Actualidad

Lleida

Una rehala de drahthaars, setter y podencos

Este rehalero cuenta con una rehala muy peculiar. A lo largo de los años ha ido utilizando razas como el setter inglés, el bruno de jura o el xarnego. En la actualidad también incluye drahthaars y teckels.

16/04/2021 19:31:23 | Javier Fernández | Archivado en:  Jabalí.

rehala drahthaar caza jabalíç

Comparte esta noticia!

Un rehalero nos habla, desde su experiencia después de tres décadas en el mundo de la rehala, las cualidades de las diferentes razas de perros que han formado parte de su cuadrilla a lo largo de los años.

Tres décadas en los montes del norte de España

El experimentado rehalero leridano del municipio de Roselló, ubicado en la comarca del Segriá, ha compartido con Club de Caza sus experiencias durante más de 30 años en los montes oscenses y catalanes. Nos cuenta los motivos que le han llevado a decidir que teckels, podencos y drahthaars sean los perros a día de hoy que formen parte de su rehala.

Una dinastía de cazadores

Su mentor en la caza fue su padre Joseph Torrelles, gran aficionado a la caza menor con el que compartió apasionantes jornadas desde que contaba con tan sólo 8 años de edad. A los 18 obtuvo el permiso de armas y comenzó a cazar en solitario en los terrenos del acotado del municipio oscense de Peralta de la Sal, junto a su perra Inca se Sacha, de la raza setter irlandés.

El cazador junto a los drahthaars de su rehala
El cazador junto a los drahthaars de su rehala.

Un jabalí a muestra de perro

Allí tuvo su primer encuentro con el jabalí cuando su perra se quedó de muestra en un barranco mientras intentaba recuperar una perdiz aliquebrada. El cazador se vio sorprendido por la irrupción de un cochino de más de 70 kilos que portaba una notable boca. El enfurecido animal intentó embestirle.

A menos de dos metros de su posición, efectuó un disparo con un cartucho de perdigón del número 7 que impactó en la cabeza del jabalí, que se desplomó a escasos centímetros de sus pies. A lo largo de la temporada logró abatir otro cochino en un lance de similares características.

Apasionado de la caza del jabalí

Era inevitable. El veneno de la caza del jabalí ya estaba en su sangre. A partir de ese momento empezó a participar en la diferentes batidas de cochinos que se celebraban en el acotado. Para la caza en mano decidió sumar el trabajo de un teckel. Esta nueva incorporación propició que lograra abatir varios ejemplares más junto a sus perros.

rehala de drahthaars, setter y podencos

Podencos ibicencos y xarnegos

Años más tarde, su compañero Ricart Reche le regaló un podenco fruto del cruce de ibicenco y xarnego, que incorporó a su cuadrilla. A día de hoy, después de más de 25 años, Ricart y Joseph siguen cazando juntos. A partir de esa fecha, el rehalero fue sumando podencos a su equipo hasta el número de 9. Ya era poseedor de una rehala, lo que siempre había soñado.

Ha formado parte de diferentes collas durante las últimas tres décadas. Entre ellas, podemos destacar la colla oscense de Castellonroy, de la que forma parte en la actualidad, la Colla de Bolony Tremp, con la que compartió apasionantes jornadas de caza durante 15 años, y la colla de Llavorsi.

Perros de rastro

Un lustro más tarde, incorporó al equipo 9 perros de la raza Bruno de Jura, que se sumaron a una setter inglés que adquirió para la caza de la codorniz, podencos y teckels. Fue el primer cazador de la zona que hace ya 20 años empezó a utilizar collares GPS para conocer en todo momento la ubicación de sus perros. El hecho de que esta raza de perros, debido a su impresionante olfato, fuese capaz de seguir el rastro de las piezas a gran distancia, en ocasiones muchos kilómetros, le llevó a cederlos a otra cuadrilla de cazadores.

rehala de drahthaars, setter y podencos

El drahthaar protagonista de su rehala

El destino y el agradecimiento de un compañero propició la incorporación de un perro de la raza drahthaar a su equipo. Un amigo competidor en la modalidad de San Huberto al que desgraciadamente le falleció su perra una semana antes del torneo, conocedor de sus habilidades en la caza de la codorniz, le pidió prestada la perra a Joseph. En una semana adiestró a la perra, Nora de Playabarri, que sorprendentemente logró hacerse con la victoria en el campeonato provincial. Como muestra de agradecimiento, el campeón le regaló un perro de la raza drahthaar procedente de un criador alemán.

Más de 20 agarres en la misma temporada

La incorporación de esta raza de perros le ha permitido aumentar la fuerza de la rehala a la hora de producirse un agarre. Hay temporadas que su cuadrilla de perros ha sujetado a más de 20 jabalíes. El cazador quiere compartir con nosotros sus experiencias y explicarnos las características de los perros que han formado parte de su rehala con el paso de los años.

Cualidades de caza raza

Los teckels son perros valientes, tenaces, de gran olfato y con una impresionante capacidad de trabajo. De los podencos, cruce de ibicencos y xarnegos, le sedujo su inteligencia, velocidad y su proverbial olfato.

Los perros de la raza Bruno de Jura, como perros de rastro que son, cuentan en el olfato la mayor de sus virtudes, pero su tenacidad, capaces de seguir el rastro de una pieza hasta el fin del mundo, le hizo que dejaran de formar parte de su cuadrilla.

Los drahthaars presentan una gran capacidad de trabajo, una buena sujeción a la hora del agarre, valentía y fuerza. El rehalero los define como todoterrenos de la caza.

rehala de drahthaars, setter y podencos

Un podenco le salvó la vida

A lo largo de su trayectoria cinegética, el cazador ha visto en varias ocasiones peligrar su vida mientras cazaba, sobre todo en los maizales. Acude a ellos para intentar ayudar a los agricultores debido a los daños que los jabalíes causan en las siembras. Le han embestido y ha sufrido diversas contusiones. Por suerte, hasta el día de hoy los navajeros, lo único que han logrado, es desgarrar su ropa, nunca su cuerpo.

En una ocasión uno de sus perros, un podenco de color blanco, le salvó la vida al lanzarse sobre la jeta del jabalí para proteger al cazador cuando este, a la hora de entrar al remate, tuvo la mala suerte de caer ante la cara del macareno.

 

Colaboración de Eusebio Ezquerra, administrador del grupo de caza Solo Jabalí

Rehalas y realeros

¿Qué perro prefieren los rehaleros para cazar el jabalí?

Club de Caza ha consultado a varios propietarios y propietarias de rehala de diferentes puntos de España para conocer cuál, según su experiencia y su opinión, es el mejor perro de agarre para el jabalí y qué características debe mostrar para integrarse en una eficaz rehala.

Pulsa en la imagen para saber más:

Rehala de podencos oritos de la Cora Rayya

Una rehala compuesta únicamente de podencos oritos destaca en las montería andaluza, dado que es la única compuesta por esta raza de perros, a la que Gaspar Jiménez define textualmente como «perros de gran olfato que en momentos concretos actúan como sabuesos pero con la inteligencia y la improvisación de un podenco».

Pulsa en la imagen para seguir leyendo:

 

Comparte esta noticia!

Noticias relacionadas

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

ACCOLADE 2 LRF PRO

ACCOLADE 2 LRF PRO

Makers Vision

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.