Actualidad

Perros de caza

Desesperado rescate de su perro de caza tras caer en un profundo pozo

Un cazador andaluz se llevó ayer un buen susto al ver cómo su perro de caza caía a un poco muy profundo. Nada menos que 23 metros de caída. Sus compañeros de caza acudieron a su llamada de socorro y vivieron cinco horas de angustioso rescate.

21/09/2020 17:57:14 | CdC | Archivado en:  Perros.

Comparte esta noticia!

Un bretón de dos años y medio de edad cayó dentro de un pozo de 23 metros de profundidad cuando iba a cobrar una paloma que había abatido su propietario, Cristian Mercado.

Su pasión por la caza le hizo caer al pozo

Este cazador de la localidad de Linares, en la provincia de Jaén, estaba cazando conejos junto a su fiel compañero Tyson, un epagneul bretón de dos años y medio. En un momento de la jornada, una paloma le puso a prueba, y el cazador consiguió abatirla. Entonces, el bretón procedió al cobro, una tarea en la que ya es un gran experto.

En su apasionada carrera, no se percató de la existencia de un pozo sin tapar del que Cristian desconocía su ubicación. El perro, al intentar saltarlo, se precipitó dentro del profundo agujero, chocando con la pared del pozo.

A Cristian se le vino el alma al suelo cuando lo vio caer

Al llegar al filo del pozo, que no tenía brocal, ya que en un lado estaba enterrado en la tierra, escuchó a Tyson. El perro seguía vivo. Incluso logró verlo dentro, en fondo.

Los Cazadores han notificado a los propietarios de las tierras la existencia de ocho o diez pozos en el coto con las mismas características para que sean tapadas.

La caza es solidaridad, sobre todo en estos casos

Enseguida, Cristian llamó por teléfono a su compañero, Jorge Juan Martínez, que acudió presto en su ayuda junto a su pareja Andrea. Cristian no se explica cómo, pero en una hora se habían personado cuatro compañeros más para ayudarle en el rescate.

Con este ingenio consiguieron sacarlo

Cinco largas e interminables horas, desde las 10.30 hasta las 14.40, estuvieron Cristian y sus compañeros intentando sacar del pozo a Tyson. Tras pretender que entrara en una cesta y no lograrlo, ya que el perro parecía encontrarse en buen estado, decidieron fabricar una estructura con cuatro palos atados con cuerdas y envolverla con una sábana para que, cuando la izaran, se quedara una oquedad en forma de cesta y así subir de manera segura al perro.

Tras varios intentos y tras poner comida en el centro del artilugio Tyson entró dentro de él. Al principio lo subieron sólo un metro para ver cómo aguantaba la estructura y cómo se comportaba Tyson. Pero el perro se tumbó. Parecía esperar su salvación, ya que otra caída podía ser fatal.

Al ver que soportada el peso, lo levantaron tirando de unas cuerdas hasta llevarlo a la superficie, operación que duró unos minutos que le parecieron horas a Cristian.

Un ansiado abrazo con el perro

Cuando su propietario pudo sacar al perro de la sabana se fundió con él en un abrazo, lo besó, no sabía si gritar si llorar. Rápidamente lo cargo sobre sus hombros hasta llegar a su vehículo, que estaba a casi dos kilómetros de distancia, para llevarlo a un veterinario de urgencias al que había llamado y lo estaba esperando.

Una aseguradora que no le hizo sentir seguro

Cristian, en un momento de desesperación llamó telefónicamente a atención al cliente a una conocida aseguradora de caza para preguntar si su póliza le cubría los gastos de la intervención de los bomberos. Como nos cuenta el cazador, la operadora, que estaba en la línea de atención al asegurado, le dijo que no lo podía confirmárselo en ese momento, y hasta esta mañana no le han llamado para decirle que sí le cubría dentro de sus coberturas. Evidentemente, esta mañana el cazador no necesitaba ninguna respuesta.

Cristian nos asegura que, si hubiese sido necesario, habría llamado a los bomberos para rescatar al perro. No le importaba que su seguro no le atendiera a tiempo y lo hubiese pagado con su propio dinero.

Los milagros existen

Tras la caída de 23 metros y ser reconocido de una forma exhaustiva por parte del veterinario de urgencias, Tyson tiene sólo una extremidad contusionada y una fisura en una costilla. Se le ha recomendado reposo.

Cristian quiere agradecer públicamente la solidaridad mostrada por los cinco compañeros que estuvieron a su lado en todo momento. Especialmente a Jorge Juan y a Andrea, los primeros en llegar con una escalera de nueve metros.

 

Comparte esta noticia!

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.