y escondían los restos para después abandonar el lugar en coche y con la cabeza del animal.

Aviso al guarda forestal

Tras ser testigos plenamente de todo el proceso de lo ocurrido, los cazadores decidieron llamar por teléfono al guarda forestal de la Diputación, Andoni Díaz, quien acudió al lugar de los hechos en compañía de otro guarda.

Al seguir las indicaciones de los testigos, Díaz consiguió encontrar los restos del corzo abatido y encontraron también con un arma a uno de los dos furtivos.

Distintas denuncias

Fueron tres las denuncias presentadas ante este caso siendo una de ellas de los testigos y de las otras dos, una en contra de cada uno de los presuntos autores por parte del guarda de Diputación.

A pesar de esto los dos implicados no tuvieron que lamentar la apertura de un expediente sancionador por furtivismo, simplemente se les abría un expediente que sancionase de forma leve el hecho de cazar fuera del horario permitido para tan solo uno de los dos implicados. Así, lo relacionado con el furtivismo no tenía cabida alguna en el proceso legal.

Papel clave

La Fiscalía afirma en el escrito de acusación realizado que el papel del jefe de montes fue primordial para evitar que siguiesen su curso los expedientes por furtivismo.

Su propuesta de resolución, que fue enviada a la directora de Agricultura, finalizaba afirmando que no era necesaria hacer uso de un expediente sancionador.

De este modo, según explica la Fiscalía, en teoría se omitieron datos esenciales de lo ocurrido aquel día para tratar de conseguir que no se dictaminara la incoación del expediente sancionador.

Ejemplo de ello es que la Fiscalía corrobora que no se incluía en el informe de Andoni Díaz el hecho de que este hubiese encontrado previamente los restos del corzo abatido al seguir las indicaciones de los otros denunciantes, es decir, los testigos. Tampoco estaban presentes el resto de intervenciones de Andoni que permitían apoyar el testimonio de lo que los testigos habían visto.

Contradicciones

Según otros datos aportados por la Fiscalía, el jefe de Montes decidió no explicar en la tramitación de la denuncia de los testigos, que existían otros dos expedientes más, interpuestos por Andoni Díaz.

A pesar de que sería lo lógico en el proceso, no propuso que estas fuesen acumuladas en un mismo caso y esas denuncias por tanto tampoco prosperaron, sin llegar ni siquiera a entrar en la fase de instrucción según señalan las acusaciones.

Omitiendo información

Tras analizar el relato de las acusaciones, se comprueba el esfuerzo del jede de Montes en subrayar la existencia de un video de lo sucedido pero que no podía determinar los hechos.

Son unas imágenes grabadas y mencionadas por los denunciantes, las cuales no se llegaron a utilizar ni siquiera por ellos al no ser claras y poder dar lugar a confusión.

Aun así, la Diputación insistió en que el video debía ser enviado y así fue, por lo que en otro momento el informe del jefe dedicaba 9 páginas al video que previamente criticaba por no ser de una calidad clara.

Ante semejantes desequilibrios entre dar gran importancia al video y omitir datos como el haber encontrado el cadáver del animal, la Fiscalía considera que esta persona tenía como objetivo salvar a los furtivos del expediente sancionador.

Largo recorrido

El caso mencionado en la finca de Manzanos ha sido el más sonado y además el más avanzado judicialmente, sin embargo, hay cantidad de intereses cruzados aplicados a la caza en Álava, principalmente en los que el guarda forestal ya mencionado Andoni Díaz realizaba distintas denuncias públicas y judiciales.

Este hombre desde hace años trata de alertar de que muchas de las sanciones interpuestas en el monte después se retiraban o rebajaban en los tramites seguidos en Diputación.

Otros guardas

Distintos guardas de la Diputación confirmaron al medio CADENA SER que lo que ocurría era que había cazadores en el monte que conocían a gente que se encontraba trabajando en los despachos de la Diputación que les quitaría las multas y así era como algunos lograban que sus sanciones no avanzaran.

Levantando sospechas

Ante todo lo sucedido Díaz decidió transmitir de forma interna las sospechas de lo sucedido ante sus superiores, incluidos algunos cargos políticos de la Diputación, pero tras esto tuvo que denunciar que el caso que le hicieron fue nulo.

Así, el pasado mes de febrero se le abría un expediente por parte de la Diputación a Díaz, en este caso un expediente disciplinario tras una denuncia de distintos funcionarios de la Diputación. Cabe destacar, además, que este guarda forestal ha estado amenazado de muerte en distintas ocasiones.

No te lo pierdas

La Fiscalía de Álava investiga si la Diputación prevaricó en varios casos denunciados por delitos de caza

Hoy hemos desayunado con una noticia de esas que más indignan. De momento, se trata de una investigación, pero huele bastante mal por todo lo que viene arrastrando, desde hace ya cuatro años.

Pulsa en la imagen para saber más:

 

Comparte esta noticia!

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.