Actualidad

Galicia

Denuncian una batida organizada en terrenos prohibidos

La organización de una batida en terrenos señalizados como prohibidos para la caza ha llevado a la denuncia de una sociedad de cazadores.

10/09/2020 11:00:00 | CdC | Archivado en:  Galicia.

Batida ilegal

Comparte esta noticia!

En todo el perímetro de los terrenos pertenecientes a la Comunidad de Montes se observan carteles que indican la prohibición de la caza en ellos. La decisión se había tomado en Asamblea a través de su derecho a prohibir la caza en los terrenos de su propiedad, amparándose en la Ley de Caza de Galicia que en su artículo 17 recoge claramente la posibilidad de ejercer la facultad de exclusión para los titulares de los terrenos.

Estos son los párrafos de la Ley:

Os/As titulares dos terreos que non cederon o dereito cinexético de xeito expreso a favor do/da titular ou titulares do tecor conservan o seu pleno dereito a prohibir que se practique a caza nos devanditos terreos.

2. O exercicio da facultade de exclusión dun terreo para a práctica da caza entenderase expresado de modo manifesto pola colocación de sinais perfectamente visibles que prohiban a entrada nel, con carácter xeral ou para a práctica da caza en particular, colocados no perímetro ou nos accesos practicables do respectivo terreo*.

*Los propietarios de las tierras que no hayan cedido expresamente el derecho de caza a favor del propietario o titulares del Tecor conservan su pleno derecho a prohibir la práctica de la caza en dichas tierras.

2. El ejercicio de la facultad de excluir terrenos para la práctica de la caza se entenderá expresado manifiestamente por la colocación de carteles perfectamente visibles que prohíban la entrada en él, en general o para la práctica de la caza en particular, colocados en el perímetro o accesos. practicable desde el terreno respectivo.

La batida se realizó a pesar de todo

Ante la realización de una batida de caza en dichos terrenos por parte de los cazadores obviando los carteles indicativos de «Prohibido Cazar» se procedió a requerir la presencia de los agentes de la autoridad.

La Guardia civil procedió a identificar a todos los presuntos infractores y a levantar acta de la realización de la actividad cinegética en dichos terrenos a pesar de estar perfectamente visibles los carteles indicando prohibido cazar.

Los afectados aseguran que en los próximos días se procederá a la presentación de la pertinente denuncia administrativa que determinará la gravedad de los hechos y las probables responsabilidades de los cazadores implicados.

De corroborarse los hechos sucedidos, los supuestos infractores podrían enfrentarse a una sanción muy grave por cazar con armas en terrenos con prohibición permanente para el ejercicio de la caza, lo que podría llevarles aparejada una sanción económica de entre 6.001 y 30.000 € y la retirada de la licencia de caza, así como su inhabilitación para obtenerla por un periodo de cinco años y un día a diez años.

La versión de la Sociedad de Caza de Dozón

El presidente de la sociedad de caza de Dozón, José Rodríguez, es uno de los presuntos infractores. Hemos contactado con él para que aporte su versión de los hechos. Explica que las cosas no son como se han descrito hasta ahora y que las batidas empezaron el pasado día 22, pero que los carteles fueron colocados el 21 por la tarde. «Yo había hecho las preguntas pertinentes en medio ambiente y parece ser que fue ese día 21 cuando la Xunta recibió un intento de segregación de este monte», explica Rodríguez, que también aclara que previamente interpuso una denuncia ante el Seprona «porque está prohibido por ley señalizar algo que no está aprobado».

Cazadores de esta sociedad acudieron a una batida el pasado domingo, «teóricamente puedo cazar hasta que haya resolución por parte de la administración de quién va a ser el responsable cinegético de este monte», explica el presidente de la sociedad. Entonces, uno de los propietarios avisó a la Guardia Civil, que se personó en el lugar. «Les mostré el plan anual, la resolución que demuestra que no se nos impedía cazar en la zona, el plano de infraestructuras del tecor y la lista de participantes», narra Rodríguez que, a principios de semana, fue al cuartel a interponer una denuncia puesto que, asegura, uno de los responsables del terreno los increpó, molestó e incluso fotografió durante la batida. «Además, presenté el escrito pertinente en Medio Ambiente, aportando la denuncia y toda la documentación, para así saber quién va a ser el titular cinegético de los terrenos», añade.

¿Segregación o prohibición?

Ante estas declaraciones, los denunciantes confirman su versión de que «en este caso no se trata de un expediente de segregación. Siguen estando dentro del Tecor. La Comunidad de Montes ejerce la facultad de exclusión».

También puntualizan que «el propietario de los terrenos puede ejercer la exclusión de la caza en ellos, entrando en vigor tras la colocación de los carteles que lo indican, sin hacer falta ninguna resolución administrativa».

 

Comparte esta noticia!

Noticias relacionadas

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.