Actualidad

Italia

Un cazador es atacado por perros y pasa 45 minutos subido a un árbol

Un roble se convirtió en el refugio que salvó la vida a un cazador que tuvo que encaramarse a sus ramas. El motivo estuvo en varios perros pastores que se acercaron ladrando y gruñendo, incluso intentando subir al mismo árbol para alcanzarle.

14/01/2021 15:47:17 | CdC | Archivado en:  Internacional.

cazador atacado perros pastores sube árbol 45 minutos

Comparte esta noticia!

Ha sucedido en unos bosques de Maremma. Allí un cazador de 40 años estaba apostado esperando el paso de palomas torcaces cuando tres perros pastores mostraron una actitud agresiva.

El rebaño pasó cerca del cazador

Un viejo roble se convirtió en la salvación de este cazador, que tuvo que subir a las ramas más altas para alejarse de los perros, que le persiguieron. Todo comenzó cuando ya había colocado su cimbel y esperaba la entrada de palomas torcaces. Entonces escuchó el cencerro de las ovejas. El pastor había decidido pasar por aquella propiedad, un acotado donde el cazador suele ir para intentar dar caza a las palomas.

Como él mismo ha relatado, el sonido de los cencerros fue dominado por el de los ladridos de los perros. En cuanto le detectaron, comenzó el trabajo de estos poderosos canes, que no diferencian a la hora de proteger al ganado. Son tres mastines o perro pastor de la Maremma y de los Abruzos, canes imponentes en tamaño y en valor.

Perros capaces de enfrentarse y hacer huir al lobo

De hecho, una de las fotografías que Club de Caza consiguió viralizar el pasado mes de marzo recogía el momento exacto en el que un ejemplar de esta raza perseguía a un lobo que se había acercado demasiado a su rebaño.

Aquí tienes la noticia que publicamos. Pulsa en la imagen para acceder a ella:

mastín enfrentándose a un lobo

Ni huir ni usar el arma, solo quedaba subir a un árbol

Cuando el cazador vio que los perros se acercaban demasiado en actitud agresiva, no tuvo muchas opciones. Huir no fue una de ellas. Los perros se habrían alterado aún más y le hubieran perseguido y alcanzado fácilmente. Ni pensó en hacer uso de su arma, como ha manifestado: «Nunca le habría disparado, Dios no lo quiera, yo también tengo perros». Por lo que hizo por lo que muchos otros habrían optado: subirse a un árbol.

Una vez allí, dos de los mastines se dieron por satisfechos y volvieron junto al rebaño, pero el otro perro le dio el susto de su vida a este cazador. Le siguió hasta el roble, subiendo sus patas delanteras al tronco y ladrando y gruñendo en actitud muy agresiva.

La policía avisó al pastor

En un primer momento, gritó para comprobar si el pastor estaba cerca y podía llevarse a los perros, pero nadie acudió. Afortunadamente, llevaba su teléfono móvil y pudo avisar a la policía forestal. La suerte le sonrió cuando la red móvil estuvo disponible, algo que en la zona es difícil.

Una vez explicado todo a los agentes, hicieron lo más efectivo: rastrear el contacto del pastor y avisarle con urgencia. Este acudió rápidamente a recoger a los perros.

El pastor será multado

A pesar de que los perros no tienen responsabilidad ni culpa algunas, los policías iniciaron propuesta de sanción para el pastor por «omitir la custodia y efectuar una deficiente tutela de los animales». Algo en lo que el cazador se muestra de acuerdo: «Los perros hacían su trabajo, pero el pastor debe estar con ellos o controlarlos, sobre todo cuando salen de sus recintos. ¿Qué hubiera pasado si se cruzan con un setero o con alguien que no hubiera sabido reaccionar?».

Este es el perro pastor de la Maremma y de los Abruzos

Atendiendo a la morfología de los perros de esta raza, entendemos la reacción de este cazador, que se quitó de su alcance con urgencia. La FCI lo describe, en su estándar oficial, como «un perro grande de estructura fuerte y aspecto rústico y a su vez majestuoso y realmente típico». Una descripción poco detallada de su apariencia general, pero a la que podríamos añadir adjetivos como «intimidante» o «poderoso». Acudiendo a la descripción de su comportamiento, destaca que «su función principal es de perro de guardia y defensa de los rebaños y la propiedad en general, asevera su manera en la realización de estas tareas, con la percepción y también con devoción a su amo y a todo su entorno».

Este es el perro pastor de la Maremma y de los Abruzos

Su pelo es una de sus señas de identidad, con un tupido manto, duro al tacto, un leve ondulado en las zonas de más longitud y en un precioso color blanco con la tolerancia de un leve salpicado de sombreados en tonos marfil, naranja pálido o limón.

Además, estos grandes canes, de hasta 45 kilos de peso y con una altura a la cruz que alcanza, en los ejemplares más grandes, los 73 centímetros, son capaces de correr ágilmente. Son perros de trabajo que han sido sometidos a la más eficiente selección: los mejores eran los que se elegían para continuar sus líneas genéticas.

 

Comparte esta noticia!

Noticias relacionadas

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.