Actualidad

Tarragona

Piden que se prohíba la caza en un pueblo de Tarragona alegando problemas de seguridad

Indignante el comunicado de un grupo reducido de vecinos de Banyeres que no duda en acusar que los perros de los cazadores de estar «descontrolados». Aseguran que no pueden salir de casa por culpa de los cazadores y de sus animales. En cambio, no se han registrado problemas con los cazadores.

24/01/2020 13:01:20 | CdC | Archivado en:  AnimalismoTarragona.

Prohibir la caza

Comparte esta noticia!

Una plataforma ciudadana pide que se prohíba la caza en Banyeres del Penedès y asegura que falta seguridad los fines de semana y señalan que los cazadores son los culpables. Desde la plataforma aseguran que no pueden salir de casa por culpa de los aficionados y que estos atemorizan a todos los residentes de la zona. Continúan las acusaciones contra el sector, y continúa la impunidad.

Recogida de firmas

Los vecinos empezarán pronto la recogida de firmas para pedir el cese de la caza. «Sientes disparos por todas partes y hay perros descontrolados», explican en un comunicado. Y es que no han dudado en culpar hasta a los fieles animales de «estar descontrolados».

Los cazadores responden

Hemos hablado con Joaquim Vidal, presidente de la Delegación Territorial de la Federación Catalana de Caza en Tarragona. Nos ha explicado que este movimiento lo lidera un grupo animalista que hace poco se manifestaron en contra de la caza reuniendo ¡a tres personas!

¿Perros descontrolados?

Vidal explica de manera clara la diferencia entre las manipulaciones de los animalistas y la realidad: «Un perro de caza no está descontrolado. En periodo de caza, los únicos perros que pueden ir sueltos son los de caza. Y en veda contamos con zonas de entrenamiento y adiestramiento para poder soltarlos de manera acorde a la normativa».

En cambio, el resto de perros sí que, como señalan las ordenanzas municipales, deben ir atados y controlados. Es una gran diferencia a la hora de hablar de perros descontrolados.

Propiedad privada

Vidal también puntualiza un aspecto fundamental como lo es el concepto de la propiedad privada aplicado a las fincas y terrenos de caza: «Estos animalistas desconocen lo que es la propiedad privada. Los agricultores son los propietarios de muchos de estos terrenos. El acceso a los cultivos o al monte y a los terrenos acotados es algo restringido por su propiedad.

»En época de caza los cazadores tenemos un permiso por escrito por el que pagamos al agricultor propietario de esos terrenos y a la Administración para entrar y deambular por esas fincas. Y ese dinero revierte en el municipio para mejoras en infraestructuras, caminos… Los paseantes no tienen este permiso. Pero pueden acudir a caminos municipales, bosques municipales… Es una diferencia enorme».

¿Prohibir la caza?

«No se puede prohibir la caza o deshacer una sociedad que lleva 100 años en funcionamiento», sentencia el representante de los cazadores federados de Tarragona. «Las primeras sociedades que surgieron fueron las de cazadores». Y alude a la normativa, que vuelve a contradecir a los animalistas: «Tenemos limitaciones, distancias de seguridad a carreteras, caminos, veredas, cauces de agua, y las respetamos. Desde la Administración se tiene que educar en lo que es la propiedad privada, la gestión de poblaciones, la ayuda a la agricultura…».

 

Comparte esta noticia!

Noticias relacionadas

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.