Actualidad

Accidentes

Así se evitan los rebotes tras los disparos

Un vídeo de un disparo a un jabalí con un río justo detrás nos sirve para ilustrar el riesgo de rebotes de los disparos. Pero, ¿qué factores causan esos peligrosos rebotes de las balas o sus fragmentos?

23/02/2021 11:34:13 | Antonio López Espada | Archivado en:  Accidentes.

factores evitar rebotes balas disparos caza

Comparte esta noticia!

Los rebotes de proyectiles son algo muy marginal en la actividad venatoria. Los cazadores cuentan con la formación necesaria para saber en qué circunstancias se producen y hacer todo lo posible para evitarlo. Es por eso que situaciones como la que presenciamos en el siguiente vídeo, que no ha sido grabado en España, son cada vez más raras.

Por resumirlo mucho, cuando una superficie no absorbe la energía que transmite un proyectil, la física actúa para explicar cómo esa energía se traslada en un ángulo determinado por varios factores, como la dureza de la superficie y la resistencia que ofrezca al proyectil o la posición de esa superficie con respecto a la entrada de la bala.

¿Qué influye en los desvíos de los proyectiles?

Se denomina Influencias dinámicas a las resistencias que puede encontrar un proyectil en su trayectoria. Y estas resistencias actuarán para provocar cambios en esa trayectoria que hemos fijado justo antes de tirar del gatillo.

Dentro de ellas, se han establecido varios grupos:

-Resistencias normales, que son las que presenta el ambiente: viento, altitud, fuerza de la gravedad, temperatura…

-Resistencias anormales. Son resistencias como cualquier cuerpo que encuentre la bala en su trayectoria, como ramas, hojas, rocas, árboles, o incluso la parte del cuerpo del animal al que disparamos. No olvidemos que la trayectoria del proyectil puede continuar tras el impacto.

Vamos a ver cuáles son las causas más probables de los rebotes de los proyectiles disparados por arma de fuego.

Impactos en superficies sólidas

No se debe disparar cuando detrás del objetivo detectamos rocas, un tronco de árbol, suelo helado. Una superficie dura opone una gran resistencia al impacto de una bala. Esto la lleva a ceder escasamente ante la energía del impacto, lo que favorece el rebote. Pero lo hace con un ángulo de salida normalmente menor que el ángulo de incidencia del proyectil. A continuación explicamos este concepto.

Ángulo de incidencia o ángulo crítico de entrada de la bala

Es el formado por la horizontal del orificio de entrada. Esto significa que, dependiendo, y mucho, del tipo de bala, de la velocidad que desarrolla en el momento del impacto, la superficie contra la que impacta y su posición, puede producirse el rebote del proyectil. Cuando los ángulos de incidencia son de entre 30 y 50 grados, se puede producir con más probabilidad el rebote de la bala y su fragmentación.

Balas ‘duras’ que impactan en partes sólidas

Aunque no solo las balas que cuentan con blindaje o chaqueta endurecida rebotan, sí son las que más pueden llegar a dispersarse tras un impacto. Es el ejemplo claro de lo que observamos en el vídeo. El proyectil impacta en la parte alta del jabalí, muy probablemente en zona ósea (columna). Esto produce la fragmentación de la bala y la posterior dispersión de los pedazos, que vemos impactar en la superficie del agua.

Los fragmentos de bala dispersos, muy peligrosos

Muy a tener en cuenta, cuando la bala se fragmenta y rebotan estos pedazos de metal, la energía final que desarrollan se ha establecido entre un 20 y un 50 por cien de la que desarrolla el proyectil cuando es dispersado por el impacto.

El rebote de una bala sobre el agua

rebote de bala sobre agua

Uno de los ejemplos más referenciados al hablar de rebotes de proyectiles disparados con armas de fuego es el producido en superficies de agua. Se puede originar cuando el proyectil impacta a una velocidad determinada y en un ángulo concreto en la superficie del agua. Entonces, esa superficie se comporta como si fuera un cuerpo sólido. Los líquidos no se comprimen debido a la tensión superficial y se produce el rebote.

Desgracias por rebotes de proyectiles

El rebote de su disparo en una piedra puede hacer que pierda el ojo

Un cazador ha resultado herido por el rebote de un disparo en una piedra que terminó volviéndose contra él. Disparó a un jabalí y el proyectil rebotó y le impactó en uno de sus ojos.

Pulsa en la imagen para más información:

rebote de su disparo en una piedra

Un policía, herido por el rebote de una bala mientras trataban de sacrificar a un zorro enfermo

El suceso se produjo el pasado martes, poco después de las once de la mañana. Los agentes recibieron una llamada que alertaba de que el animal estaba herido en una zona cercana a las instalaciones deportivas.

Pulsa en la imagen para saber más:

Un policía, herido por el rebote de una bala

 

Comparte esta noticia!

Noticias relacionadas

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.