Actualidad

Polémica

La vicepresidenta del Parlamento de Andalucía confunde 15 perros mestizos con podencos y carga contra los cazadores

Las redes arden con la metedura de pata de Esperanza Oña Sevilla, vicepresidenta del Parlamento de Andalucía y alcaldesa de Fuengirola. Ha subido a su perfil de Facebook un vídeo de varios perros a los que llama «podencos» y cargando contra los cazadores.

08/08/2020 12:19:15 | CdC | Archivado en:  Polémica.

Vicepresidenta Parlamento Andalucía confunde15 perros mestizos con podencos y carga contra los cazadores

Comparte esta noticia!

El desconocimiento de esta persona con respecto a los perros de caza es lo de menos en este caso. Claramente, los perros que aparecen en el vídeo no son podencos. Pero es que aunque lo fueran. Un cargo público de la política andaluza no puede acusar a los cazadores de abandonar a sus perros cuando se encuentran perros en cualquier sitio.

Se equivoca en todo

La oleada de reproches hacia Esperanza Oña no se ha hecho esperar, y multitud de usuarios, hartos de unas acusaciones sin fundamento que se repiten cada día, le han mostrado a la diputada andaluza sus errores.

Los comentarios que han corregido el flagrante error de la política del Grupo Parlamentario Popular han sido los siguientes:

Una perra probablemente parida en el campo

Un joven pero experimentado cazador albaceteño explica lo que la política ha subido incurriendo en una torpe confusión:

-« Esa camada nacería en el campo fuera del alcance de cualquier persona. De alguna perra que parió en el campo. No utilice ni manche la imagen de los cazadores. Esa perra puede ser de cualquiera, incluso suya, así que no acuse sin saber. A parte de que esos perros tienen poca clase de perros de caza, como dicen de podenco».

¿Ensuciar la imagen de un colectivo desde el desconocimiento?

-«Las personas ‘publicas’ deberían medir el alcance de sus palabras antes de pronunciarlas. Con todo el respeto señora Oña, quizá en los tiempos que corren resulte muy rentable posicionarse en contra de algunos colectivos como los cazadores, podenqueros, etc… No voy a entrar en los motivos que le han llevado a publicar este post, ni si lo ha hecho con intención o no de ensuciar la imagen de tal o cual colectivo. Lo único que le pido como aficionado al podenco y ciudadano de a pie es que, antes de afirmar algo, se asegure de que está en lo cierto. Aprovecho la ocasión para invitarla a conocer a auténticos podenqueros que se desviven por sus animales hasta el extremo, podenqueros con una ética impecable a la hora de cuidar a sus perros, cosa que por suerte abunda mucho en su provincia que también es la mía».

Un cazador no le haría eso a su animal

Podencos dice: «De ahí ninguno es podenco. Soy amante de la raza desde muy pequeño y no tienen ni cruce, y estoy harto de que se hable de un cazador siempre que un perro es abandonado, cuando se han recibido miles de perros de perreras por la situación que tenemos porque solo se podía salir con perro y, ahora que no es necesario el perro para salir de casa, lo dejan por ahí donde pillan… Un cazador nunca haría eso con un animal».

Esos perros no son podencos

Son varios los usuarios que estallan ante el desconocimiento de esta persona hacia los podencos. Y se lo dicen claramente en sus comentarios:

-«Usted no ha visto un podenco en su vida, deje ya de demonizar contra el sector de la caza, no es la primera vez».

-«Esos perros no son de caza, ni mucho menos, por lo tanto el cuento de querer meter a los cazadores no cuela».

-«No son podencos señora, ni siquiera de caza, no nos haga la cama a los cazadores, como ya nos hacen los podemitas, el cazador de verdad ama y vive por sus animales».

-«Señora, antes de hablar sin saber aprenda por lo menos algunas razas de perros y lo que es un podenco. Porque creo que usted no sabe ni por dónde caga un perro».

 

Comparte esta noticia!

Noticias relacionadas

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.