Actualidad

Robos

Le roban la escopeta de su vehículo al parar para comprar una botella de agua

Menos de diez minutos. Eso es lo que tardaron los ladrones en romper la ventanilla de su vehículo mientras Javier compraba una botella de agua. Le robaron su escopeta y ahora se enfrenta a una dura sanción.

19/10/2020 18:59:59 | CdC | Archivado en:  AndalucíaRobos.

Robo coche escopeta
Foto archivo

Comparte esta noticia!

El propio cazador, en declaraciones a Club de Caza, ha confirmado que entró a comprar la botella de agua e intercambió unas palabras con el propietario del local, un conocido suyo. En menos de diez minutos le abrieron el coche y le robaron una escopeta de calibre 12 de la marca Benelli modelo Belmonte 2. Sucedió el pasado sábado, día 17 de octubre a las 7'30 mañana.

Una parada rápida para comprar una botella de agua

Javier Fernández Illacucci, vecino del municipio sevillano de Gerena, se dirigía, como cada fin de semana durante la temporada, a un coto cercano a su domicilio donde practica la caza.

Durante el camino a la finca, se percató de que no tenía agua y se detuvo en un bar de la localidad, aparcando su vehículo a quince metros de la entrada. Cuál fue su sorpresa al salir del establecimiento al encontrar roto el cristal de la ventanilla trasera izquierda.

Al abrir la puerta trasera del coche confirmó que le habían robado el arma, una escopeta del calibre 12 de la marca Benelli modelo Belmonte 2, que le había regalo su mujer por su cumpleaños, junto a su mochila de caza, en la que había munición y diferente documentación.

Un conocido delincuente merodeando la zona

Javier nos cuenta lo sucedido: «Aparqué el coche a escasos 15 metros de la puerta del local, entre una furgoneta y unos cubos de basura. Entré para comprar una botella de agua y me entretuve unos minutos hablando con el dueño del local. Al salir a la calle me encontré con la ventanilla rota y con que el arma no estaba en el maletero, junto a la mochila.

Llamé inmediatamente al 112 donde me comunicaron que debía llamar a la Guardia Civil. Se personaron tres agentes al lugar de los hechos, me tomaron declaración e hicieron fotos del vehículo.

Les comenté que personas que estaban en el exterior del local y que tampoco se habían percatado del robo habían visto merodeando a un conocido delincuente de la zona con numerosos antecedentes penales. Tras esto, me dirigí a la comandancia de Gerena para realizar la consiguiente denuncia».

Diez minutos y nadie vio ni escuchó nada

En esos escasos minutos, vecinos del pueblo que estaban sentados en el exterior del local y que no oyeron nada, vieron merodeando por la zona a un conocido delincuente del pueblo. Nadie vio nada. Nadie escuchó cómo rompían el cristal ni cómo huía el ladrón.

Javier supone que aprovechó el paso del camión de la recogida de residuos para romper el cristal y que nadie lo oyera. No encuentra otra explicación.

Posibles sanciones para el cazador

El reglamento de armas, capítulo VII, artículo 156, dice textualmente en su párrafo C.

«La omisión, insuficiencia o ineficacia de las medidas o precauciones obligatorias para garantizar la seguridad de las armas en los domicilios o lugares de uso, o en circulación, con multa de 300,51 a 1.502,53 euros, si se trata de armas largas de ánima lisa, y con multa de hasta 3.005,06 euros, si como consecuencia se hubiera producido pérdida, sustracción o del arma».

Según fuentes consultadas en Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil, además de la sanción, probablemente se le revocará el permiso de armas, ya que se puede considerar este hecho como abandono del arma, ya que solo está permitido dejarlas en el vehículo por razones de fuerza mayor, y comprar una botella de agua no es una necesidad vital.

 

Comparte esta noticia!

Noticias relacionadas

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

3 comentarios
19 oct. 20:37
joselu3  
Y ahora le daran un premio al ladron.
20 oct. 21:49
Bisagras
Que pais quien le ha visto y quien le ve.
22 oct. 18:07
cabonar
Si hubiera entrado en el bar a por el agua, con la escopeta en la funda para que no se le pudieran robar en el coche, le habrían denunciado por introducir un arma en un establecimiento público.
¿Cuál es la solución?.
El sentido común dice que la culpa es del delincuente que le ha roto la ventanilla del coche, le ha robado un objeto de su propiedad de unos dos mil € y la documentación que supone ingentes carnés y licencias.
La ley dice que es culpa suya, ¡en estas manos estamos!.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.