Actualidad

Cantabria

No autorizan abatir lobo en una batida y cuatro días después matan seis ovejas

La administración no autorizó abatir el lobo en dos batidas celebradas en Cantabria, a pesar de que la manada que habita la zona está produciendo cuantiosos daños a los ganaderos. Cuatro días después de celebrarse la última de las batidas los lobos matan 6 ovejas y dejan varias gravemente heridas.

20/02/2021 18:08:32 | CdC | Archivado en:  CantabriaLobo.

Comparte esta noticia!

El ataque ha sucedido en el interior de la villa de Treceño. La finca que ha sufrido el ataque es anexa al terreno cazado en la última batida, en el que se vieron varios ejemplares de lobos durante la cacería.

No se puede cazar el lobo

Las autoridades cántabras no autorizaron abatir un ejemplar de lobo a una cuadrilla que cazaba dentro de la Reserva de Saja, en el lote de San Cifrián, en ninguna de las dos cacerías celebradas, la última el domingo 14 de febrero. Y esto, a pesar de los cuantiosos daños causados a los ganaderos de la zona.

El lobo volvió a atacar tras la batidas. La última vez, el pasado jueves día 18, a escasos metros de sus viviendas.

Los cazadores pretendían ayudar a los ganaderos

Los cazadores, al comienzo de la cacería preguntaron a los agentes forestales si la batida tenía concedido un precinto de lobo debido a las numerosas incursiones de los cánidos en las cercanías de las viviendas de los municipios cántabros de Cabezón de la Sal, San Vicente del Monte y la villa de Treceño perteneciente a la localidad de Valdáliga, núcleos urbanos que delimitaban el lote.

Un no por respuesta

La respuesta fue negativa por parte de los agentes, a pesar de haber matado los lobos dos ovejas recientemente en el municipio de Cabezón de la Sal, a 6 kilómetros de la parte del lote que se cazaba esa jornada.

El ataque que costó la vida a dos ovejas y que ha sido atribuido a los lobos después de la inspección de los Agentes Forestales se produjo de madrugada en una finca conocida como Los Ciruelos, entre el río Saja y las viviendas de Vernejo, a un kilómetro del centro urbano del municipio de Cabezón de la Sa.

Se pudo haber abatido el lobo

Durante la batida, pasaron frente a las posturas a distancia de disparo dos lobos que fueron respetados por los cazadores. Cuatro días más tarde, en una ganadería, cercana a la zona cazada, concretamente en la villa de Treceño y a unos escasos 20 metros de una de las viviendas, en pleno centro del pueblo, se produjo un ataque que costó la vida a seis de ovejas y dejó gravemente heridas a varias más. Todas ellas hay que sumarlas al más de medio centenar que han perdido los vecinos de la villa víctimas de los lobos en lo que va de año.

Ovejas muertas por el lobo en Treceño.
Foto de las ovejas que los lobos mataron en Treceño.

Controvertidas decisiones por parte de la Administración cántabra

A pesar de los cuantiosos ataques perpetrados por los lobos y que están causando numerosas pérdidas a los ganaderos de diferentes comunidades autónomas, la Comisión Estatal de Patrimonio Natural del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO), con el apoyo de las autonomías cuyos ganaderos no tienen este problema, decidió prohibir la caza del cánido en toda España.

Cantabria es una de las comunidades que se opone frontalmente a esta decisión, pero curiosamente niega la posibilidad a los cazadores de abatir al lobo en los lugares que ocasionan daños, a pesar de que la prohibición aún no ha entrado en vigor.

 

Comparte esta noticia!

Noticias relacionadas

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.