Actualidad

Andalucía

El virus africano que matará a la mitad de las perdices en Cádiz

Hace escasas fechas, cazadores gaditanos denunciaron la aparición de perdices rojas, faisanes y palomas torcaces muertas en sus acotados. Gonzalo Domecq presidente de Asper, Asociación para la Defensa de la Perdiz Roja, confirma que el causante de esta masiva mortandad de aves, al igual que ocurrió en el año 2010, es el virus Bagaza.

04/09/2021 9:14:03 | Javier Fernández | Archivado en:  Perdiz Roja.


Comparte esta noticia!

En un primer momento, se barajaron varias hipótesis por parte de cazadores, guardas rurales, orgánicos y veterinarios de la zona. El análisis de varias aves por parte de Asper ha posibilitado descubrir la causa de la epizootia.

Asper, con fondos propios, averigua la causa de la mortandad de las aves

Club de Caza entrevista al presidente de la Asociación en Defensa de la Perdiz Roja. Agrupación que ha posibilitado analizar perdices encontradas muertas y determinar del causante de la masiva mortandad de aves en Cádiz. Gonzalo Domecq, presidente de la asociación creada en mayo del año 2002, se percató a mediados de julio, al igual que el resto de los miembros de la agrupación, de la muerte de un alto número de aves en los terrenos que gestionan.

Rápidamente, decidieron tomar cartas en el asunto y enviaron a un laboratorio independiente de Zaragoza ocho aves, entre perdices y faisanes, recién muertas halladas en el campo. Hace unos 20 días recibieron los resultados de las pruebas que confirmaban que se trataba de Bagaza. Notificaron los resultados a la Junta de Andalucía. Esta, días más tarde, confirmó los resultados del estudio sufragado por los cazadores después de recibir los datos de los análisis de las aves enviadas a Algete, al Laboratorio Central de Veterinaria dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Según Gonzálo Domecq, la epizootia se ha extendido casi a la totalidad de la provincia, aunque hay zonas a las que aún no ha llegado. Donde no llegue, se podrán organizar ojeos. Manifiesta que, al igual que en el año 2010, el brote puede acabar con la mitad de la población de perdices de la Cádiz.

bando perdices
Bando de perdices fotografiadas hace dos meses en Cádiz.

Un alto índice de mortalidad en faisanes y perdices

El elevado número de ejemplares, en algunos cotos han encontrado bandos enteros sin vida, fallecidos en algunas zonas ha obligado a los cazadores a suspender los ojeos previstos para la presente temporada. Este hecho se convierte en un varapalo económico para la ya maltrecha salud de las orgánicas y acotados gaditanos, que vieron imposibilitado el desarrollo normal de la pasada temporada debido a la pandemia. El turismo cinegético es uno de los motores económicos de la provincia.

En un primer momento se barajaron varias hipótesis

Según distintos testimonios de cazadores, guardas rurales, orgánicos y veterinarios de la zona, en un primer momento se barajó la posibilidad que la causa fuera el uso de un nuevo tipo de nitrato en la siembra de girasol. Se repetía el patrón de este cultivo en las zonas de mortalidad masiva. Por otra parte, un veterinario de la provincia que había recogido muestras de animales enfermos y aves sin vida veía la posibilidad que el origen de las muertes fuese el virus del Nilo.

Así te lo contamos. Pulsa en la imagen para leer los detalles:

perdices muertas

Hace una década el virus Bagaza diezmó las poblaciones de perdices de la zona

En el verano del año 2010 se produjo una situación similar en la provincia de Cádiz, aunque cazadores de la zona confirman que mortandades de aves tienen lugar cada año desde esa fecha durante los meses de agosto y septiembre. El número de perdices rojas y faisanes fallecidos todos los años no ha llegado a crear alarma ante el escaso número de aves afectadas. En el año 2010, la masiva mortandad obligó a la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en la provincia de Cádiz a iniciar una investigación. Se analizaron post-mortem 15 ejemplares de perdiz y cuatro de faisán.

Ocho meses más tarde, los resultados apuntaron a que el causante de la muerte de las aves podría tratarse del virus de origen africano Bagaza, flavivirus de procedencia africana no detectado antes en Europa que se transmite a través de un mosquito del género Culex y el contacto directo entre aves enfermas.

Todos nos preguntamos cómo llegó a la provincia de Cádiz este virus desconocido en Europa hasta la fecha. Los técnicos de la Delegación de Medio Ambiente apuntaron que “el origen de la aparición del virus podía estar asociado a la migración de aves silvestres infectadas o a las sueltas y repoblaciones ilegales".

¿Qué debemos hacer para poner freno a la mortandad de aves?

Club de Caza ha contactado con un veterinario especializado en aves para consultar los pasos a seguir y evitar que sigan muriendo las perdices rojas y faisanes. Nos indica que, al tratarse de un virus, partícula de código genético, ADN o ARN, encapsulada en una vesícula de proteínas,

como la mayoría de las infecciones de este tipo, no dispone de tratamiento específico. Sin embargo, sí que se puede realizar tratamiento sintomático pero, en este caso, difícilmente administrable al tratarse de animales silvestres. Ofrece como solución la fumigación de las zonas para acabar con los vectores de transmisión, algo inviable, y la desinfección diaria de comederos y bebederos, hecho sumamente complejo si se tratan de acuíferos naturales.

A día de hoy, Asper está buscando cómo tratar las perdices para fortalecer su sistema inmunológico y así aumentar su grado de supervivencia al virus.

¿Quién forma parte de Asper?

En mayo del año 2002 se crea la Asociación para la Defensa de la Perdiz Roja, Asper, con el principal objetivo de defender y conservar la patirroja autóctona, realizar estudios de situación de la especie, el seguimiento de su evolución y la respuesta a las medidas que se adopten, evaluar la efectividad de las actuaciones encaminadas a mejorar el hábitat y la capacidad de acogida del entorno natural de la perdiz roja.

La agrupación, con casi dos décadas de vida, ha estado presidida desde su creación por Gonzalo Domecq. En el acto de presentación de la Asociación en mayo del año 2002 este apuntó:

“Ante el alarmante descenso de la población de perdiz roja en el territorio nacional, estamos convencidos de que la provincia de Cádiz y las zonas limítrofes con Sevilla son el mejor reducto para la perdiz roja, dado que existe una importante población de esta especie. Sin embargo, si no se desarrollan en breve diversas medidas, la tendencia general que supone la desaparición de este ave acabará por imponerse”.

A su vez, el presidente de Asper culpabilizó, entre otras causas del descenso de las poblaciones de perdiz roja a “los cambios ocurridos en el ecosistema y la presencia de depredadores pero, sobre todo, es opinión generalizada de técnicos y profesionales del sector que la perdiz de granja es transmisora de determinadas enfermedades que afectan a la roja”.

Entre las medidas que propone la asociación para paliar el descenso de las poblaciones de perdices salvajes, están “solicitar todo tipo de medidas que contribuyan a fomentar y establecer un ecosistema favorable para la cría y el desarrollo de la especie, además de otras iniciativas

que persiguen la aplicación de medidas de control de depredadores, principalmente, de zorros y ratas, en el marco de la legislación vigente y respetando el equilibrio ecológico global. Asimismo, Asper llevará a cabo estudios de población, sexo, densidades óptimas según los tipos de terreno, estado sanitario de las diversas zonas o mejora de los hábitats, entre otros, para su posterior divulgación entre los titulares de cotos y la propia Administración, tratando de favorecer en todo momento una población óptima en cuanto a calidad sanitaria, densidad y nivel de reproducción”.

 

Comparte esta noticia!

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.