LA HIDATIDOSIS
 
Alberto Arias
 

Para continuar con el tema anterior, en el que hablamos de los parásitos redondos que afectaban al cachorro, hoy te voy a describir una parasitosis, que si bien al perro pocos problemas le traen, al hombre le suele traer graves problemas de salud, es decir que quienes rodean al perro se pueden ver involucrados e una grave enfermedad.

La tenia productora de la hidatidosis es la tenia Echinococcus Granulosus, esta tenia en su forma adulta se alberga en el intestino del perro, en los animales domésticos y en el lobo, zorro y otros carnívoros salvajes, en gral. prefiere al perro como hospedador definitivo, es una tenia pequeña de 2,5 a 6 mm. de longitud, consta de 3 o 4 proglotides o segmentos, y él ultimo es claramente mayor al resto, este es el proglotide o segmento grávido que es el que contiene los huevos, dentro de ellos se encuentra el embrión u oncosfera, que será el que al invadir un hospedador intermediario, como los rumiantes, el cerdo, los equinos, y el hombre, producirán un quiste, muy prolífico y con abundante líquido, que puede desarrollarse hasta alcanzar el tamaño de una naranja, en los órganos que con mayor frecuencia parasita, que son el hígado y el pulmón, y ocasionalmente en otros órganos y tejidos.

En el ciclo entonces vemos que tiene un hospedador definitivo, en este caso y el que más nos interesa por estar cercano al hombre permanentemente es el perro, y un hospedador intermediario que son, los cerdos, los rumiantes domésticos(vaca y oveja) y salvajes( Alce, Ciervo, etc.), y el hombre. En el perro la tenia adulta libera al medio ambiente a través de la materia fecal, los huevos con su embrión dentro, estos a través de la alimentación son levantados por los hospedadores intermediarios, en el caso del hombre, la ingestión del huevo es en la mayoría de los casos por contacto directo con el perro y sus pelos o por el lamido del mismo, y también se da por consumo de verduras mal lavadas donde los perros han hecho sus deposiciones. Una ves dentro del hospedador intermediario, el embrión se libera y estos se van a localizar, en órganos como el hígado o el pulmón, en la mayoría de los casos, y como excepción se pueden localizar en otros órganos como el cerebro, allí comienzan su desarrollo en forma de quiste que contiene liquido, que se designan como hidatídicos por ese motivo, y ocasionan grande daños en los órganos que parasitaron.

La forma de evitar la parasitosis, es no alimentar con vísceras crudas que contengan quistes al perro.
   

El ciclo se cierra cuando los perros, y los carnívoros salvajes(lobos, zorros, coyotes, etc.) consumen las vísceras con quistes de los hospedadores intermediarios parasitados, estos quistes contienen los protoscolices, que darán origen a una tenia adulta dentro del huésped definitivo y así el comienzo de un nuevo ciclo, que en los hospedadores definitivos (perro) son asintomático a la infestación.

Es de destacar que los tratamientos en el hombre son generalmente la cirugía, y que dado el gran crecimiento de estos quistes, a veces las perdidas de tejido, en órganos como el pulmón e hígado, son muy importantes, y suelen alcanzar a veces el 50% del hígado, o la perdida de un pulmón.

La forma de evitar la parasitosis, es no alimentar con vísceras crudas que contengan quistes al perro, y tratamientos periódicos de desparasitacion con Praziquantel que es la droga de elección (5mg. /Kg de peso vivo), en las zonas endémicas la desparasitacion se recomienda cada 45 días, y es importante la destrucción mediante el fuego de la materia fecal, aun después del tratamiento. Es usual aumentar la dosis en un 50% en las áreas donde hay riesgo de infección para el hombre.

Como se podrá observar es muy importante la prevención y tratamiento de esta parasitosis, en nuestros perros, ya que el riesgo de una infección en el ser humano, es muy peligrosa, y puede costarnos la perdida parcial o total de un órgano tan importante como el pulmón o el hígado.


Alberto Arias