Actualidad

Salamanca

Esta cazadora abate dos jabalíes en una montería de ensueño

Ana Muñoz logró abatir en una jornada inolvidable dos jabalíes en una montería celebrada el pasado domingo, uno de ellos con un trofeo considerable.

22/12/2020 18:59:59 | CdC | Archivado en:  Lances.


Comparte esta noticia!

El segundo, de buen porte pero sin boca, cayó abatido a escasos metros del lugar donde se encontraba situada tras ser embestida por el macareno.

La cazadora, miembro de la Sociedad de cazadores de La Alberca, en unos espectaculares puestos de cierre que le tocaron en suerte en una de sus monterías sociales, vivió un día de caza que difícilmente podrá olvidar.

Caza en pareja

Ana Muñoz, cazadora salmantina natural de La Alberca, acompañada por su marido Alberto en los terrenos de la sociedad del municipio situados en la Reserva de Las Batuecas, logró abatir con su rifle de la marca Benelli, modelo Argo del calibre 30/06 con munición Norma de 180graims plastic point, dos jabalíes machos de buen porte.

En esta jornada la montera era Ana, ya que es la socia que celebraba la montería. En cambio, en otras jornadas solamente acompaña a su marido cuando cazan en los terrenos de la sociedad local a la que este pertenece.

Ana es digna sucesora de una dinastía de cazadores, ya que su abuelo, sus tíos y cinco de sus nueve hermanos son cazadores.

Dos lances en los que jabalíes entraban en la mancha a batir

En ambos lances los cochinos que se encontraban fuera de la zona a cazar se dirigían al interior de esta, algo nada usual.

El primero de ellos fue abatido por la mañana, ya que en la sociedad dividen la jornada de caza en dos partes, cazando una mancha por la mañana y otra tras el almuerzo.

El segundo lo abatió en el puesto de tarde, el mayor jabalí que ha cazado en su vida.

Trofeo jabalí

El jabalí embiste a la cazadora

A Ana le tocó en suerte en la jornada de mañana un bonito puesto de cierre rodeado de brezos, robles y castaños, situado en el lugar donde se recogían los perros, muy alejado de la suelta.

Transcurrido un tiempo tras la suelta de los perros Alberto oyó un ruido en un brezal que se encontraba a espaldas de la mancha a batir.

Instantes después, a escasos diez metros del puesto, ya que era una zona de monte muy tupido, apareció un jabalí al que Ana disparó hiriéndolo en una extremidad delantera.

El animal, tras recibir el impacto y percatarse de la presencia de los cazadores, se lanzó contra ellos.

La cazadora, con temple y nervios de acero, lo abatió de un certero disparo en la cabeza a cinco metros de donde se encontraba.

Textualmente nos dice Ana: «si no le acierto nos atropella».

Necesitó varios minutos para bajar sus pulsaciones, que se habían disparado tras este peligroso lance.

Trofeo jabalí

Un gran jabalí que soportó tres impactos antes de caer abatido

A Ana en la segunda mancha a batir también le tocó en suerte otro puesto de cierre. En este puesto, al igual que en la mañana, la suerte le deparó otro lance en el que un gran jabalí se dispuso a entrar en la mancha a cazar procedente del monte que se encontraba tras ella.

Alberto grababa con su móvil una corza que se dirigía al lugar en el que se encontraban, a la que permitieron seguir su camino sana y salva, ya que no se trataba de una especie a cazar.

Tras el cérvido este oyó un ruido de un animal de mayor porte del lugar que provenía la corza que se desplazaba por la espesura.

Tras unos segundos de tensa espera apareció frente a Ana un gran jabalí que, tras darse cuenta de la presencia de la cazadora, intentó escapar escalando una pared de piedra evitando que le pudiera disparar en ese momento.

Se ocultó tras la pared de piedra pero la única vía de escape que tenía era una ladera frente al lugar que ocupaba la montera.

Tras unos minutos de tensa espera Ana logró divisar al cochino que intentaba huir. Realizó un primer disparo que logró derribar al animal sobre unos brezos, pero no fue mortal de necesitad ya que le quedó un poco alto, cerca del cuello. El animal logró incorporarse a pesar del impacto.

Ana le disparó por segunda vez pero no logró que la bala impactara contra el animal, quedando este oculto tras una pequeña loma que había frente a ella.

Como el jabalí se dirigió a la zona de donde provenía fuera de la mancha a cazar y no había ningún tipo de peligro, Alberto se asomó al lugar donde por última vez vieron al cochino. Allí estaba, tras la loma, tumbado sobre el brezo.

Al ver que estaba aún vivo llamó a Ana para que acudiera al remate. El macareno, al percatarse de la presencia de ambos, se volvió a poner de pie e intentó huir de nuevo.

La cazadora efectuó un disparo que logró derribarlo, pero a pesar de haber recibido ya dos impactos intentó levantarse otra vez.

La montera le apuntó al codillo y de un certero disparo logró abatirlo. Vendió cara su derrota ya que aguantó tres impactos antes de caer finalmente.

Cuando Ana y Alberto se acercaron al cochino pudieron darse cuenta del tamaño de la boca del jabalí que acababan de abatir. Pesó unos 90kg y lucía una boca de considerable tamaño.

El trofeo está pendiente de extraer de la cabeza del animal para poder ver sus medidas y ser homologado.

Te interesa

Un cazador abate un gran jabalí a escasos centímetros de sus botas

Jaleado por el trabajo de los perros y los gritos de los rehaleros, el jabalí de su encame y atraviesa a gran velocidad una zona sin vegetación buscando su huida. No espera encontrarse con el cazador que se oculta tras un arbusto. No puedes perderte el desenlace de este lance.

Pincha en la imagen para más información:

Impresionante jabalí cazado en Orense

Este espectacular jabalí ha sido abatido en Orense, en el coto de Toen, por José Emilio Lorenzo, miembro de la cuadrilla de Toen. Lo cazó el sábado 5 de diciembre. Te contamos cómo fue el lance.

Pincha en la imagen para más información:

Padre e hijos cazadores abaten un jabalí de 117,5 puntos

No hay nada más bello que un padre pueda compartir su pasión con sus hijos, y estos, con sus progenitores. Es el caso de la familia Mateo, Francisco Javier, el padre, con Javier y Ángel, los hijos, que abatieron un jabalí con unas imponentes defensas, 130 kilos y 117,5 puntos.

Pincha en la imagen para más información:

 

Comparte esta noticia!

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.