Crónicas de caza

Caza un jabalí al que le falta media mandíbula

Un cazador abatió el pasado fin de semana un jabalí selectivo al que le faltaba la lengua y medio hocico. El cochino tenía la herida cicatrizada y no presentaba muestras de estar desnutrido.

El ejemplar fue abatido, de un disparo de escopeta del calibre 12 a más de 100 metros de distancia, como nos cuenta el propio cazador. Sucedió el pasado sábado 27 de noviembre en Tona, localidad de la provincia de Barcelona.

La caza, modalidad selectiva que permite el abate de manera sostenible de determinados ejemplares

El jabalí ha sido capturado por Jordi Perramón, uno de los integrantes de la colla de cazadores catalanes del Senglar de Tona, grupo que recibe este nombre por su lugar de procedencia.


Así encontró el cazador al jabalí deforme tras ser abatido.

Esta cuadrilla ha saltado hace escasas fechas a la palestra por su peculiar forma de sacar los cochinos abatidos de las zonas de difícil acceso.

Pulsa en la siguiente imagen para ver el curioso vídeo:

La colla, compuesta por 64 monteros y 11 perreros, actualmente gestiona 20.000 hectáreas. Se ha perfilado como un ejemplo de convivencia, amistad y solidaridad entre sus integrantes.

Abate un jabalí a más de 100 metros con una escopeta de caza

Al montero le tocó en suerte un puesto en un cierre en la batida de jabalíes celebrada por la colla en los terrenos que gestionan en Tona. Se trataba de un puesto con un amplio tiradero.

En esta ocasión, no portaba rifle, puesto que su arma necesitaba ajustes de puntería. Este hecho había propiciado el yerro de varios ejemplares en el transcurso de la temporada por parte del montero y de manera inexplicable, por lo que decidió llevar a la cacería su escopeta de la marca Benelli.

Pasadas dos horas de la suelta de los perros, el cochino atravesó su postura a 100 metros. A pesar de la distancia lo derribó de un certero disparo en el codillo. No se percató hasta que se lo dijo un perrero de la merma que sufría el macho de 50 kilos de peso. Junto a este cochino, abatió otro ejemplar de un tamaño similar.

 

Colaboración de Eusebio Ezquerra, administrador del grupo de Facebook Solo Jabalí.

Jabalíes deformes que siguen vivos como si nada

El jabalí es un animal fuerte y duro. Muestra de ello es que soportan heridas y afecciones que matarían a animales más débiles, pero con las que ellos conviven.

Cazadores abaten de forma selectiva un jabalí con una gran tumoración en el hocico

El animal que presentaba un tumor de enormes dimensiones en su hocico, por lo que los cazadores decidieron abatirlo y acabar con su sufrimiento.

Pulsa en la imagen para seguir leyendo:

Graban un jabalí con un enorme agujero en su cuello

A este jabalí le falta prácticamente la mitad de su cuello. La parte trasera luce una herida que sorprende a todo el que la observa. ¿Cómo puede seguir vivo este jabalí?

Pulsa en la imagen para más información:

Vamos de caza y abatimos un gran jabalí al que le falta medio hocico

Te enseñamos el lance grabado, cómo lo rastrearon los perros, la ladra que desencamó a este gran jabalí. Acompáñanos en un apasionante día de caza tras grandes jabalíes.

Pulsa en la imagen para saber más:

En Portada Ahora

Espectaculares imágenes de carreras de galgos filmadas con un dron
Carretera cortada por jabalíes: imposible pasar
Unos marineros rusos graban un zorro entre pedazos de hielo a 24 kilómetros de la costa
Un mastín reacciona mordiendo a una mujer que se había tumbado encima de él
Se admite un nuevo recurso para que el lobo se pueda volver a cazar

Las más leídas

Un turón caza una liebre mientras lo graban todo
Así cazan conejos a diente los podencos ibicencos
La asombrosa carrera de una liebre por las calles de un pueblo para escapar de los galgos
Una cámara de fototrampeo graba a lo largo del año diferentes imágenes de corzos y jabalíes en el claro de un bosque
¿Quién dijo que los jabalíes no saben escalar?