Actualidad

Portugal

La montería de la vergüenza hace clamar a los cazadores: eso no es caza

Ola de indignación entre los cazadores lusos y españoles ante el daño sufrido a la imagen de la caza. Esto no es caza.

24/12/2020 11:40:28 | CdC | Archivado en:  Internacional.

Comparte esta noticia!

Montería Portugal

La montería tuvo lugar el pasado fin de semana en una finca cercada de la localidad portuguesa de Azabuja, próxima a Lisboa, en la que se abatieron 540 reses, principalmente venados y jabalíes, en la que participaron los miembros de un club de monteros pacenses.

Las autoridades lusas han abierto una investigación ante los lamentables hechos acaecidos y la ola de repulsa que se ha producido en la sociedad y en el colectivo de cazadores.

Indignación causada en el colectivo cinegético

El acto que tuvo lugar en Portugal en la finca Torre de Bela ha causado una enorme indignación en la sociedad en general, principalmente de grupos políticos y asociaciones ecologistas, pero también entre el propio colectivo de cazadores.

Finalmente, el suceso ha desembocado en la apertura oficial de una investigación por parte del Gobierno para saber en qué circunstancias se desarrolló la montería.

Origen de la polémica

La polémica surgió después de que alguno de los participantes publicasen imágenes de la montería en redes sociales, jactándose del número de animales abatidos en la cerca por sólo 16 personas.

Los participantes posaron con los trofeos abatidos exhibiéndolos en las redes y enorgulleciéndose ante tal hecho, llegando a calificar incluso como un record el alto número de ejemplares abatidos.

El éxito de una jornada de caza no se mide por el número de ejemplares abatidos, esto no es caza.

Distorsión de la realidad cinegética

Este hecho ha indignado al colectivo cinegético ante el daño sufrido a la imagen de la caza, ya que se han hecho eco de este acto la mayoría de los medios de comunicación españoles y portugueses, tratándolo en titulares como acto cinegético cuando esto no es caza.

El presiente de la Federación extremeña sale en defensa del sector

El propio presidente de la Federación Extremeña de Caza, ha mostrado su descontento al respecto.

En declaraciones realizadas al periódico El Mundo, José María Gallardo ha dicho textualmente: «estos cazadores dan una imagen falsa y distorsionada de lo que representa la caza y los cazadores en la actualidad. Bajo un principio de legalidad, y de titularidad privada, no se puede confundir esa imagen con la del sector, que es ejemplar en el cuidado de la caza en libertad y el cuidado medioambiental y sostenible; nosotros promovemos —continúa— una caza ética, donde el animal está en libertad, y donde el cazador no tenga por encima de la pieza una ventaja excesiva».

Grave daño sufrido a la imagen de los cazadores lusos

En redes sociales cazadores portugueses han reflejado su malestar ante lo acaecido: «Horrible lo que estamos pasando como consecuencia de esto en Portugal. Estos Monteros de la Cabra de Mariano Morales y Virgínia Rodríguez han hecho más daños en la caza en Portugal que los anti-caza en diez años. Esperemos que no vuelvan jamás a Portugal».

Afirman sentirse conmocionados ante los efectos negativos que este hecho tendrá sobre el sector cinegético, viéndose dañada su imagen y la de las personas que practican la caza en Portugal.

Se está investigando si la montería estaba autorizad.

El ICNF es el organismo que regula la actividad cinegética en Portugal y afirma, que no tuvo conocimiento previo del acto cinegético que se realizó en un área clasificada como «zona de caza turística» por lo que ha iniciado una investigación para comprobar si se ha cumplido con la legalidad.

En ese caso, la legalidad de la montería depende de la orgánica que la organiza, a día de hoy se cuestiona la legalidad de la misma.

El ministro de Ambiente y Acción Climática, Joao Pedro Matos Fernández, quien calificó de acto «vil e inaceptable», está convencido de que han cometido un «delito ambiental». Por este motivo, enviará una queja al Ministerio Público para que se investigue la existencia del delito «contra la preservación de la fauna a los propietarios, los organizadores y los cazadores».

La caza es gestión y sostenibilidad

A pesar de mostrar la repulsa ante este acto que lo único que ha hecho ha sido ensuciar la imagen del sector.

Es fácil defender al resto de cazadores y orgánicos ya que, por suerte, no todo el mundo actúa de la misma manera en el mundo de la caza.

El cazador junto con el orgánico realiza una caza ética y sostenible respetando los cupos impuestos para poder así hacer una gestión correcta de las poblaciones de animales.

 

Comparte esta noticia!

Noticias relacionadas

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.