Huelva

Un agricultor graba el enfrentamiento de dos linces ibéricos en una dehesa española

Una lince hembra defiende su territorios de la invasión de un macho mientras un numeroso grupo de ciervos contempla la contienda desde la distancia. La intervención de un agricultor evita momentáneamente el enfrentamiento directo. Te mostramos junto a este espectacular documento las imágenes de una hembra de lince junto a sus dos crías grabadas en Huelva por un guarda rural.

La población de linces se ha visto incrementada en un 23% en 2021. La especie ha alcanzado el número de 1.365 ejemplares en la Península Ibérica según el último censo publicado desde el proyecto LIFE LYNXCONNECT, donde Fundación Artemisan participa como socio.

Individuos territoriales

Según la página oficial del proyecto Life+IBERLINCE, "los linces adultos regentan territorios que pueden solapar en gran parte con los contiguos de adultos de sexo contrario y en menor medida con los de su mismo sexo". El tamaño del territorio de una lince está relacionado con la densidad de conejos.El tamaño medio de la zona de caza del depredador ronda las 600 hectáreas, pero se conocen territorios mucho más amplios circunscritos a espacios de baja calidad. Así, cuanto mayor calidad tenga el hábitat menor es el territorio de los felinos, ya que encuentran los recursos necesarios en menos superficie.

Los investigadores relacionan la adquisición del territorio de un nuevo ejemplar como consecuencia de la muerte del animal regente, por enfrentamientos entre el invasor y el propietario del territorio o por la colonización de zonas que hayan mejorado en los años anteriores.

Reproducción de los linces ibéricos

Las hembras pueden reproducirse a partir de los dos años, aunque suele ocurrir con más edad por no haber conseguido normalmente establecerse antes. Los linces entran en celo una vez al año, entre diciembre y principios de marzo, por lo que se espera que los primeros partos tengan lugar a finales de febrero y principios de marzo, una vez superado el periodo de gestación normal del lince ibérico que es de entre 63 y 66 días.

Es frecuente que algunos jóvenes subadultos de la camada del año anterior permanezcan y colaboren en la crianza de nuevos cachorros de su progenitora. En ocasiones madre e hija comparten territorio durante años. Juan Báñez y Manuel Moncada nos muestran las imágenes de una hembra de lince acompañada de dos crías. Los vídeos fueron grabados el sábado en los terrenos de la Sociedad de Cazadores del municipio de Almonte durante el desarrollo de una patrulla en prevención del furtivismo.

Lucha conespecífica por territorios

En las imágenes grabadas por un agricultor en una finca de caza mayor podemos ver el enfrentamiento de dos linces. El felino residente se enfrenta al dispersante para proteger su territorio, según Juan Báñez, guarda rural onubense conocedor de los hábitos y costumbres de la especie. En el acotado que gestiona junto al también guarda rural Manuel Mondaca Coronel habitan más de una decena de linces ibéricos.

Según la página oficial del proyecto Life+IBERLINCE,"es en la época de celo cuando los enfrentamientos suelen exasperarse llevando en ocasiones a la muerte de unos de los contrincantes en una lucha por acaparar el máximo número de hembras colindantes a varios territorios de machos en época reproductora. No es lo habitual, ya que suelen mantenerse informados de la ocupación de un territorio mediante el marcaje con orina y excrementos que los regentes realizan en toda su área de campeo o con encuentros en los que las amenazas son suficiente para mantenerse a raya. Sin embargo los escasos huecos en hábitat adecuado, pueden llevar a situaciones de agresividad extrema".

No te lo pierdas

Graba a una hembra de lince junto a dos crías en un coto de caza

Durante un paseo por un coto, un cazador ha conseguido grabar a una hembra de lince con dos cachorros. Te contamos dónde se han grabado estas preciosas imágenes.

Pulsa en la imagen para más información:

1.365 linces ibéricos, con un crecimiento del 23% en 2021 gracias al compromiso de cazadores y gestores con la especie

Fundación Artemisan celebra esta tendencia de crecimiento positiva que, con un incremento de cerca del 23% frente a los 1.111 ejemplares de 2020, indica que el final del peligro de extinción de la especie esta cada vez más cerca. Un avance posible en gran medida gracias a la enorme contribución de cazadores, gestores y propietarios de fincas privadas con el lince.

Pulsa en la imagen para saber más:

En Portada Ahora

Así se realizan los conteos de codornices ayudados con perros de muestra
¡Este bebedero es solo mío! Una perdiz roja expulsa a los conejos que acuden allí a beber
Más de 30 perdices arrancan en vuelo ante tres perros de caza
Un cazador graba a una jabalina amamantando a su prole en una espera nocturna
El vídeo del inmenso bando de palomas torcaces del que todo el mundo habla

Las más leídas

Necesitan el uso de un tractor para cargar un gigantesco jabalí en la parte posterior de un vehículo
Un lobo sigue a una persona que va en carro y le da el susto de su vida
El veterinario que miente en la televisión vuelve a la carga: «Si no estáis de acuerdo con la Ley de Protección Animal, callaros»
Un agente del Seprona muere por picadura de garrapata
La entrada en vigor de la Ley de Protección y Bienestar animal convertirá en ilegales a miles de animales en España