Actualidad

Jaén

Detienen a dos furtivos in fraganti que habían capturado 20 aves protegidas

El 21 de noviembre el guarda rural jienense Carlos Enrique López Martínez, junto a una patrulla del Seprona de la comandancia de Linares, detuvieron in fraganti a dos furtivos que tenían colocadas más de 30 cepos para la captura de aves.

29/11/2020 20:30:04 | CdC | Archivado en:  AndalucíaFurtivismo.

Comparte esta noticia!

Carlos Enrique López, guarda rural de la Sociedad de Caza y Pesca de la localidad jienense de Linares, que cuenta con una superficie de más de 10.000 hectáreas acotadas, detuvo junto a una patrulla del Seprona a dos furtivos que estaban capturando con cepos, provistos de hormigas aladas, aves protegidas.

Tras el aviso de uno de los socios del coto, que se encontraba cazando en la zona el día 14 de noviembre, y que pudo ver varios cepos colocados —en uno de ellos había un ejemplar de petirrojo abatido por la trampa—, Carlos se personó en el lugar de los hechos pero, debido a que se encontraba a más de 10 km del sitio, cuando llegó solo encontró rastros evidentes de que los cepos habían sido colocados allí.

La zona era una mancha de monte cercana a una urbanización

Para intentar localizar a los furtivos montó un dispositivo que duró una semana, hasta el siguente sábado en el que se realizó la intervención, ya que durante este tiempo los furtivos no volvieron a colocar los cepos.

El sábado 21 de noviembre Carlos se dirigió al lugar donde la semana anterior habían colocado los cepos y, tras dejar su vehículo, una motocicleta, a más de un kilómetro del lugar de los hechos para no alertar de su presencia a los furtivos, realizó una inspección en la zona de monte en la que pudo ver varios cepos puestos en los que había un herrerillo muerto.

Volvió al lugar donde se encontraba la motocicleta para solicitar desde allí el auxilio de una patrulla del Seprona de la comandancia de Linares, que tras 20 minutos se personó en el lugar donde se encontraba.

Carlos y uno los agentes se dirigieron a la zona de monte y, tras localizar uno de los cepos, se ocultaron en la maleza para realizar un apostadero.

Tras dos largas horas de espera oyeron voces, eran los furtivos, que se dirigían hacia donde ellos se encontraban ocultos.

Estos en ningún momento se percataron de la presencia del guarda y del agente.

Cuando se encontraban a escasos metros de ellos ambos salieron a su encuentro, quedando los dos individuos sorprendidos de ello.

Portaban en las manos cuatro cepos, una lata llena de hormigas aladas y tres aves protegidas muertas en una bolsa de plástico, un herrerillo, una bisbita y una curruca.

Se les identificó por parte del agente del Seprona y se les invitó a comunicar el lugar donde estaban ubicados el resto de los cepos, reconociendo sólo la existencia de dos más.

Mientras que el agente los acompañó al lugar donde se encontraba su otro compañero para realizar las diligencias oportunas, Carlos inspeccionó la zona de monte donde halló 30 cepos más y 16 aves protegidas muertas en ellos.

Los agentes abrieron las respectivas diligencias y citaron a los dos individuos en la comandancia de Linares al tratarse de un acción tipificada como delito contra la flora y la fauna.

Te interesa

Liberan pájaros ilegalmente capturados y detienen a cinco furtivos

El Guarda Rural del coto de caza de Moguer, en la provincia de Huelva, junto a la patrulla del Seprona de la comandancia de este municipio, han realizado una intervención en la que fueron detenidos cinco presuntos furtivos capturando fringílidos con una red de suelo.

Pulsa en la imagen para más detalles:

 

Comparte esta noticia!

Noticias relacionadas

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.